Activarse con nuevas actividades físicas saludables

sport-1685896_640

Muchas personas se inician o retoman la actividad física con el objetivo de reducir o al menos contralar su peso corporal. Cualquier actividad física por pequeña que sea produce un gasto calórico, y ayuda en mayor o menor medida a cumplir este objetivo, aunque recordamos, como ya hemos hecho en anteriores entradas, que lo fundamental para tener un peso saludable es llevar una correcta y equilibrada alimentación, descansar lo suficiente, y evitar malos hábitos como el consumo de alcohol y tabaco. La actividad física actuará como un complemente perfecto a una dieta saludable, mantendrá activo nuestro organismo durante más tiempo y además supondrá también una motivación extra para mantener todos estos hábitos beneficiosos para la salud.

Tradicionalmente el entrenamiento más aconsejado para perder peso ha sido el aeróbico de larga duración y baja intensidad, es decir trotar o andar rápido, bailar , y actividades similares. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que puede ser más indicado para reducir peso realizar una entrenamiento deportivo de alta intensidad, los llamados HIIT, siglas del inglés High Intensity Interval Training.

En general, se queman más calorías en un entrenamiento de alta intensidad que corriendo, aunque habrá que tener en cuenta que el gasto calórico no depende solo del ejercicio realizado sino de la intensidad que se ponga, la edad, el peso, la altura y la masa muscular de la persona que lo practique.

Derivadas de estos recientes estudios, los centros deportivos de todo el mundo, han acogido una serie de nuevas actividades, aunque en muchos es una combinación de otras más tradicionales, o de las mismas con diferentes adaptaciones, dentro de las más populares hoy vamos a destacar algunas:

Bicicleta de montaña: se pueden quemar gran cantidad de calorías por hora al pedalear sobre todo tipo de terreno, especialmente si es variad, aunque omo se ha indicado con anterioridad, va a depender de la condición física y los niveles de fuerza, intensidad y habilidad de los practicantes.

Saltar a la cuerda: este ejercicio utiliza más grupos musculares que correr y desafía el equilibrio y la coordinación, sobre todo si se practica con habilidades de la mano y del pie adicionales.

Remo: una de las actividades que más grupos musculares trabaja. Esta gran participación, le convierte en un excelente quemador de calorías, mientras se desarrolla la flexibilidad y la fuerza. Está libre de impactos y la intensidad está completamente controlada por el usuario.

Fondo de suelo acompañado de salto o burpees: un tipo de ejercicios que se recomienda llevarlos a cabo con progresiones simples, pues su realización y sus diferentes fases lo hacen muy complejo. Se trata de un ejercicio de alta intensidad que trabaja varios músculos a la vez y queman un gran número de calorías.

Sentadillas: la sentadilla es un movimiento básico que siempre debe estar en nuestra rutina de ejercicios. Hay estudios que muestran un gran incremento del gasto calórico de nuestro organismo durante los treinta minutos posteriores.

Pesas rusas o kettlebell: trabajan muy bien la fuerza y el equilibrio. En una sesión de 30 minutos podríamos llegar a perder 300 calorías, según peso e intensidad.

Entrenamiento cruzado o crossfit: cada día más de moda. Un tipo de entrenamiento que quema muchísimas calorías puesto que es una actividad muy completa en la que tú te marcas tu propio ritmo. Consiste en hacer una serie de ejercicios seguidos durante un tiempo determinado y se recomiendan 2-3 sesiones semanales para recibir todos los beneficios.

Se trata pues de una oferta variada para escapar de la monotonía de practicar una sola actividad física, que no es recomendable, tanto psicológicamente como física, ya que nuestro organismo se acostumbra y los beneficios, si no se le sorprende, van disminuyendo gradualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>