El record más activo en maratón: 92 años

harriette_92Hay records y records, nosotros traemos hoy uno que nos llena de orgullo, el que ha conseguido Harriete Thompon, convirtiendose a sus 92 años de edad, en la persona de mayor edad que finaliza la prueba reina del atletismo, la maratón, con sus cuarenta y dos kilómetros y pico. Al final va a ser cierto aquel eslogan publicitario de la marca deportiva Nike de “Impossible is nothing”, nada es imposible.

Tal vez algún día veamos en el podium de los Juegos Olímpicos o en campeonatos del mundo campeonas y campeones de esta clase. Personas que han entendido la vida precisamente como una carrera de fondo, que no se preocupan tanto de llegar primero, como de saber llegar, como decía la famosa canción, con salud y optimismo a la madurez.

Precisamente, esto de llegar el primero, más alto o más fuerte, el famoso lema olímpico del “citius, altius, fortius” algunos lo han entenidido como un fin absoluto, a conseguir de cualquier modo, y llegan a buscar atajos ilegales, como en el dopaje, que además invierte los beneficios del deporte para la salud en granves perjuicios o incluso con trampas deportivas, y lo peor, a través de la violencia, física y verbal, como en algunos recientes y lamentables acontecimientos del pretendido deporte rey, el fútbol, que para colmo desvirtuan los pretendidos valores positivos del deporte, y los convierten en contravalores. Hacerlo nosotros y educar a nuestros hijos en esta filosofía saludable de la vida.

Deseamos que cunda el ejemplo de Harriete, no para que todo el mundo la imite y trate de acabar “como sea” una maratón, se trata de una prueba de gran exigencia física, por lo que se requiere gozar de buena salud y preparse muy bien física y mentalmene. Pero sí puede servir de ejemplo para aquellas personas que piensan que “no pueden” practicar deporte, para cualquier edad, condición física y mental, hay una actividad física o varias que son adecuadas. A una persona sendentaria le bastaría con empezar a andar frecuentemente, usar más las escaleras, menos el coche, cuidar su alimentación, abandonar o aminorar al menos hábitos perjudiciales, descansar lo suficiente y dedicar más tiempo a salir, disfrutar de la familia, amistades, la ciudad, la naturaleza, y olivdarnos un rato de las tecnologías, que nos hacen la vida más facil, pero mucho menos saludable.

Y de ese primer pasito, podemos llegar a correr veinte minutos, o una carrera popular de 5 o 10 kilómetros, o en bicibleta, patinas, nadar, jugar un rato al fútbol 7, tenis, pádel, y quién sabe que record, de cronómetro o, sobre todo, de salud, podemos llegar a batir con el tiempo, porque si ha podido Harriet, ¿por qué no nosotros? Impossible is nothing.

Aquí os dejamos un vídeo sobre la hazana de esta gran campeona, que vamos a convertir en madrina de nuestro blog, Harriette en youtube, no os lo perdáis:

Diez falsos mitos del deporte

laura_ester_penalty

Lo prometido es deuda, y en este miércoles de la última semana de actividad del blog, antes de las vacaciones de verano, toca cerrar, al menos una primera entrega, de los Falsos Mitos del Deporte. Han sido diez miércoles, cada uno con su falso mito, ininterrumpidos, y en el úndecimo, el resumen de todos ellos, incluyendo cúal es la realdidad de cada uno:

Falso Mito número 1: “Sudar adelgaza”.
Realidad:  Forzar la sudoración, afecta al correcto estado de hidratación y hace peligrar tu salud, pero no se pierde ni un gramo de grasa. El sudor es un mecanímo automático de protección contra la temperatura exterior. Efectivamente, cuando se suda se pierdes peso. Pero se recupera inmediatamente, al reponer los líquidos (imprescindibles para la salud y el rendimiento) que se han perdido con la excesiva sudoración.

Falso Mito número 2: “Las abdominales de toda la vida”.
Realidad: Manteniendo una alineación corporal correcta aumentará la efectividad del ejercicio, aumentando el rendimiento y disminuyendo el riesgo de lesión. Para ello debemos de manenter la cabeza relajada, con la mirada en un ángulo de 45º, la columna debe realizar una flexión dorsal, rodillas flexionadas, al elevar la parte superior del tronco la zona lumbar siempre quedara en contacto con la superficie, elevamando el tronco tan solo 30º grados y expulsando el aire en esa fase concéntrica.

Falso Mito número 3: “Estirar siempre es bueno”.
Realidad: Hay que hacerlo en el momento adecuado, y de la forma correcta. Lo que sí se puede afirmar en resumen es: que no se debe estirar en frío, no se debe forzar, ni llegar al dolor, maneter la respiración relajada, mejor sin rebote, y evitar los músculos muy doloridos.

