La nueva era de las renovables….pero no en España!

IMAGE: Dragan Grkic - 123RF

Barack Obama presenta un ambiciosísimo plan, America’s Clean Power Plan, con la idea de convertirlo en un legado que tiene necesariamente que ser asumido por su sucesor en el cargo, y que supone la más importante iniciativa emprendida históricamente contra el cambio climático.

Hillary Clinton, como posible próxima presidenta en el caso en que los norteamericanos decidan seguir dando su confianza a la opción demócrata, presenta la continuación del mismo plan como eje central de su campaña, y plantea una enorme y decidida apuesta por la energía solar, con un incremento de la capacidad instalada que alcanzaría los quinientos millones de paneles en hogares en cuatro años, y que supondría ser capaces, en menos de diez años, de generar suficiente energía de fuentes renovables como para alimentar todos los hogares norteamericanos. Un plan indudablemente muy ambicioso, pero que los expertos definen como factible. A este tipo de iniciativas públicas se unen además otras privadas, como la de Bill Gates, para plantear un nuevo panorama en torno a las energías renovables, completamente redefinido.

Las energías renovables y la generación distribuida, planteadas como estrategia de país. Mientras, en España, un sector eléctrico convertido en cementerio de elefantes para políticos jubilados, trata de coartar toda iniciativa similar al coste que sea, plantea impuestos al sol que intentan eliminar el atractivo de la generación distribuida, y pretende mantener la situación actual de un país que tiene el sol como uno de sus mayores recursos naturales, muy por encima de todos los países de su entorno cercano, pero permanece absurdamente anclado en la generación a partir de combustibles fósiles. Un ejemplo clarísimo de ridículo internacional y de legislación en contra del interés común. Cuando queramos darnos cuenta, habremos conseguido el muy poco meritorio récord de ser uno de los países más retrasados en ese sentido, contando originalmente con una de las mejores situaciones de partida.

Los Estados Unidos y la Europa desarrollada completamente tapizadas de paneles solares en todos los tejados, mientras en la soleada España seguimos quemando toneladas y toneladas de combustibles fósiles que incrementan nuestra dependencia de las importaciones y desequilibran nuestra balanza de pagos, para generar la electricidad que llega a nuestras casa. Vivir para ver.

http://www.enriquedans.com/2015/08/la-nueva-era-de-las-renovables.html