Diez pilares para el desarrollo exitoso del deportista a largo plazo

10pilares_exitodeportivoPor el interés de esta infografía, hemos traducido estos “diez pilares para el desarrollo exitoso del deportista a largo plazo” elaboradas por la National Strength and Conditioning Association, una de las asociaciones más prestigiosas a nivel mundial en el ámbito del acondicionamiento físico y el entrenamiento de la fuerza:

1. Las vías de desarrollo físico-deportivo a largo plazo deben acomodarse a la naturaleza altamente individualizada y no lineal del crecimiento y desarrollo de la juventud.

2. Los jóvenes de todas las edades, habilidades y aspiraciones, deben participar en programas de desarrollo deportivo a largo plazo, que promuevan tanto la condición física como el bienestar psicosocial.

3. Todos los jóvenes deben ser alentados a mejorar la salud física para su bienestar desde la primera infancia, con un enfoque primario centrado en el desarrollo de la habilidad motora y la fuerza muscular.

4. Los planes de desarrollo físico-deportivo a largo plazo deben fomentar un enfoque del deporte temprano para los jóvenes que promueva y mejore una amplia gama de habilidades motoras.

5. La salud y el bienestar del niño debe ser siempre el objetivo principal de los programas de desarrollo físico-deportivo a largo plazo.

6. Los jóvenes deben participar en el acondicionamiento físico para reducir el riesgo de lesiones y asegurar su participación a largo plazo en actividades deportivas.

7. Los programas de desarrollo físico-deportivo a largo plazo deberían incluir modos de entrenamiento para mejorar tanto los componentes relacionados con la salud, como aquellos otros propios dl desarrollo de la habilidad y aptitud para todos los jóvenes.

8. Los técnicos responsables deberán utilizar herramientas de evaluación continua como parte de la estrategia de ejecución de programas de desarrollo físico-deportivos a largo plazo.

9. Los técnicos que trabajan con jóvenes deben constantemente adaptar e individualizar los programas de capacitación para el éxito desarrollo físico-deportivo a largo plazo.

10. La cualificación profesional y el enfoque pedagógico son fundamentales para el éxito de los programas de desarrollo deportivo.

La NCSA justica la elaboración de estos diez pilares, con la siguiente argumentación:

“En los últimos tiempos ha habido un interés creciente en el desarrollo deportivo a largo plazo para los jóvenes. Debido a sus diferencias físicas, psicológicas y sociales únicas, los niños y adolescentes deben participar en programas de ejercicios apropiadamente prescritos que promuevan el desarrollo físico para prevenir lesiones y mejorar los comportamientos físicos que pueden ser mantenidos más adelante y a lo largo de toda la vida.

Independientemente de si un niño está involucrado en el deporte organizado o se dedica a la actividad física recreativa, sigue siendo necesario adoptar un enfoque estructurado, lógico y basado en la evidencia para el desarrollo a largo plazo del deporte.

Algo de particular importancia teniendo en cuenta el alarmante número de jóvenes que no cumplen con las recomendaciones de actividad física global y, por consiguiente, presentan perfiles de salud negativos.

Sin embargo, la prescripción apropiada del ejercicio es también crucial para los deportistas jóvenes que están físicamente subpreparados y en riesgo de lesión por una práctica excesivo, debido a altos volúmenes de competencia y ausencia de acondicionamiento preparatorio. Frecuentemente los niños acumulan cantidades insuficientes o excesivas de ejercicio, o se encuentra entre estos extremos opuestos del espectro, y se acepta generalmente que los cuerpos de la juventud moderna están a menudo mal preparados para tolerar los rigores de los distintos deportes o la actividad física. Todos los jóvenes deberían participar en actividad física regular y, por tanto, ser vistos como “deportistas”, y deben tener la oportunidad de mejorar su condición físico-deportiva de manera individualizada, holística y centrada en el niño.

Debido al creciente interés en el desarrollo deportivo a largo plazo, se encargó a un equipo de especialistas de la Asociación Nacional de Fuerza y Acondicionamiento (NSCA) que sintetizaran críticamente la literatura existente y las prácticas actuales dentro de este campo, para componer una declaración de posición relevante. Este documento fue posteriormente revisado y ratificado formalmente por la Junta de Directores de NSCA. En él se presenta una lista de 10 pilares para el desarrollo deportivo exitoso a largo plazo, que resumen las recomendaciones clave detalladas en la declaración de posición.

Con estos pilares, se cree que la NSCA puede: (a) ayudar a fomentar un enfoque más unificado y holístico para el desarrollo deportivo a largo plazo, (b) promover los beneficios de una vida de actividad física saludable y (c) prevenir y evitar lesiones derivadas de la participación en actividades deportivas durante la infancia y juventud.”

Enlace al documento original (en inglés) en la revista de la NSCA The Journal of Strength and Conditioning Research.

Visto en la cuenta de twitter de Antonio Oca ( @Antonio_Oca ).