Falso Mito número 4: “El ejercicio permite comer lo que se quiera”.
Realidad: El deporte practicado de forma saludable debe apoyarse en una alimentación equilibrada y un correcto descanso, para tener una vida saludable. Cuanto más ejercicio se realiza, más energía es necesaria y más calorías se consumen al día, pero si se come más de la cuenta, no sólo no se perdera peso sino que se ganará.

Falso Mito número 5: “El deporte es solo para deportistas”.
Realidad: No hay excusa ni mito hoy que nos impida movernos, de manera saludable, divertirnos, esforzarnos por alcanzar objetivos, motivarnos para llevar una dieta correcta, relacionarnos con otras personas con un interés común, y, por supuesto, educarnos en los grandes valores que el deporte, bien entendido, puede reportarnos a todos. La gran variedad de actividades físico-deportivas, permite su práctica a todo tipo de personas, edades, sexo, capacidad, situación física, mental, etc.

Falso Mito número 6: “Combatir las agujetas con remedios caseros”.
Realidad:  Las agujetas son dolor postesfuerzo producido por inflamación muscular. Para evitarlas, ante una nueva actividad física, es importante realizar un buen calentamiento y empezar con poca intensidad. Si aún así al día siguiente aparecen las agujetas y son muy dolorosas, es aconsejable consultar con el médico la opción de tomar un antiinflamatorio para calmar el dolor, poner hielo y, sobre todo, realizar el mismo ejercicio a poca intensidad para limpiar tus músculos. En todo caso, recomendar paciencia, pues los especialistas y la experiencia nos dicen que tras 72 horas, el dolor/molestias terminarán

Falso Mito número 7: “Cualquier ejercicio es saludable”
Realidad: La práctica deportiva saludable debe ser segura, de intensidad moderada, compatible con nuestra edad, estado de salud, con nuestra vida profesional y familiar, estar acompañada de una dieta sana, y un descanso reparador.

Falso Mito número 8: “El deporte distrae de los estudios”
Realidad: El deporte contribuye a la educación integral de la persona, no sólo a la física, que es evidente, además le aporta valores y habilidades, o se los refuerza, muy necesarios en la formación de las personas.

Falso Mito número 9: “Mientras más ejercicio, mejor”
Realidad: El ejercicio y la actividad física en general es positiva para nuestra salud siempre que se realice dentro de los parámteros saludables, con la frecuencia, intensidad y duración razonables, con los periodos de descanso y recuperación necesarios, pues las consecuencias de ir más allá del límite pueden ser muy perjudiciales.

Falso Mito número 10: “El deporte siempre educa”
Realidad: El deporte educa, cuando se tiene un plan educativo, en un centro o una entidad y con profesionales que dirigen la actividad deportiva a ese fin, por encima de objetivos deportivos o intereses profesionales. Utilizemos pues el deporte para que nuestros estudiantes crezcan personal y profesionalmente, y que los valores deportivos ayuden a construir una sociedad mejor.

Este es un resumen. Pueden leerse todas las entradas completas de los Falsos Mitos del Deporte, en este enlace.

 

Imagen de cabecera: Aprovechamos para ilustrar la entrada como pequeño homenaje a la selección española femenina, campeona del mundo de waterpolo la semana pasada en Barcelona, con una fotografía de un momento clave, una espectacular parada de un penalty en la final frente a Austraila de Laura Ester, la portera española. Vista en la galería de imagenes de la final de elpais.com.

 

Falsos mitos del deporte X: El deporte siempre educa

alemania_eurocopafem

Concluímos esta serie de FALSOS MITOS DEL DEPORTE, con el falso mito número diez, “El deporte siempre educa”. La semana que viene haremos un recopilatorio de los diez falsos mitos que sirvan como recurso para los que se inician en la práctica deportiva, y  recordatorio para aquellos que somos deportistas habituales.

Hemos dejado para el final, gran final, un falso mito muy importante para este blog, perteneciente a una institución educativa superior, como la Universidad de Córdoba, con la misión de activar a sus estudiantes, a través del  binomio Deporte y Educación, junto a los benefecios del deporte para la salud, como temas centrales de este proyecto. Y desde ya desmentimos este falso mito: El deporte es una herramienta educativa, PUEDE EDUCAR, pero no siempre lo hace. Por ir más allá, a veces, lamentablemente, DES-EDUCA.

No tenemos nada más que pensar en aquellos deportistas y organizaciones que anteponen la victoria o el triunfo como objetivo, por encima de la salud, la educación o el divertimento. Son aquellos que están dispuetos a hacer trampas, a usar la violencia incluso, dentro y fuera del terreno de juego, para lograr una victoria. Pensemos en un fútbol hiperprofesionalizado y fanatizado, o en el problema del dopaje entre los profesionales de los deportes muy exigentes, como el ciclismo, o ante un gran evento, como unos juegos olímpicos o un campeonato mundial.

