El fútbol para mejorar el mundo

futbolbase_separaNo se puede dudar de la influencia que tiene el deporte en general hoy día en la sociedad, tanto en nuestro país como en el mundo, y de una forma destacadísima ese protagonismo se lo lleva el deporte rey, el fútbol. El fútbol levanta pasiones, no sólo entre sus practicantes, que son legión, sino también entre los millones de espectadores, aficionados y fans, a los equipos profesionales y selecciones nacionales, que dada la gran cobertura televisiva, multiplica por millones a los que acuden a los estadios.

Aficionados somos casi todos, y ahí empieza parte del problema, que muchas veces confundimos nuestro papel en el fútbol de base, en el que practican nuestros hijos, y frecuentemente se olvida el papel de educador, o queda anulado por el de mero espectador, cuando no entrenador personal, o lo que es peor aficionado ultra.

Dado el grave problema de violencia que rodea en muchas ocasiones al fútbol profesional, y que por esta confusión de los que asisten a encuentros infantiles y juveniles, también se ha extendido, como una pesada lacra, al deporte base, son muchas las instituciones que han tomado cartas en el asunto para tratar de revertir esta lamentable situación.

La propia FIFA, la federación mundial de fútbol, ha lanzado diversos progrmas y planes, de respeto, juego limpio, contra la violencia, etc, en esta dirección. Una de las más acertadas es el establecimiento de las “Diez reglas de oro del fútbol”, dentro de su código de juego limpio, y con el objetivo de que le sirva como guía en su gestión del fútbol planetario sino también para reforzar a todas las personas del mundo del fútbol en su sentido de la cooperación y fraternidad. Toda una declaración que tiene que traducirse en planes concretos de actuación, para controlar la violencia en el fútbol, para eliminarla, sancionando a sus autores, instigadores y colaboradores, y premiando todas aquellas acciones que fomenten el fair play y los valores positivos que puede generar.

Dentro de las diez reglas de oro y a modo de declaración final, la décima pide a todos los fútbolistas, técnicos, jueces, federativos, profesionales del ámbito y finalmente espectadores, que utilicen el fútbol para “mejorar el mundo”, todo un desafío, “para convertirlo en un lugar donde todos puedan vivir dignamente”. Y finalmente recalca algo en lo que estamos totalmente de acuerdo y a lo que, potencialmente, podríamos sacarle mucho partido, pues considera al fútbol “una poderosa plataforma para promover la paz, la igualdad, la salud y la educación para todos”, ahí es nada.

Muchas veces nos hemos referido al deporte como una herramienta, un “arma” (plataforma) que puede ser utilizada para promover los valores positivos, pero como toda herramienta o “arma” puede también ser usada negativamente, para potenciar los negativos. No puede otorgarse automáticamente a todo fenómeno deportivo valores positivos. Hay que perseguirlos, y rechazar cualquier desviación o malinterpretación, especialmente en el deporte educativo, dónde la educación en salud y valores debe ser prioritaria a cualquier otro objetivo.

Juega limpio; a ganar pero aceptando la derrota; acata las reglas del juego; respeta al resto de participantes; promueve los intereses del fútbol; honra a los que los defienden; rechaza la corrupción, drogas, el racismo, la violencia, las apuestas y otros males; ayuda a no ceder ante la corrupción; y denuncia a los que desacrediten el fútbol; son las otras nueve reglas de oro que establece la FIFA.

Fuente: Federación Española de Fútbol. Puede consultarse el decálogo completo en la sección Juego Limpio, pestaña: Juego limpio en el mundo de la web de la RFEF en este enlace.

Imagen de cabecera: Foto que dio la vuelta al mundo por Internet y a través de las redes sociales, Alejandro Rodríguez, un niño de 5 años que juega en las inferiores del Unión Viera de Gran Canaria, frenando la discusión entre un entrenador y el árbitro. Vía: www.elgraficochile.cl

Activar los valores educativos en el deporte base

activar valoresTodo el mundo asocia hoy día el deporte a valores educativos. Pero es un error considerar que los incorpora ya “de fábrica”, que a cualquier expresión deportiva, le son inherentes. Desgraciadamente tenemos muchos ejemplos de deporte nada educativo, o des-educativo, la mayoría en el fútbol base, alguno muy reciente. Es tarea de los educadores, organizadores, padres y los propios protoganistas, activar los valores positivos del deporte base. Aunque ya nos hemos referido varias veces al tema en la sección “Deporte y Educación” de este blog, traemos hoy un interesante artículo de Enrique Roldán, titulado “Noy hay que olvidar los valores”.