Infografía: NCASA. Diseño: @YLMSSportScience

 

El baloncesto profesional también apuesta por valores educativos

acbnextNo cabe otra que congratularse por la tendencia actual de apostar por el deporte educativo, no sólo desde el ámbito de las administraciones públicas, centros educativos, o algunos (pocos) clubes deportivos de base; también, y este es el caso que nos ocupa, desde el deporte profesional. Desde aquí hemos criticado aquellos defectos o vicios que el deporte profesional traslada indebidamente hacia la educación, como vimos, sin ir más lejos, en la entrada de la semana pasada.

En esta ocasión toca felicitar y apoyar con la difusión del proyecto, al deporte profesional, en este caso al baloncesto español, pues la ACB, la Asociación de Clubes de Baloncesto, ha puesto en marcha un fantástico proyecto para fomentar que en el colegio se trabajen valores educativos que el deporte puede aportar a nuestros hijos. Y lo hace de una forma muy cercana a ellos, con una imagen de comunicación muy juvenil y actual, como es el caso de los protagonistas de la campaña, esta pandilla que aparece en la imagen superior, cada uno representando a un valor, y recogido en su nombre.

Como refleja la propia web del programa acbnextvalores.com, el programa va dirigido a alumnos de ESO a través de sus colegios, que deberán adherirse al mismo. En cada curso académico se trabajarán tres valores. En 1º de ESO se desarrollan la valentía, el trabajo en equipo y el respeto. Y en 2º de ESO, la formación, el juego limpio y la responsabilidad social. Eso quiere decir que en cada trimestre se atiende a un valor, por lo que los centros educativos participantes en el programa deben dedicar una clase cada dos o tres semanas, si quieren realizar el programa en su totalidad. Aunque las sesiones son independientes entre sí. Si no se dispone del suficiente tiempo para completar las 4 sesiones correspondientes a un valor, se pueden escoger aquéllas que más interesen a las escuelas.

En cada una de las clases se lleva a cabo una sesión. Las sesiones tienen una duración aproximada de 50 minutos y presentan los siguientes contenidos:
- Historias animadas de La Pandilla de los Valores para conseguir la identificación de los alumnos.
- Actividades didácticas para vivenciar el valor que se pretende transmitir.- Materiales audiovisuales para ejemplificar el valor en un contexto real, como es el baloncesto.
- Recursos psicológicos para afrontar situaciones cotidianas en la vida de los alumnos.
- Orientaciones metodológicas para ayudar al profesor en el desarrollo de las sesiones.

Y todo ello, con el objetivo de demostrar a los alumnos que vivenciar y reflexionar sobre los valores puede ser divertido y formativo a la vez. Cuando más falta hacen los valores, más nos puede ayudar el baloncesto a difundirlos. Y es que los valores, también se entrenan. Valores que por otro lado muchos niños tienen dificultad en adquirir con nuestro estilo de vida actual.

 

No nos cabe otra que felicitar a la ACB por la iniciativa, agradecer el apoyo a los patrocinadores, y difundir desde aquí el programa, animando efusivamente a participar a los responsables de centros escolares, o a los padres para que informe al centro,

Web oficial del proyecto: http://www.acbnextvalores.com

Imagen de cabecera: la pandi de acbnextvalores en su web oficial.

Activemos la pedagogía deportiva

solounollega

Nos ha encantado esta esclarecedora infografía de futbolformacion.com sobre la priorización de objetivos en el fútbol de formación, que lógicamente, puede extrapolarse, sino cuantitativa sí cualitativamente, a todo el deporte de base. Son muchos los que se inician pero muy pocos los que llegan al éxito en el deporte profesional. El resto, muchísmos más,  en algunos casos terminan frustrados por no haberlo logrado, otros con repeditas lesiones deportivas, o simplemente aburridos o desencantados, y sin una adecuada educación deportiva en hábitos, habilidades y valores, de las que los responsable de las organizaciones en las que lo han realizado, en una gran mayoría, ni se han preocupado o simplemente las desconocían.

Aún asumiendo el gravísimo error de que el deporte de formación tiene como principal, cuando no único, objetivo, la detección de talentos y su dirección hacia el alto rendimiento, los datos estadísticos muestran apabullantemente la sangría de ilusionados deportistas de base que se quedan en el camino para que uno sólo llegue al deporte profesional, aumentada a las primeras ligas internacionales, y multiplicada espectacularmente cuando se trata de los cincuenta grandes clubes (empresas) del mundo. Uno de cada mil en el primer caso, de cada diez mil en el segundo, y de cada cien mil en el tercero.

El deporte por el simple hecho de practicarlo no produce obligatoriamente los beneficios personales y sociales que muchas veces se le otorgan a la ligera. El deporte de formación, bien realizado, es una extraordinaria herramienta para la educación. Es necesario aplicar la pedagogía deportiva, la ciencia de la educación deportiva que se refiere a la adquisición de habilidades y recursos propios del ámbito deportivo. De cada mil, diez mil o cien mil niños que participan, el 100% deberían beneficiarse de esa educación, en hábitos saludables para toda su vida, en habilidades sociales, como el compañerismo, la solidaridad, autoestima, liderazgo, y por supuesto en valores personales, como el espíritu de superación, el esfuerzo para lograr nuestras metas, la superación de los fracasos, o la asimilación correcta del éxito.