Por tanto el Depore educa cuando es utilizado correctamente para dicho fin; cuando está dirigido y desarrollado por educadores, además de técnicos deportivos; y cuando tiene el objetivo de inculcar valores intrínsecos al deporte que aportan gran valor a las personas y la sociedad. La responsabilidad, el esfuerzo, cumplimiento de las normas, trabajo en equipo y tantos otros positivos y que ya hemos señalado varias con frecuencia en el blog.

Muchos profesionales de la educación, la empresa o el deporte, lo han afirmado, pero en nuestro país es aún una asignatura pendiente, que el deporte salga del ámbito del espectáculo profesionalizado por un lado, o del simple entretenimiento intrascendente, por otro. Recojemos aquí las opiniones de varios de ellos, que destacan el valor educativo del deporte:

“Se publican de vez en cuando reportajes sobre padres que acuden a los partidos de fin de semana de los hijos y se convierten en fanáticos que no ven el extraordinario valor formativo del deporte, sino que solo valoran la victoria y, preferiblemente, con la humillación del adversario. Esa es la cara destructiva del deporte, que también existe. La que convierte al adversario de unos minutos en enemigo casi de por vida. Es evidente que el deporte como actividad tiene excelentes consecuencias para la salud, pero también necesitamos mostrar a los jóvenes que, como competición, enseña incontables valores para la vida. ¿Cuáles son esos valores psicológicos y morales de primerísima magnitud que enseña el deporte de competición adecuadamente practicado? Ahí van 20, y seguro que me me dejo fuera más aún: Actitudes colectivas: compañerismo, solidaridad, sentimiento y orgullo de equipo, confianza en los demás, esfuerzo compartido. Capacidades individuales: esfuerzo, sufrimiento, autoexigencia, ambición razonable (intensa, pero controlada). Objetividad: reconocimiento del mérito ajeno, autoubicación en el mundo real (no en el soñado). Hábitos: importancia del entrenamiento, constancia, paciencia, conciencia de la gradualidad. Habilidades sociales: temple frente al público, control de la tensión y la excitación. Superación: apertura al cambio, ambición de mejora, emulación de la excelencia.” Carlos Arroyo (http://blogs.elpais.com/ayuda-al-estudiante/2013/02/el-deporte-que-educa.html)

“El Deporte tiene unas reglas, árbitros, proceso, competición, valores…. En el Deporte no cabe el… “no me voy a esforzar porque no quiero ser el único que lo haga”. En el deporte… no dar lo máximo, ni entregarte por un bien común simplemente no está bien visto y el que lo hace se auto-excluye. Por otro lado, también nos encontramos con ciertos deportes como el fútbol donde el que se tira en el área y engaña al árbitro para que pite penalty es el más listo del lugar. Pero a medio/largo plazo, no ser honesto (con las reglas, con tu equipo o con tu esfuerzo) se paga en el resultado. Los valores se entrenan y se desarrollan. El Deporte hace que ese entrenamiento sea especialmente eficaz.” Angel sanz (http://www.expansion.com/blogs/re-imaginando/2013/02/09/aceptemoslo-somos-unos-tramposos.html)

Sobre las competencias necesarias para salir de la crisis, Angel Sanz se manifiesta en otro esclarecedor artículo:

“… Pero no le podemos pedir peras al olmo. No podemos esperar que nuestra clase política, nuestros directivos o nosotros mismos exprimamos esas cualidades que se necesitan para salir de esta situación con solvencia porque…. ¡No las hemos entrenado!. Así que, me he puesto a buscar soluciones y, ¿sabéis dónde se forman y se entrenan la mayoría de estas ¨competencias estrella”?. ¡En el deporte!. Jack Welch, ex CEO de General Electric y una de las referencias mundiales de gestión empresarial tenía como requisito de selección para aquellos puestos que tenían alguna relevancia en su compañía, que los candidatos hubieran practicado algún deporte en el instituto o en la universidad. Vaya visionario ¿no?.” Angel sanz: (http://www.expansion.com/blogs/re-imaginando/2013/03/02/somos-muy-brutitos-le-pedimos-peras-al.html)

 

“El deporte estimula el rendimiento académico de niños y jóvenes cuando encuentran un entrenador que no sólo les enseñe a patear el balón, a bajarlo con el pecho o a driblar a los adversarios. La Fundación Marcet, que fundó el conocido futbolista español de los ’50 Javier Marcet, defiende la formación en valores por medio del deporte. El esfuerzo, la disciplina, el sacrificio, el espíritu de superación, el compañerismo, la generosidad, el respeto, la honestidad y la humildad para reconocer los propios errores contribuyen en la formación del carácter y la personalidad de los jóvenes. Algunas de las universidades de prestigio en Estados Unidos y muchos departamentos de recursos humanos obtienen más información de los candidatos por sus aficiones, sus actividades deportivas y de servicio a los demás que por sus calificaciones. Como  Harvard, Yale, Stanford y Columbia exigen excelencia académica como condición para admitir a cualquier candidato, buscan la diferencia en eso que dice una conocida canción: “¿a qué dedica el tiempo libre?”. En las solicitudes de admisión, le piden al estudiante que cuente las experiencias extraescolares que ha tenido en sus años previos de formación. Para entrar a Stanford, se le pide que describa sus principales actividades deportivas, de voluntariado y de trabajo. Además, cada interesado tiene que describir, en 500 palabras, una experiencia, un logro o un riesgo que haya asumido, o un dilema ético al que se haya enfrentado y que haya tenido un impacto significativo en su vida. También puede desarrollar un tema personal, local, nacional o internacional de relevancia que le preocupe, o que describa a una persona que haya influido en su vida.” Carlos Miguélez Monroy (http://ccs.org.es/2012/05/28/tambien-el-deporte-educa/)