Valores a activar
¿Qué valores son los que se pueden transmitir mediante la práctica deportiva? Enrique Roldan identifica algunos tan importantes como la solidaridad, la tolerancia, el respeto, la constancia, la superación, el esfuerzo, el trabajo en equipo, la cooperación, …, añadiendo que todos ellos contribuyen a que la formación del niño se complete en ámbitos diferentes a los de su escuela y su familia, lo que hace posible que se generalicen a diferentes ámbitos de su vida y que los pueda aplicar en las más diversas situaciones.

Entrenador y educador
Si de los profesores esperamos que eduquen a nuestros hijos en algo más que en materias regladas, ¿por qué no esperar lo mismo de sus entrenadores si tenemos asumido que en edades tempranas su labor debe ser fundamentalmente educativa? Se pregunta Enrique Roldán.

Cómo hacerlo
Según Roldan, para llevar a cabo esta labor, los técnicos deben favorecer el autoconocimiento en los niños y la mejora de su autoconcepto y su autoestima, enseñar a utilizar el  diálogo como forma de solucionar conflictos, alentar la toma de decisiones en los niños, aprovechar el fracaso como elemento educativo y sobre todo aprovechar el deporte para trabajar las habilidades sociales necesarias para una buena convivencia con los otros miembros del equipo.

La importancia del juego
El juego es la mejor forma de que estas enseñanzas se implanten en el repertorio de conducta de los jóvenes deportistas, añade Roldán, lo que nos obliga a planificar la diversión y el juego dentro de las sesiones, por delante de la competividad, la repetición, o la emulación de los profesionales. No son pros, son niños a educar.

El deporte como oportunidad educativa.
El autor del artículo considera por último el deporte como una oportunidad educativa: “una oportunidad maravillosa para contribuir a la formación como personas de muchos niños y niñas que se acercan a su actividad deportiva favorita con el fin de relacionarse, aprender y mejorar en su deporte favorito o como actividad saludable”

Fuente: Melillaesdeporte. Enlace al artículo original

Imagen de cabecera: Morguefile.

Práctica deportiva en la Universidad y rendimiento académico

11807663_1627547254190326_1102359009079001626_o

Un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid -UC3M- indica que el alumnado universitario que practica deporte durante su estancia en la Universidad mejora sus resultados académicos en un 9’3%, respecto de aquél otro que finaliza su etapa estudiantil sin haber participado en actividades deportivas. Una vez finalizado, los autores concluyen que además de los beneficios directos para la salud asociados al ejercicio físico, la participación en activdades deportivas organizadas favorece los objetivos de rendimiento académico.

El estudio a cargo de María José Sanchez Bueno y Fernando Muñoz Bullón, profesores titulares de Organización de Empresas de la UC3M, y Antonio Voz Sanz, director financiero del Club de Campo de Madrid, y anteriormente vinculado al servicio Espacio Estudiantes de la UC3M, se realizó sobre un total de casi cuatro mil estudiantes entre los que iniciaron sus estudios universitarios en el 2008 y los que terminaron antes de 2015. Para ello se combinaron los datos de la propia UC3M sobre los resultados académicos por un lado, y de participación en actividades deportivas, por otro. Por último, el estudio contemplaba numerosas variables, entre otras, de edad, sexo, circunstancias familiares y econónimcas, duración o rama de estudios seleccionada.

Además de los datos generales de mejoría en el rendimiento académico, los autores señalan otras específicas, como ún incremento aún mayor si se trata de práctida de deporte en grupo o equipo, respecto de la individual. Una línea de investigación que se plantean ampliar en el futuro, así como la posible extrapolación al resto de alumnado de las universidades españolas.

Fuente: Web de la Universidad Carlos III. Enlace a la noticia.

