Dispositivo que recolecta agua de la humedad ambiental

Fontus RYDE

Fontus RYDE

Un estudiante de diseño industrial llamado Kristof Retezàr ha creado un dispositivo que captura la humedad ambiental para llenar una botella de agua. Se llama Fontus, está diseñado para bicicletas, y puede ser especialmente útil en viajes largos en los que no podamos llevar encima mucho peso. El dispositivo se une al cuadro de la bicicleta, y no es necesario hacer nada para que funcione, simplemente pedalear como siempre. Eso es porque el concepto detrás de este invento es muy simple, se basa en la condensación de la humedad que está en el propio aire que nos rodea.

Fontus genera energía eléctrica para hacer funcionar un pequeño enfriador, el cual baja la temperatura en cierta zona del aparato donde llega el flujo de aire para luego extraer su humedad por medio de condensación. De ahí en adelante el proceso es pan comido: el agua resultante fluye hacia una botella que el ciclista coloca en el interior del aparato; en una hora de trayecto, se puede reunir hasta medio litro de líquido cuando las condiciones ambientales son ideales, es decir, si es que existe gran humedad ambiental.

Fontus RYDE

Fontus RYDE

El Fontus funciona con energía solar para activar un condensador conectado a varias capas de material hidrofóbico, es decir, que repele el agua. Conforme vamos recorriendo metros y entra aire en el dispositivo, esa superficie repele toda la humedad que hay en él. Ese agua acaba condensándose en estado líquido y llenando la botella que está justo debajo.

Fontus RYDE

Fontus RYDE

El proyecto Fontus fue un intento por descubrir estos recursos. Fontus se inventó para llevar una forma alternativa de recoger agua potable en regiones donde la sequía y el agua contaminada son un gran problema. bicicletas, como el medio más generalizado en el mundo, especialmente en los países en desarrollo , parecía ser el perfecto vehículo para combinar con la invención . Fontus RYDE Y AIRO podría ser una forma inteligente de adquirir agua dulce en regiones donde las aguas subterráneas son escasas pero la humedad del aire es alta. Podrían trabajar como un pozo de agua móvil, por ejemplo para proporcionar agua para un niño todo el día mientras permanece en la escuela.

Sin duda, la idea es muy interesante y su creador lo sabe, por lo que está buscando capital con inversionistas privados para hacer el proyecto realidad, o bien, recurrir a una plataforma de crowdfunding, lo cual permitiría sacar el producto al mercado a un precio que rondará los $40 USD según las estimaciones preliminares.

Fontus AIRO

Fontus AIRO

Es un concepto interesante, pero ¿es útil? Sus creadores aseguran que es capaz de producir medio litro de agua en una hora; eso en buenas condiciones, que se definen en temperaturas de entre 30 y 40 ºC y una humedad de entre el 80 y el 90%. Dependiendo de dónde vivas, pueden ser condiciones muy comunes.

¿Es posible beber el agua que consigue esta botella? Depende. El dispositivo tiene un filtro que evita que entren insectos y polvo, pero si el aire de nuestra zona está muy sucio nos estaríamos tragando esa contaminación. En esos casos sus creadores están pensando en un segundo prototipo que tenga un filtro de carbono.