A la luz de todo ello, no hay duda de que el deporte puede educar, es una potente herramienta educativa, pero en las manos equivocadas no sólo no logrará educar, si no que puede lograr un efecto contrario que hace gran daño a la imagen positiva que en general tiene en la sociedad. Recordemos a esos famosos deportistas que han triunfado en una modalidad deportiva pero fracasado en su vida personal, y que incluso han llegado a arruinarse y caído en el mundo del juego, el alchohol y otras  drogas.

El deporte educa, cuando se tiene un plan educativo, en un centro o una entidad y con profesionales que dirigen la actividad deportiva a ese fin, por encima de objetivos deportivos o intereses profesionales. Utilizemos pues el deporte para que nuestros estudiantes crezcan personal y profesionalmente, y que los valores deportivos ayuden a construir una sociedad mejor.

Imagen de cabecera: las jugadoras de la selección alemana celebran un gol durante la Eurocopa femenina. Galeria de imagenes “Planeta Deportivo” del diario El Pais.

Falsos mitos del deporte IX: mientras más ejercicio, mejor

londres2012_semi3000obs

Otro falso mito que rodea al deporte “mientras más ejercicio, mejor”. Nada más lejos de la realidad, el ejercicio y la actividad física en general es positiva para nuestra salud siempre que se realice dentro de los parámteros saludables, con la frecuencia, intensidad y duración razonables, con los periodos de descanso y recuperación necesarios, pues las consecuencias de ir más allá del límite pueden ser muy perjudiciales. Existen muchos inconvenientes o trastornos que se pueden derivar del exceso de actividad física. Por ello, os dejamos una interesante entrada del portal de alimentación deporte y salud Vitónica, que se detiene en algunos de los males que se desencadenan a partir de una actividad deportiva elevada y poco controlada:

ALGUNOS MALES QUE SE DESENCADENAN CON EL EXCESO DE EJERCICIO

Como siempre decimos, el exceso no es bueno para nada, tanto en nuestra alimentación como en los hábitos cotidianos debemos ser comedidos, pero en el deporte debemos hacer lo mismo, pues excedernos no es nada bueno por varios aspectos que vamos a relacionar a continuación. Al fin y al cabo debemos tener presente que el cuerpo es una máquina que debemos cuidar y no forzar, pues los esfuerzos poco controlados desgastarán y pondrán en jaque nuestra salud. Es cierto que este tipo de daños son acumulativos y se suelen producir a largo plazo Para evitarlo es necesario conocer los inconvenientes del exceso de ejercicio y por ello nos vamos a detener en los siguientes:

Deterioro de las articulaciones

En primer lugar nos vamos a detener en el deterioro de las articulaciones que puede acabar generando dolencias como artrosis en partes inusuales del cuerpo, como los hombros, las rodillas… Esto se suele producir por un desgaste constante de las articulaciones, concretamente en la pérdida del líquido que se encuentra entre medias de cada articulación. Normalmente este tipo de dolencias suele producirse por un exceso de tensión en las articulaciones debida a un trabajo inadecuado realizando movimientos arriesgados, con peso muy elevado. También la falta de descanso puede ser un detonante a la hora de padecer estos males. Para evitarlos es necesario que cuidemos mucho los movimientos y que fortalezcamos las articulaciones construyendo una musculatura adyacente a las mismas fuerte y capaz de aguantar los impactos que reciben las articulaciones de manera habitual.

Oxidación

Otro problema que puede traernos el exceso de ejercicio es la oxidación corporal. Este proceso se produce por un exceso de sustancias que favorecen la oxidación. Son las que se conocen como radicales libre, y que están muy presentes en los deportistas, pues en muchos casos el exceso de oxígeno que tenemos en el organismo al realizar deporte puede jugar en nuestra contra. La sobrecarga muscular a la que sometemos a nuestro organismo suele ser la culpable de esta oxidación, ya que los músculos requieren mucho oxígeno mientras estamos realizando ejercicio. Para evitar este proceso oxidativo debemos recurrir a antioxidantes naturales que nos ayudarán a mantenernos en perfectas condiciones. Las vitaminas que nos aportan las frutas y verduras son un potente protector frente a los radicales libres. Por ello los deportistas deben asegurar con su alimentación una dosis de vitaminas suficiente para evitar oxidar nuestro organismo.