De estos hábitos, habilidades y valores, se beneficia toda la sociedad, por lo que cualquier proyecto de deporte formación debería perseguir estos objetivos como prioritarios, sin excluir a objetivos de progresión deportiva y, en los casos más relevantes, el alto rendimiento, y éxito profesional. Por lo tanto, la sociedad y las instituciones deportivas deben impedir que bajo la única o muy preferente consigna del éxito a toda costa, se caiga en todos los defectos que pueden afectar al deporte de formación, y que ya en su día recogimos en nuestra entrada titulada “El deporte puede educar, salvando los malos hábitos”.

Es el caso del mimetismo con el deporte profesional, en el que supuestos formadores en los clubes deportivos, ausentes de formación pedagógica, y desde la presunción de que para ser como los mejores hay que imitarlos a toda costa, desarrollan su labor con modos y parámetros meramente competitivos, repitiendo entrenamientos de adultos, e incluso de profesionales, contraindicados muchos de ellos para la correcta progresión deportiva y personal de niños o adolescentes.

Otro gran defecto es la orientación excesiva a la competición, que se considera erróneamente un objetivo, a causa del curriculum del propio técnico o de los intereses desconocimiento o mero entretenimiento de la directiva de esos clubes. En realidad la competición es una sub-herramienta que el deporte incorpora, y que bien orientada y gestionada, debe hacer crecer colectiva, pero sobretodo individualmente, a todos y cada uno de los alumnos de las escuelas deportivas.

Cabria también mencionar la tendencia a la selección, ante el desconocimiento de los responsables de los clubes y escuelas deportivas de que los niños sufren un desarrollo ordenado, pero individual, y la adquisición de habilidades, su crecimiento, tiene que respetado y no utilizado para objetivos a corto plazo, mediante la realización de las funciones más interesantes para que en cada momento gane el equipo, en detrimento de sus posibilidades de desarrollo deportivo y personal del futuro. Sí el deporte es bueno, lo es para todos, resulta muy triste convertir a un niño benjamín o alevín en espectador.

Y por último todos aquellos abusos de la especialización, pues precisamente lo que menos requiere el niño es esta especialización, ya que en esa etapa de su vida es un ser en crecimiento ávido de aprendizajes, y es la formación general y multilateral lo que precisa. El limitar su hacer a los fundamentos y formas de una única práctica deportiva, significa limitar su desarrollo.

Por todo lo anterior y para finalizar, habida cuenta de las apabullantes cifras de la imagen infográfica, hagámosle también caso en cuanto a sus conclusiones: más importante que lograr pocos deportistas de alto nivel, es ayudar a todos a llegar a ser buenas personas, por lo que primero debemos formar niños (todos los que están a nuestro cargo) y después entrenar equipos;  más deberían los padres velar por la cierta y necesaria educación que sus hijos reciban, que por su incierto futuro en el deporte profesional.

Activamos pues la pedagogía deportiva en nuestros clubes y escuelas deportivas.

Fuente: futbolformacion.com

Un inolvidable ejemplo de deportividad: Rafa y Roger

Cuando dos personas desarrollan una cierta amistad, empiezan a llamarse por sus nombres de pila. Nadal y Federer hace tiempo que se conocen como Rafa y Roger. No debería extrañarnos la amistad ante dos de los deportistas más grandes de la historia, pero el espectáculo deportivo, super profesionalizado, mercantilizado y amplificado hasta límites insospechados por los medios de comunicación, pierde frecuentemente los auténticos valores que el Deporte con mayúsculas aporta a la sociedad. Los intereses económicos, mediáticos, y una rivalidad mal asumida, especialmente en algunas modalidades deportivas, distorsionan lo que el deporte en realidad persigue.

El domingo asistimos a un acontecimiento deportivo único, histórico e inolvidable. Dos grandísimos campeones del tenis, probablemente los dos más grandes de la historia, volvían a lo más alto, próximos ya, se supone, al ocaso de sus carreras deportivas, tras recuperarse de sendas lesiones que llevaron a muchos a pensar que ya nunca regresarían.

Pero ése tal vez sea el rasgo más característico de los grandes deportistas, su capacidad de superar las dificultades, derivada de su determinación en lograr sus objetivos. Capacidad de superar importantes lesiones y el período de recuperación posterior, no sólo físico, sino también deportivo, con frecuentes derrotas ante rivales en teoría de menor nivel y con las consiguientes críticas de muchos medios de comunicación, analistas y aficionados.

