Andar o correr, cómo gastamos más energia

DSC_2843¿Caminar o correr? Bueno, para empezar ambas son actividades saludables y recomendables, siempre que se realicen adecuadamente. Caminar lo puede hacer una gran mayoría de personas, y directamente se puede calificar como un “hábito de vida saludable” mientras que correr, ya es una actividad física algo más exigente, que requiere de unas condiciones determinadas, tanto físicas, como de descanso, importantísimo para evitar lesiones, técnica, equipamiento, alimentación, etc. Así que, a la primera duda, nosotros recomendamos ambas, y si pueden combinarse, perfecto.

Sin embargo, para las personas que pueden realizar ambas actividades, y cuyo objetivo de práctica deportiva es el mantenimiento del peso corporal o la perdida de algunos kilos, en muchas ocasiones surge la duda de con cúal de los dos gastamos más energía, y muchas otras consideraciones derivdas de esta duda.

El especialista de la revista más popular sobre correr, Runner World, Amby Burfoot, realiza una revisión del tema en un artículo que por su interés, reproducimos a continuación:

¿Qué quema más calorías, correr o andar?

 

Hace dos semanas empecé a plantearme escribir la actualización de un artículo acerca de  las ventajas de caminar respecto a correr y cuántas calorías se queman en cada ejercicio que había escrito para Runner’s World en 2005. Cuando ese artículo apareció posteriormente en la web suscitó mucho interés y cientos de comentarios de todo tipo.

 

Algunos de esos comentarios muestran la gran confusión e incredulidad absoluta que es común a este tema entre el común de los corredores. La mayoría de la gente cree que caminar un kilómetro y correr un kilómetro quema el mismo número de calorías. Ya sabes, un kilómetro es un kilómetro. Suena razonable. Pero no resiste al escrutinio científico de una investigación sesuda.

 

Así que pensé en escribir otra entrada del blog para aclarar la confusión. Afortunadamente, cuento con un poco de ayuda. Un grupo de investigadores de la Universidad de California acaba de publicar un nuevo artículo “Caminar contra Correr”. Es el mejor hasta ahora, y confirma (en un grado muy alto) los datos que presenté en 2005, que se basaban sobre todo en este presente documento. Aún mejor, este grupo de investigadores han incluido las calorías que se queman después del ejercicio en sus cálculos. Es la primera vez.

 

Algo totalmente adecuado. Al acabar tu entrenamiento agotado en la hierba, bebiendo líquido o duchándote tu cuerpo sigue quemando más calorías hasta que vuelve a su tasa metabólica basal. Estas calorías son “gratis”, pero reales.

Los sujetos del estudio fueron 15 estudiantes universitarios varones, y 15 mujeres, con un peso promedio de 70 kilos. Un día se corrió 1,5km en cinta en 10 minutos, otro día caminaron 1,5km en 18:36. Después se quedaron relajados durante 30 minutos, momento en el cual su tasa metabólica había vuelto a la normalidad.

 

¿QUÉ CALORÍAS QUEMARON ANDANDO Y CORRIENDO?

 

ANDANDO (1,5km en 18:36)

CALORÍAS/KM – 55,2

CALORÍAS/MINUTO – 4,78

DESPUÉS DEL EJERCICIO – 21,7

TOTAL – 110,6 calorías.

 

CORRIENDO (1,5km en 10′)

CALORÍAS/KM – 69,9

CALORÍAS/MINUTO – 11,25

DESPUÉS DEL EJERCICIO – 46,1

TOTAL – 158,6 calorías.

 

Claramente, correr quema más del doble de calorías por minuto (11.25) que caminar (4,78). Esta diferencia aumenta si tenemos en cuenta la postcombustión. Además siempre hay que añadir alguna caloría más del gasto metabólico. Siempre que quieras quemar más calorías, incluso las extra de después, deberás aumentar tu velocidad de carrera.

Por último, me gustaría mostrar gráficos de quema de calorías según tu peso corporal. Como se ha señalado, el gráfico anterior sólo funciona si pesas 70kg, cosa poco probable. Aquí hay una tabla muy simple que te permite calcular tu quema de calorías por km y kg.

 

                                 ANDANDO          CORRIENDO
CALORIAS/KM   Peso en kg x 1,25   Peso en kg x 1.58
CALORÍAS/MIN  Peso en kg x 0,07   Peso en kg x 0.15

 

Bien, ahora algunas advertencias. Estos cálculos se derivan de un “promedio” de peso de los sujetos, puede haber variaciones individuales. Además, la edad y el género marcan diferencia, aunque poca. Tu peso es de lejos el mayor determinante de su consumo de calorías por kilómetro. Cuando miras la quema de calorías por minuto, tu ritmo (la velocidad) también marca una gran diferencia.

Estos cálculos no son precisos. Son buenas aproximaciones, y mucho más preciso que el viejo dicho de “se queman 100 calorías por kilómetro”. Por último, los cálculos sólo se aplican al ritmo andando de 18:36 y a los corredores que hacen un ritmo de 6 minutos en cada kilómetro. Correr más rápido o más lento no hace que quemes muchas más calorías por kilómetro (pero tiene un gran impacto sobre tu quema por minuto).

 

Caminar es otro tipo de movimiento animal. El aumento de la velocidad de la marcha aumenta la quema de calorías por kilómetro y por minuto. En efecto, si andas a 8 minutos por kilómetro llega un punto donde se queman aproximadamente las mismas calorías/kilómetro que al correr. Si caminas más rápido 12:30 se queman más calorías que correr a ritmo de 6 minutos por kilómetro. Aunque es verdad que la mayoría de la gente no sale a caminar a toda velocidad por la calle. El ritmo es más bien tranquilo.

 

Haz lo que puedas para quemar tantas calorías como te sea posible en el ejercicio y la vida diaria. Esa es la clave para la buena salud y el peso. Algunas personas se pasan de frenada y van demasiado lejos, pero son una minoría y todavía no es un peligro de salud pública. Acabo de leer un artículo que estima que el 20 por ciento del gasto nacional de los Estados Unidos en salud se deben a enfermedades relacionadas con la obesidad.

Artículo original: http://www.runners.es/nutricion-salud/perder-peso/articulo/que-quema-mas-calorias-correr-andar

 

Imagen de cabecera: Actividad de senderismo “La UCO x un millón de pasos” celebrada la pasada primavera.