Fatiga

La fatiga es otro de los problemas que se suelen presentar a los deportistas, y es que casi todos los que practicamos deporte podemos tener la tentación de eludir los descansos. El descanso es parte fundamental del ejercicio, y es que es necesario combinar sesiones de entrenamiento con otras de descanso. El descanso nos ayudará a recomponernos y aumentar el volumen muscular y su fortaleza. Cuando un músculo está sobre entrenado y fatigado acabaremos por conseguir el efecto contrario al que andamos buscando cuando realizamos ejercicio, ya que no rendiremos de manera adecuada y mucho menos lograremos que los músculos crezcan para poder seguir avanzando. Además de surgir el peligro de lesión. Para ello será necesario guardar periodos de descanso y lograr así mantener unos músculos siempre frescos y dispuestos para el ejercicio. Un periodo de descanso cada dos o tres meses, así como guardar las horas de sueño diariamente serán los remedios para evitar la fatiga.

Para concluir con este falso mito, decir que no solo estas tres alteraciones pueden surgir de la prática deportiva excesiva, pues existen enfermedades graves asociadas al abuso de deporte de alta intensidad o duración. De hecho ya hay algunos estudios realizados con ratones que revelan que el exceso de ejercicio puede ser perjudicial para el corazón. Desgraciadamente también conocemos con cierta frecuencia ataques al corazón o muertes repentinas, tanto en las pruebas de larga duración, como en maratones o los triatlones de distancia ironman, o las muertes repentinas que han ocurrido recientemente en el fútbol y otros deportes. Por lo que será muy importante examinar con regularidad nuestro estado de salud y en especial el correcto funcionamiento del sistema cardiovascular, fundamental en la actividad física.

Reseñar tambien la existencia de la Vigorexia, un trastorno mental no estrictamente alimentario, pero que sí comparte la patología de la preocupación obsesiva por la figura y una distorsión del esquema corporal. Normalmente afecta a varones que se perciben como “demasiado delgados” y con insuficiente masa muscular, y como consecuencia realizan ejercicio físico de manera continuada y exagerada, rechazan alimentos grasos e incorporan a su dieta gran cantidad de proteínas e hidratos de carbono, que puede causar desequilibrio en su organismo poniendo en riesgo su salud.

Por todo ello, nuevamente, recomendamos la actividad física regular y suave o moderada, acorde a nuestro estado de salud, junto a una dieta equilibrada y un descanso reparador, como claves para una vida activa y saludable.


Imagen de cabecera: Final de una seminifal de la prueba de 3.000 obstaculos femenina en los Juegos Olímpicos de Londres 2013. Galeria de imagenes de los Juegos de la web del diario El País.

Falsos mitos del deporte VIII: el deporte distrae de los estudios

nene_murray

Este es un falso mito que va remitiendo afortunadamente, pues cada vez tomamos más conciencia de los efectos positivos del deporte, tanto para la salud como para la educación. Sin embargo aún hay personas que ven el deporte como un juego, un hobby, un pasatiempo, y que como tal, quita tiempo de los estudios, y cuando estos últimos no marchan bien para sus hijos, deciden “castigarlos” sin practicar deporte, porque EL DEPORTE DISTRAE DE LOS ESTUDIOS. Un falso mito que perjudica enormemente al deportista. Probablemente, el niño tenga otros “entretenimientos” que lo distraen de los estudios, muchos de ellos relacionados con el sedentarismo, y en el que “gastan” demasido de su valioso tiempo, como las videoconsolas, los smartphones y otras novedades tecnológicas que los atan a la silla o el sofá durante demasiadas horas.

El deporte, como ya hemos dicho en este blog, contribuye a la educación integral de la persona, no sólo a la física, que es evidente, además le aporta valores, o se los refuerza, que son muy necesarios en la formación de las personas: la proactividad del ejercico físico, la cultura del esfuerzo, la planificación del trabajo, el compromiso con una actividad y un grupo, el trabajo en equipo, la competencia, consigo mismo y con otros, el respeto a las normas y reglas de juego, convivencia con el éxito y el fracaso, por destacar algunas.

Cada vez más estudios científicos indican que el deporte ayuda a mejorar en otros campos de nuestra actividad habitual. Recientemente, por ejemplo, hemos conocido que los adolescentes que hacen más ejercicio, sacan mejores notas según hemos podido leer en el portal de salud de europapress ( Los adolescentes que hacen más ejercicio físico en el instituto sacan mejores notas y tienen un mejor rendimiento cognitivo, lo que implica aspectos como la capacidad verbal y no verbal, el razonamiento abstracto, la capacidad espacial, el razonamiento verbal y la habilidad numérica.