Pero no por ello abandonaron, persistieron en lograr su sueño. La resiliencia, una de las palabras de moda en el reciente 2016, la capacidad de sobreponerse a los reveses que la carrera deportiva o la vida nos tiene reservados, es muy fuerte en campeones como Nadal o Federer. De hecho, muchos otros medios de comunicación, analistas o aficionados, los que demostraron estar más acertados, o simplemente tenían más fe en sus ídolos, siguieron confiando en que algún día volverían a lo más alto. El domingo esos pronósitcos y esa fe tuvieron premio doble: disfrutar de los dos, en toda una final del grand slam, y como no podía ser de otra forma, ofreciendo un partido inolvidable, pleno de grandes jugadas, alternativas en el marcador, y un emocionante final en el último y definitivo set, en el que pudo ganar cualquiera.

Por si fuera poco, el grandísimo evento no terminó ahí. La ceremonia de entrega de premios fue el épico remate a un encuentro que ya se encuentra en uno de los lugares más destacados de la historia del deporte mundial. Ya lo estaba la final de Wimbledon 2008 entre estos mismos protagonistas, la que para muchos es el mejor partido de tenis de la historia, pero ahora ésta final del Australian Open 2017 estará a la misma altura, tanto por el partido en sí, como por los antecedentes y el broche final que ambas leyendas pusieron en sus declaraciones al serles entregados sus respectivos trofeos.

Escuchar a Rafa Nadal decir que Roger Federer era el justo campeón porque lo había merecido más que él, tal vez no sea tanta novedad, sobre todo para los que lo hemos seguido siempre. Escucharle que se encontraba muy feliz porque Roger Federer y todo su equipo hubiesen visto reconpensado su gran trabajo, significa sin duda un gran respeto y admiración por un rival y su equipo con el que ha competido en muchísimas ocasiones, grandes batallas, en que siempre había un vencedor y un vencido.

Quizá lo que más nos haya sorprendido es escuchar a Roger Federer, al tenista con más títulos de grand slam acumulados, dieciocho con el del domingo sin duda el más deseado tras una sequía desde el verano de 2012, decir que si hubiese empate en el tenis, así debería de haber acabado la final, con dos vencedores. O más inaudito, escuchar a Roger decir que era tanta la satisfacción por llegar a esta final junto a Rafa Nadal, que hubiese estado igual de feliz si hubiese ganado Rafa.

Es realmente impactante esta declaración, con el gran esfuerzo que supone haberse recuperado y volver a una gran final. Y aún más si recordamos las grandes frustraciones, algunas hasta llegar a llorar, que Roger sufrió ante las remontadas épicas que Rafa le propinó en diversas ocasiones. Sin Nadal enfrente, Federar tal vez no tendría 18, si no 25 o más grand slam, quién sabe. Adversarios enconados, grandes amigos. Ambos han ofrecido espectáculos deportivos épicos, que han engrandecido el tenis, y con estas declaraciones además han dado una lección impagable, han demostrado que el Deporte es mucho más que esa competitividad mal entendida, o la violencia de los energúmenos que se llaman aficionados, el dopaje de los egoistas que sólo piensan en ganar, las apuestas ilegales de los que quieren aprovecharse de él, y todas esas lacras que lo amenazan en la actualidad.

El Deporte bien entendido es una escuela vital, aquí lo hemos dicho innumerables veces. Nos da maravillosas herramientas para superarnos a lo largo de nuestra vida, creando hábitos nobles y saludables para siempre. El deporte es un homenaje al esfuerzo y los sueños de los deportistas, y también es una fraternidad universal entre todos los verdaderos “sportsman“. Aquellos deportistas amantes de lo que hacen, amateurs en el sentido estricto de la palabra francesa, por encima de que se dediquen profesionalmente o no al deporte; que compiten respetando al rival, aprendiendo de ellos, creando una sincera amistad, e incluso, como ocurre entre estas dos leyendas, admirándose mutuamente.

Gracias Rafa y Roger por enseñarnos el verdadero significado del Deporte en un domingo para la historia.

Imagen de cabecera: Federer y Nadal durante la final del Australian Open 2017. Clive Brunskill/Getty Images.

Estudiantes de bachillerato se activan en la UCO

II JDBU Foto grupo

Ayer concluyó una actividad que hemos organizado desde el Deporte Universitario con el objetivo de que estudiantes de bachillerato de Córdoba tuviesen una experiencia deportiva y de convivencia en el marco de las instalaciones deportivas de la Universidad de Córdoba en el campus de Rabanales (enlace a nota web informativa).

En torno a doscientos alumnas y alumnos de los centros educativos Almedina, Fidiana, La Salle, Maimonides y Santa Victoria, han competido, en dos jornadas matianales, en diversas modalidades: atletismo, baloncesto 3×3, fútbol 7, pádel y tenis, y han convivido con sus compañeros en el ámbito de la que en un futuro puede ser su Universidad, si deciden emprender estudios superiores en ella.

Para muchos de ellos se trataba de su primer contacto con la Universidad de Córdoba, han pasado unas horas en un campus universitario, han conocido las instalaciones deportivas de la UCO junto a otras instalaciones, y lo han hecho junto a sus amigos y profesores de Educación Física.