Así lo ha confirmado un estudio realizado por un grupo de científicos españoles, entre los que se encuentran tres investigadores de la Universidad de Granada. El objetivo de este trabajo, publicado en el último número de ‘Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports’, era analizar los efectos de un programa de intervención escolar, denominado Edufit y centrado en aumentar el número de clases de Educación Física por semana y la intensidad de las mismas en un instituto de Murcia.

El resultado de este interesante estufio fue que todas las variables relacionadas con el rendimiento cognitivo, excepto el razonamiento verbal, aumentaron significativamente en el grupo que realizó cuatro horas de Educación Física de alta intensidad con respecto al grupo control que siguió recibiendo sus dos horas con normalidad. Además, el rendimiento académico medio de las asignaturas cursadas mejoró notablemente. Particularmente, las mejoras en las calificaciones fueron más importantes en asignaturas como Matemáticas, pero no en Lenguaje.

Por tanto podemos concluir en que se trata de un falso mito, y que en realidad EL DEPORTE FORMATIVO AYUDA A MEJORAR EN LOS ESTUDIOS.

Leer completo el artículo.

Imagen de cabecera: Un niño aprende a jugar al tenis con el reciente campeón de Winbledon. Galeria de imagenes “Planeta Deportivo” de elpais.com.

Falsos mitos del deporte VII: Cualquier ejercicio es saludable

xgames13_barna_bmx

Pues no, no podemos generalizar esta vez, el ejercicio, la actividad física se puede definir como saludable, pero con matices, eso no significa que “cualquier ejercicio sea saludable para cualquier persona”, se trata de una generalización erronea y por tanto, de otro falso mito del deporte, el séptimo que recogemos en nuestra particular colección (ver todos).

Una cosa es que “el deporte sea para todos“, y otra muy distinta, que cualquier deporte, ejercicio o actividad física sea saludable para todos o en particular para una determinada persona y su condición física.

Los deportes de riesgo, los de alta exigencia física, o aquellos que requieren una gran profesionalización, no son aconsejables para cualquiera, ni están al alcance de todo el mundo, y requieren de una gran preparación y unas condiciones físicas y psicológicas especiales para poder practicarlos, y aún así, en algunos el riesgo para la salud sigue existiendo.

No es saludable la práctica deportiva de alto rendimiento, y mucho menos si se prolonga excesivamente en el tiempo, o sin los periodos de descanso y recuperación tan necesarios. La práctica deportiva saludable debe ser segura, de intensidad moderada, compatible con nuestra edad, estado de salud, con nuestra vida profesional y familiar, estar acompañada de una dieta sana, y un descanso reparador, y en ese caso, sí que es beneficiosa para nuestra salud.

Alguna vez nos hemos encontrado con alguien a nuestro alrededor que intentar realizar un ejercicio físico o técnico igual que los que vemos hacer a los profesionales en la tv, o recordar sus tiempos juveniles con algún estiramiento más allá de lo aconsejable, o con el famoso rebote, aquellas tablas suecas del colegio sin calentar, las abdominales que ponen en peligro la espalda, etc. Los resultados, muchas veces, son dañinos para nuestra salud en forma de lesión, cuando lo que pretendemos es todo lo contrario, mejorarla. Por ello no hay mejor recomendación que ponernos en manos de un técnico titulado que nos aconseje en nuestra fase de iniciación, y en todo caso, la prudencia y el sentido común, para disfrutar de cualquier actividad física por suave o ligera que pueda ser pero que aporte una mejora a nuestro bienestar, que nos ACTIVE.

 

Imagen de cabecera: competición de bmx en los x-games de barcelona. Galeria de imagenes “Planeta Deportivo” de elpais.com.

Falsos mitos del deporte VI: combatir las agujetas

agujetasLas agujetas, esas molestias musculares que aparecen en ocasiones al finalizar las primeras sesiones de actividad física o cuando realizamos una más larga o intensa de lo habitual, han sido objeto de falsos mitos, especialmente sobre cómo combatirlas. ¿Quién no ha tomado agua con azúcar con la vana ilusión de eliminarlas? Gracias al portal www.vitonica.com rompemos este otro falso mito, el sexto ya, en esta serie que estamos realizando en nuestro blog. Que las agujetas desaparezcan tomando un vaso de agua con azúcar: no tiene sentido, las agujetas son dolor postesfuerzo producido por inflamación muscular. El azúcar no es ningún antiinflamatorio.

¿Qué son las agujetas?

Seguro que a todos más de una vez nos ha dado por hacer deporte después de estar un tiempo inactivos y al día siguiente hemos amanecido con dolores horribles que impiden movernos normalmente. Son las famosas agujetas o científicamente bautizadas como: dolor muscular de origen retardado (DOMS en inglés). El mito de que las agujetas son cristales de ácido láctico que pinchan al músculo es erróneo, ya que se ha visto como en personas con la enfermedad de McArdle, incapaces de producir ácido láctico, también sufrían dolor muscular de origen retardado. Los actuales estudios apuntan como principal causa a una reacción inflamatoria en respuesta a las microlesiones musculares y tendinosas que se producen al no estar el músculo adaptado a la intensidad del ejercicio. Es decir, el músculo hace un ejercicio de intensidad al que no está acostumbrado, se producen microlesiones musculares y tendinosas, lo que hace que se acumulen gran cantidad de metabolitos o desechos, que dan paso a una reacción inflamatoria e irritan las fibras nerviosas produciendo dolor.

¿Cómo tratar las agujetas?

Beber un vaso de agua con azúcar no sirve para nada, antes se hacía esto porque se pensaba que el agua con azúcar disolvía los cristales que teóricamente pinchaban y producían el dolor. Parece ser que lo más efectivo es el tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos (Aines), cremas antiinflamatorias y crioterapia (aplicación de hielo). También el realizar el mismo tipo de ejercicio aumenta el riego sanguíneo en la zona afectada, reduciendo los metabolitos y paliando en cierto grado el dolor. Ya sabes, si hace tiempo que no estás activo y mañana quieres ponerte a entrenar, lo primero es realizar un buen calentamiento y empezar con poca intensidad. Si aún así al día siguiente tienes agujetas, consulta con tu médico la opción de tomar un antiinflamatorio para calmar el dolor y, sobre todo, realizar el mismo ejercicio a poca intensidad para limpiar tus músculos. En todo caso, recomendar también paciencia, pues los especialistas y la experiencia nos dicen que tras 72 horas, el dolor/molestias terminarán.
desapareciendo.

“Realizar el mismo ejercicio a poca intensidad para limpiar tus músculos”.

 

Imagen de cabecera:. Título: Global fitness Media shoot 12182009 084. Autor: Rance Costa.
En Flickr.com. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.0 Generic License.

Falsos mitos del deporte V: El deporte es solo para deportistas

nenes_africa_balon

Pese a ser un falso mito muy fácil de derribar para las personas que ya practican algún tipo de deporte, no lo es tanto para aquellas otras que nunca lo han practicado, o que lo han hecho hace mucho tiempo y creen que “el deporte no es para ellos” que no tienen las condiciones físicas requeridas, y, aunque cada vez menos, para muchos aún subsiste el mito de que “el deporte es sólo para deportistas”.

Afotunadamente, hoy día, la popularización del deporte, desde mediados del siglo anterior, ha sido imparable. Si con anterioridad lo practicaban los amantes de una especialidad concreta (Amateurs) o aquellos a los que se les pagaba para que lo hicieran delante de un público (profesionales), con el advenimiento de la sociedad del bienestar, el deporte ha multiplicado exponencialmente sus practicantes. Las causas fundamentales, la disposición de tiempo libre por una gran mayoría de la población, en el lado positivo, y los problemas de salud, derivados del sedentarimo, de escasa actividad física, por el gran desarrollo de la industria y la tecnología, de una dieta incorrecta, en el negativo.

No hay excusa ni mito hoy pues que nos impida movernos, de manera saludable, divertirnos, esforzarnos por alcanzar objetivos, motivarnos para llevar una dieta correcta, relacionarnos con otras personas con un interés común, y, por supuesto, educarnos en los grandes valores que el deporte, bien entendido, puede reportarnos a todos. La gran variedad de actividades físico-deportivas, permiten su práctica a todo tipo de personas, edades, sexo, capacidad, situación física, mental, etc.

Desde que e 1975 La Carta Europea del Deporte para Todos, estableciera en su artículo 1: “Todo individuo tiene derecho a la práctica del deporte”, los gobiernos, administraciones regionales, locales, educativas, etc, de la vieja europa, se han ido preocupando en mayor o menor medida, de promover, facilitar, apoyar, la práctica deportiva por el conjunto de la población, desmintiendo rotuandemnte ese viejo mito que nos ocupa, de que “el deporte es para deportistas” “para musculitos y cachas” si se me permite la expresión, ni para profesionales u otro tipo de élites: El deporte es para todos. Sí, sí, también para ti, y desde Vida Activa y Deporte en la Universidad de Córdoba, intentamos darte consejos, sugerencias, ánimos, novedades, propuestas, para que practiques el que más te guste, o varios de ellos, pero que te muevas por tu bienestar.

 

La Universidad de Córdoba cuenta con innumerables posibilidades para la práctica deportiva. Gran variedad de instalaciones deportivas, tanto en el Campus Universitario, como en el de Menéndez Pidal; así como actividades deportivas dirigidas, además de competiciones deportivas, formación y eventos. Puede encontrarse toda la información del Deporte Universitario en su web: www.uco.es/deporteuniversitario

 

 

Imagen de cabecera: niños jugando al fútbol. Galeria de imagenes “Planeta Deportivo” de elpais.com.