El bachillerato es una etapa en la que estadísticamente hay un importante abandono de la práctica deportiva. Una vez superada la etapa de la infancia en la que los padres se ocupan de que los pequeños hagan deporte, cuando ellos empiezan a organizar su tiempo libre, suelen dejar a un lado la actividad física y por añadido todos los beneficios que supone.

En un reciente e interesantísimo estudio de la Universidad de Granada con cerca de 800 alumnos de primero de bachillerato encuestados, estos manifestaron como principales causas de este abandono de la práctica deportiva, alegaron la falta de tiempo (85%), preferir otras actividades de ocio (51%) y por pereza o cansancio (49%).

Ahora que está muy de moda el retomar la práctica deportiva a partir de los 30-40 años, presisamente por la preocupación de nuestros estilo de vida, salud, peso, resulta para todos sin duda una asignatura pendiente, atajar ese abandono en la adolescencia-juventud para luego retornar en la madurez. El objetivo sería arraigar más fuertemente los hábitos deportivos en nuestros hijos para que continuaran disfrutando de la actividad física y el deporte en la adolescencia y juventud.

Sin duda debería de tratarse de actividades físico-deportivas que lucharan contra las causas principales de abandono: que no les ocuparan mucho tiempo (o que se integraran en sus hábitos generales), que les resultaran tan interesantes como sus otras actividades de ocio (o que estuvieran integradas en ellas) y que no les “cansaran” demasiado, en lo que parecen mostrar preferencia por actividades más lúdicas o recreativas que de alto esfuerzo.

En todo caso, es muy reconfortante la organización de actividades para estudiantes de bachillerato, y ser partícipes al menos, de un pequeño granito de arena, para que nuestros jóvenes sigan disfrutando del deporte, gracias sin duda a la importante labor de sus profesores que apoyan esta iniciativa, e igualemente tengan una referencia de que, en su etapa universitaria, también podrán seguir practicándolo en la Universidad de Córdoba mientras cursan sus estudios superiores.

Un verdadero placer recibir a tantos deportistas estudiantes de bachillerado que se han activado en la UCO.

Enlace al estudio “Motivos de abandono de la práctica de actividad físico-deportiva en los estudiantes de Bachillerato de la provincia de Granada” de
José Macarro Moreno, Cipriano Romero Cerezo y Juan Torres Guerrero.

Imagen de cabecera: foto de familia de participantes, profesores y autoridades de los II Juegos Deportivos Bachillerato-UCO “Conoce tu Universidad”, en el pabellón deportivo La Areté del campus de Rabanales.

 

 

Es sólo un juego, mensaje para ensalzar los valores del deporte

essolounjuego

A nadie se le escapa que el mundo del deporte es un generador constante de agitación. Desde la propia competición que hace florecer en nosotros emociones, la mayoría de veces exageradas, como, por otro lado, las enormes cantidades de dinero que se mueven en determinados deportes.

Sea como fuere, la cuestión es que no deja a nadie indiferente. A veces incluso saca lo peor de nosotros. Por desgracia tenemos múltiples ejemplos de desprecios, peleas e insultos en todos los eventos deportivos, desde el mejor partido de la primera división del fútbol español, hasta el partido más irrelevante de categoría provincial de balonmano. Y si esto es grave, más grave es aún cuando esto se da en eventos en los que los protagonistas son los niños.

En ocasiones ese gen competitivo que todos llevamos dentro, o incluso las ganas de ver triunfar a nuestros hijos, sobrinos y nietos en deportes de gran reconocimiento social, llevan a los familiares de estos chicos y chicas a cometer actos que jamás se deberían ver en ningún lugar en el que hubiese niños, y mucho menos en el contexto de una actividad lúdica y educativa como es la práctica deportiva.

Con el objetivo de poner el foco precisamente en ese contexto a veces perjudicial, el Diario Córdoba nos cuenta en un reportaje como el mundo del fútbol en Montilla han iniciado una campaña que pretende concienciar al entorno familiar de los pequeños deportistas, hacerles partícipe de los valores que el deporte debe transmitir, y alejarlos de malas prácticas que lleve a los niños a entender de forma errónea qué es el deporte y qué es la competición.

Desde aquí nuestra felicitación a los promotores, las tres entidades que representan al fútbol base en el municipio de Montilla –Club Deportivo Apedem, Monfuba y el Club Deportivo Femenino Paquillo Moreno– junto al Montilla Club de Fútbol, y por supuesto nuestra adhesión a la campaña y a esa forma de entender el deporte.

Enlace al artículo original: “Es sólo un juego” Diario Córdoba.

Autor de la entrada: Francisco José Acedo.

Agradecemos a Francisco José su estupenda colaboración con el blog, y aprovechamos para ofrecer una vez más este espacio para cualquier otra colaboración sobre Vida Activa y Deporte que nuestros lectores deseen realizar, enviándonosla a nuestro correo activate@uco.es. Y únicamente nos falta añadir nuestro eslogan y el mensaje concreto de hoy: Actívate por el deporte y la educación, ¡ES SÓLO UN JUEGO!