Falsos mitos del deporte IV: el ejercicio permite comer lo que se quiera

Michael_Phelps_FoodTraemos en cuarto lugar un FALSO MITO muy muy extendido: los deportistas tenemos “barra libre” a la hora de la comida. Muy problablmente este falso mito, como otros, proviene de las noticias sobre los deportistas de élite, o de alto rendimiento, cuyo gasto calórico es tan alto, debido a la gran intensidad, duración y frecuencia de sus entrenamientos y competiciones, que tienen que realizar una gran ingesta de alimentos para poder rendir satisfactoriamente. Ejemplo típico: los famosos festines que se daba para desayunar el mejor nadador de todos los tiempos Michel Phelps (foto de cabecera). Lo que mucha gente no reparaba sobre esta anécdota, son los miles de metros que Phelps nadaba al día, ni los entrenamientos en el gimnasio o en otras disciplinas deportivas que debía afrontar para ser el mejor entre los mejores.

Hoy día, todos los especialistas recomiendan la alimentación variada y saludable, acompañada de una actividad física regular, para mantener un peso adecuado y beneficioso para nuestra salud. De hecho la mayoría señalan que estos dos factores ni tan siquiera son responsables por igual de la pérdida de peso. La dieta saludable es responsable en aproximadamente un 75%, mientras que la actividad física, un 25%, en aquellas personas que siguen un plan para la pérdida de peso.

Hay personas que piensan que nada más apuntarse al gimnasio empezarán a adelgazar, independientemente de lo que coman. No es cierto. Si consumes más calorías de las que gastas haciendo ejercicio el cuerpo seguirá acumulándolas, y ganarás peso en vez de perderlo. Si quieres perder peso de forma eficaz deberás controlar también lo que comes. Sólo la combinación de dieta y ejercicio garantiza el éxito.

Para perder peso hace falta crear un déficit calórico. Cuanto más ejercicio se realiza, más energía es necesaria y más calorías se consumen al día, pero si se come más de la cuenta, no sólo no se perdera peso sino que se ganará. La mayoría de los atletas pierden peso cuando no entrenan por descanso o por lesión. La explicación está en que por un lado pierden masa muscular y por otro comen menos porque tienen menos apetito al no entrenar tanto.

Identificar la práctica deportiva, cualquier práctica deportiva, con la salud es un falso mito sin duda. El deporte practicado de forma saludable debe apoyarse en una alimentación equilibrada y un correcto descanso, para tener una vida saludable.

Falsos mitos del deporte III: estirar siempre es bueno

fitness_stretch

No cabe duda que estirar nuestros músculos es positivo para la práctica deportiva en concreto y para nuestra salud en general, eso sí, no siempre y de cualquier modo. Hay que hacerlo en el momento adecuado, y de la forma correcta. Lo que sí se puede afirmar es que NO ES BUENO ESTIRAR EN FRÍO.

Aquí os dejamos algunos consejos que nos realiza la web de Men´sHealth:

Calienta: Para estirarse también hay que calentar. Antes de un estiramiento, haz movimientos sencillos que te sirvan de calentamiento como girar hombros y brazos, algunas sentadillas o estirar las piernas.

No forzar: No trates de doblarte como contorsionista cuando te estires. Suave y despacio es la constante cuando se trata de estirarse. No fuerces ni obligues a partes de tu cuerpo a llegar más lejos si no están listas.

Tensión: La tensión ideal para estirarse es una que no duela pero tampoco que no se sienta nada. El estiramiento ideal es un pequeño tirón que se mantiene mientras te estiras, y que llegas a sentir que da de sí, sin doler.

Respira: Trata de llevar la respiración a la parte estirada. Sí, las piernas no tienen pulmones, pero si visualizas o imaginas que el oxígeno llega a esa parte, verás como estiras mejor y te sientes más relajado y suelto.

No rebotes: Aunque hay proponentes del rebote, la opinión generalizada es que es mejor no rebotar cuando estires. El rebote de un estiramiento tiende a apretar el músculo, no a soltarlo.

Descanso: No estires músculos lastimados o muy adoloridos, a menos que se trate de una terapia.

MUY IMPORTANTE: El Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte nos dan dos importantes claves:

  • Si eliges estirar, primero calienta tus músculos con actividades aeróbicas tales como trote, natación o ciclismo. Los músculos calientes son más fáciles de estirar y es menos probable que se desgarren. Hay muchos expertos que recomiendan estirar después de la sesión de ejercicio, no antes.
  • Los estiramientos lentos mantenidos de 15 a 30 segundos y repetidos hasta tres veces por cada grupo muscular ofrecen tantos beneficios como cualquier otra modalidad. Si un compañero te ayuda con estiramientos, ten cuidado de que no empuje muy fuerte, podría causarte una lesión relacionada con el estiramiento. Evita siempre los estiramientos balísticos o de rebote que puedan lesionar tus músculos.

 

 

Imagen de cabecera. Titulo: Spread. Autor: Benjamin J. DeLong, en flickr.com. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.0 Generic License.