Imagen de cabecera: fotografía publicada en el artículo del Diario Córdoba. Varios chicos y técnicos de los clubes promotores muestran una pancarta con consejos para los padres, familiares y espectadores de sus encuentros.

 

 

El deporte como escuela vital VI: Los All Blacks

allblacks_equipaje

Los popularmente conocidos como “All Blacks”, traducido como “todo de negro”, por la equipación totalmente negra que visten, la selección de rugby de Nueva Zelanda, el mejor equipo de la historia de este deporte tan universitario, merecen también estar en esta sección de “El deporte como escuela vital”, no sólo por el gran palmarés acumulado a lo largo de la historia de este deporte, ni tan siquiera por el baile ritual que realizan antes de cada encuentro, la popular “haka” de origen mahorí, pueblo indígena neozelandés.

Lo traemos a esta sección por el gran ejemplo vital que subyace en su filosofía de juego, y por extensión, de equipo y de representantes de todo un país, incluso de un deporte. Por los muchos valores positivos que transmiten gracias al deporte, a un gran número de espectadores, especialmente jóvenes y niños, que siguen sus partidos en el mundo entero. Valores educativos, especialmente la humildad, o habilidades personales o de grupo, como su capacidad de transformarse, de cambiar, para volver a triunfar.

Gracias a un interesantísimo artículo en la revista del conocido periodista deportivo Fermín de la Calle (@FermindelaCalle) para la revista Jot Dawn Magazine, hemos conocido un poco más el milagro deportivo y humano alcanzado por los All Blacks y que supone un ejemplo que trasciende del ámbito deportivo y se convierte en vital.

La sorpresa del utillero de la selección irlandesa, cuando después de un épico encuentro entre ambas selecciones, quiso entrar a saludar a viejos amigos en vestuario neozelandés, y se encontró a las grandes estrellas mundiales de este deporte, recogiendo y limpiando hasta el último rincón del vestuario, es una anécdota más que esclarecedora de los valores deportivos y humanos que presiden a irrepetible equipo. “Deja las cosas como te las encuentras”, desarrollo del primer mandamiento no escrito del equipo, la humildad. Mayor valor encierra este detalle conocida la indiscutible tradición mundial del “tercer tiempo” en este deporte, en el que los miembros de ambos equipos comparten una cerveza. Los All Blacks no se la toman hasta que su vestuario se queda como se lo entregaron. Aquellos que hemos practicado deporte y hemos entrado a vestuarios después que otro equipo, sabemos cuanto valor tiene este detalle de humildad, tratándose de los “cristianos ronaldos” y los “messis” del Rugby.

La fotografía que ahora ilustra esta entrada, y que sustituye a la inicial de un lance de juego en uno de sus muchos encuentros, muestra a los populares All Blacks, los mejores jugadores de rugby del mundo, cargando en el aeropuerto de Roma, todo el voluminoso equipaje que una selección de este deporte necesita en sus desplazamientos por todo el mundo y que hemos conocido gracias a la página de Facebook de RUGBYTRAVEL, agencia de viajes especializada en viajtes en torno a este deporte. Otra muestra más de que la humildad es el valor imperante en la cultura de equipo de estos grandes campeones. Y el mensaje que con esta imagen o el detalle del vestuario mandan a sus seguidores no puede ser más positivo, engrandeciendo el deporte, y justificando su validez como herramienta educativa, cuando así se manifiesta.

El extenso artículo también nos cuenta la génesis de esté y otros muchos nuevos valores que los All Blacks adquirieron tras los cambios que tuvieron el valor de afrontar en 2004 para recuperar el liderato mundial después de sufrir varias severas derrotas y con los jugadores abusando de la bebida tras los partidos. La conclusión a la que llegaron los responsables se puede resumir en un eslogan más que significativo “Mejores personas, mejores jugadores de la selección”.

Muy interesante resulta también cómo afrontaron el problema de la presión que sufrían los jugadores de mejor selección de la historia durante los encuentros y que les hacía normalmente fracasar, porque los bloqueaba o les hacía tomar “malas decisiones”. Incorporaron a un psicólogo que enseñó a los jugadores trucos y metodologías para evadirse de esa presión, y no actuar con la “cabeza roja”, sensación de bloqueo en la que se responde con excesiva agresividad o miedo, sino con la “cabeza azul”, o estado óptimo, para el que los jugadores desarrollan un protocolo, una pauta, que les tranquiliza y aísla de la presión: fijar la vista en algún punto lejano o en la punta de sus botas, a elección de cada uno. Nos recuerda a los famosos tirones de pantalón del anterior protagonista de esta sección, Rafa Nadal, o sus numerosos botes de pelota antes de realizar el saque. Procedimientos para volver a la calma y aislarse de la presión.

En resumen un gran documento que pone de manifiesto una vez más el poder que el deporte puede tener para lograr objetivos deportivos y por extensión, logros personales y sociales, más allá del mundo del deporte, siempre que estos cambios estén dirigidos y ejecutados por grandes profesionales y personas. Y decimos puede, para recalcar una vez más que no es válido generalizar a cualquier práctica deportiva su valor educativo o saludable, sino sólo aquellas que se realizan con un plan, una metodología y una filosofía educativa o saludable, y dirigidas por organización y profesionales cualificados.

Y en esta línea recomendamos leer en este enlace el artículo original en cuestión, titulado “Los gigantes de cabeza azul”.

Promoción de vida saludable y alimentación equilibrada en Andalucía

patio_colegio_pixabay

Hace unos días conocimos la aprobación por parte del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía del Anteproyecto de Ley para la Promoción de una Vida Saludable y una Alimentación Equilibrada, que establece las bases de las políticas contra la obesidad. Un problema de salud pública que se calcula que afecta actualmente al 18,7% de la población adulta y al 22,5% de los menores.

Dentro del amplio contenido del anteproyecto, desde el punto de vista de la vida activa y el deporte, destaca algo que se venía reclamando desde varios sectores profesionales implicados, como es la ampliación a cinco horas de actividad física en los colegios. En concreto, la norma establece que los centros docentes tendrán un máximo de cuatro años para establecer un tiempo mínimo recomendable de cinco horas efectivas semanales de actividad física. Se fomentarán igualmente los juegos y recreos activos y se ampliará la oferta de actividades extraescolares que incluyen ejercicio.

El anteproyecto también prevé otras muchas medidas para favorecer menús saludables en centros, Se elevará a rango legal las medidas para garantizar menús saludables en los comedores escolares, con utilización de productos locales y regionales y de temporada basados en la dieta mediterránea. Se prevén iniciativas para la distribución de frutas y verduras y la participación del alumnado en programas de granjas escuelas y huertos escolares, y otras medidas como dotar de aparcamientos para bicicletas en lugares de trabajo de más de 50 trabajadores, límites a la publicidad de bebidas azucaradas y alimentos envasados en los centros educativos, etc.

Sin duda se trata de una norma avanzada que de trasladar todo su contenido o la mayor parte del mismo a la ley definitiva, podría suponer un importante impulso a la lucha contra la obesidad y otras enfermedades derivadas de la vida sedentaria, la ausencia de actividad física y la alimentación no saludable en Andalucía.

Fuente: www.larazon.es

Imagen de cabecera: alumnos realizando actividad física en un patio de colegio.

El deporte como escuela vital V: Rafa Nadal

nadal_abanderado

Tal vez debería haber sido el número I de esta sección del blog, esta serie de personajes, grandes deportistas o formadores, que han contribuido con su ejemplo dentro y fuera de la pista, no sólo a inspirarnos deportivamente, sino a hacerlo en nuestro día a día, nuestra rutina vital, como auténticos maestros de la vida.

Ya nos referimos en su día a Nadal cuando hablábamos de sobreponerse a la adversidad, lo que hoy día se denomina “resiliencia”. Decíamos en aquella ocasión que Rafa puede ser el mayor exponente, además de otros muchos valores, del deportista resiliente. Ése es el secreto de su éxito, la causa de que lograra recuperarse, y volver hasta el número 1 mundial en tiempo record. Y de entre otro muchos títulos y distinciones, que le nombraran “Leyenda al mejor deportista español de todos los tiempos”, por el periódico Marca. Rafa declaró en aquellos días que de lo que más se sentía más orgulloso no eran esos grandísimos éxitos, si no de lo que hizo para lograr recuperarse, de su esfuerzo y fortaleza mental para superar la adversidad.

Este año, como un segundo capítulo fatídico, la muñeca le volvió a dejar fuera de competición, cuando parecía que volvía a su mejor nivel, en el inicio de la temporada. Una nueva adversidad, cortar su temporada competitiva, que presentaba el añadido de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en los que Rafa deseaba participar más que ninguna otra competición. Siempre declaró que lo que más le gustaba era representar a España, y que los juegos olímpicos eran el máximo reto en el que competir por tu país y, tras triunfar en los de Pekín 2008, no pudo participar en los de 2012 por su primera lesión, por lo que perderse unos segundos hubiese supuesto un golpe durísimo, incluso para el bueno de Rafa.

Pero Nadal está hecho de una aleación muy especial y de una dureza sin igual. A pocos días de iniciarse los juegos estaba casi descartado, pero su compromiso con España y su ilusión por estar en los Juegos, acudir a la villa olímpica y “aprender” como él dice, de todos los demás deportistas, eran tales, que decidió acudir y probarse ya en Río de Janeiro. Su proeza no iba a quedar ahí. Ya que estaba, decidió competir, y hacerlo en todas las modalidades posibles: individual, dobles masculinos y dobles mixtos, aunque sólo lo hiciera finalmente en las dos primeras.

Lejos de cumplir el trámite, Rafa lo dio todo en Río, pero todo, todo, todo. Se quedó vacío. En el último partido, la lucha individual por el bronce, después de remontar épicamente, terminó cediendo ya exhausto. No hay mensaje más nítido, ni aprendizaje mayor de un deportista, que ése: dar lo mejor de uno mismo, el máximo esfuerzo posible. Algunas veces vendrá acompañado del triunfo, y otras no será suficiente, porque habrá otro u otros deportistas que nos habrán superado.

Rafa, antes de perder el bronce en individual, había conquistado un impresionante oro en dobles junto a su compañero e intimo amigo, Marc López, con otra remontada marca de la casa. También había perdido una semifinal épica ante el argentino Del Potro, que al igual que él, salía de una larguisima lesión, e igualmente ha representado un ejemplo admirable, conquistando la medalla de plata, tras derrotar al número 1 del mundo, Djokovic, en primera ronda, haciéndolo llorar, y al propio Nadal en semifinales.

Nadal luchó hasta su última gota de sudor, su último gramo de energia, como siempre. Ése es el gran ejemplo vital que nos transmite a todos, y que va más allá de lo puramente racional, pues lo difunde emocionalmente, haciendonos vibrar con su energía y lucha. Nadal consigue que nos olvidemos incluso del resultado, que su actuación quede grabada en nuestra memoria, gane o pierda, que sea admirado en todo el mundo, y eso sólo lo consiguen las grandes leyendas deportivas de la historia.

Ése y no otro fue el mensaje del Barón de Coubertain. No se trata de participar por particar, la frase que se le atribuye, era más larga de lo que la gente cree. Lo importante no es únicamente participar, frecuentemente entendido como “da igual ganar o perder, da igual esforzarse, con participar, ya vale, con estar allí, es suficiente”. La frase completa del creador de los juegos olímpicos modernos, es la siguiente: «Lo más importante del deporte no es ganar, sino participar, porque lo esencial en la vida no es el éxito, sino esforzarse por conseguirlo.». La segunda parte de la frase es la que aclara el mensaje educativo. Lo importante es esforzarse en la vida.

Por todo ello, y por una carrera deportiva impresionante. No pudo haber otro mejor abanderado para España en la inauguración de Río 2016 que Rafa Nadal. Y no sólo Rafa, todos los deportistas españoles, olímpicos y paralímpicos, han dado un grandísimo ejemplo, superando grandes obstáculos para poder llegar a participar en unos juegos, y dándolo todo durante la competición, y hany transmitido una imagen de la que llaman “marca España” tremendamente positiva al mundo. El deporte es, en muchas ocasiones, un mal ejemplo para todos, y hay que saber detectar estas conductas negativas y tratar de eliminarlas, pero en otras muchas, es una gran escuela vital, para pequeños y mayores. Probablemente, el más grande deportista español de todos los tiempos, Rafa Nadal, es nuestro gran profesor, dentro y fuera de la pista, y merecía como el que más estar en esta sección del blog.

 

Imagen de cabecera: Delegación española en el desfile inaugural de los Juegos de Río 2016. Foto: as.com.

Actívate en Rabanales este verano

piscina_voleyarena

Natación y voley playa, dos propuestas muy muy veraniegas de actividad física, que se pueden practicar en el campus de Rabanales, y perfectas para completar la actividad estudiantil, ya sea durante el periodo de éxamenes, como en el de estudio preparatorio, la actividad física aporta muchos beneficios al alumnado. Un perfecto aliado para combatir el stress del estudiante, dejar salir esos nervios y tensiones a través del ejercicio, liberar nuestra mente, y ocuparla sólo en divertirnos con la actividad física y el deporte. Conseguir un mejor descanso nocturno, pues la actividad física lo propicia, y derivadamente mejorar nuestra capacidad de concentración al día siguiente, o inmediatamente, si reanudamos la actividad estudiantil justo después de hacer ejercicio.

Hay ya numeros estudios científicos bien contrastados de el mayor rendimiento académico del alumnado que realiza actividad física de forma regular, frente al más sedentario. Y eso sin contar con los beneficios generales que a nuestra salud reporta, mejora el ánimo y nos divierte.

El deporte de competición, además, nos forma en el seguimiento y cumplimiento de objetivos, en el trabajo en equipo, en el compromiso, el esfuerzo, la aceptación del éxito y el fracaso, de las reglas del juego y de las decisiones de los que las aplican, y muchas otras habilidades últiles en nuestra futura vida profesional.

Por todo ello, desde Actívate os proponemos a los estudiantes de la Universidad de Córdoba, y cualquier otro que lo dese, a practicar deporte en el campus universitario de Rabanales este verano. Ucodeporte ha lanzado un atractivo programa para estas fechas, que se inicia la semana que viene. Sin ir más lejos el viernes 17 se abre la piscina exterior de 50 metros, y las instalaciones, como las pistas de voley arena, están disponibles, así como un completo programa de actividades dirigidas, tanto acuáticas, como fuera del agua.

La información completa del programa se encuentra disponible en la web de Ucodeporte, en este enlace directo.

Ya sabes nuestra irrechazable propuesta ¡Actívate en Rabanales, este verano! Te esperamos.

Imagen de cabecera: Fotografía combinada de la piscina exterior y las pistas de voley arena, de las instalaciones deportivas universitarias en el campus de Rabanales.