Desde Actívate ya hemos expuesto en diversas ocasiones numerosos estudios y evidencias de que la actividad física en general, el deporte en particular, y especialmente su práctica en grupo, no sólo mejoran nuestra salud física y mental, sino que inciden muy favorablemente en nuestra vida personal, familiar, laboraral, social, o como en este caso, muy importante para el alumnado de la UCO, sobre el rendimiento académico. Así que, una vez más, recomendamos junto a otros hábitos de vida saludable, la práctica deportiva, y especialmente las actividades que desde el Deporte Universitario se organizan cada curso y que pueden consultarse en nuestra web www.uco.es/deporteuniversitario.

Imagen de cabecera: Partido de balonmano del campeonato de Europa Universitario Braga 2015, entre las universidades de Córdoba y Estrasburgo.

El deporte como escuela vital IV: Horst Wein

fut_nin

Esta semana ha fallecido en Barcelona el experto en deporte y educación, Horst Wein. Un firme defensor de utilizar el deporte como un instrumento educativo, y de dar preferencia a las necesidades de los niños, sobre las propias del deporte como lo entienden los adultos. De la diversión a través del deporte. En Activate siempre hemos promocionado esta visión pedagógica de la actividad física y el deporte, además de sus beneficios para nuestra salud física.

Por ello queremos dedicar esta entrada a resumir muy brevemente su inmensa labor desarrollada en este campo, dentro de nuestra sección “El deporte, escuela vital”, en el que ocupa con todo derecho un lugar de honor, acompañando a nuestros tres anteriores protagonistas: Tim Olson, Maria de Villota y Xavi Torres. Sirva igualmente como el modesto homenaje de este blog a Horst Wein.

Licenciado en Educación Física, Docente Universitario en “Metodología y didáctica de juegos colectivos, Medalla Olímpica de Plata en los Juegos Olímpicos 1980 como Director Técnico del Hockey  Español, Asesor (mentor) para la formación de técnicos de fútbol en Naciones Unidas (ONU) para el Programa de Desarrollo y Paz en el Caribe y Centro- y Sudamérica (2005). Asesor de la Federación Española, miembro del CEDIFA de la Federación Andaluza (centro de estudios e investigación del fútbol andaluz). Asesor de clubes de la liga española como Villareal C.F., Athletic Club Bilbao, FC Barcelona o Real Sociedad; de la Federación Inglesa y de clubes de su liga Premier como Leeds United, Sunderland F.C. y Arsenal London; y así hasta un intermianble etc. de organismos públicos, instituciones educativas y clubes deportivos.

La noticia la hemos conocido precisamente por el CEDIFA, del que ha sido un gran colaborador, y que ha querido realizar un sencillo pero sentido homenaje a su figura y para ello ha propuesto que desde twitter con el hashtag #GraciasHorstWein se publiquén mensajes a su memoria en forma de despedida a la figura que tanto aportó al fútbol formativo mundial, al que nos sumamos.

Wein fue, sobre todo, inventor de un revolucionario método de enseñanza del fútbol: FUNiño, o “Fútbol a la medida del niño”, que resume muy bien su filosofía, adaptar el deporte a la medida del niño y no que el niño tenga que adaptarse a las medidas de los distintas modalidades deportivas, pensadas, fundamentalmente, para adultos. Uno de los grandes defectos del deporte base actual, El mimetismo al deporte de adultos, que ya nos señalaba Iosu Azurmendi, en nuestra reciente entrada “El deporte puede educar, salvando los malos hábitos”, en la misma línea de este artículo.

Respecto del formador, la figura clave del proceso, Wein señala que “debería ver el fútbol no como una plataforma personal para mejorar su posición en la sociedad con las victorias que alcanza con los niños, sino más bien como una actividad eminentemente formativa-educativa. Así el objetivo principal de cualquier Escuela de Fútbol debería ser, antes de fabricar buenos futbolistas, formar y conseguir mejores personas”.

Y sobre las instituciones, centros educativos, federaciones, escuelas o clubes deportivos “deberían seleccionar cuidadosamente a los formadores, teniendo en cuenta la calidad de los mismos, no sólo desde un punto de vista técnico-deportivo, sino también en aspectos humanos, comunicativos y pedagógicos; estando muy consciente de su importante papel en el desarrollo integral de las jóvenes personas. Las responsabilidades de un formador de fútbol que está más tiempo con su alumno que un profesor de cualquier asignatura en el colegio, no se basa meramente en el aspecto técnico y motriz, sino también en la transmisión de valores educativos, sociales y formativos a los jóvenes que en un futuro muy cercano serán ciudadanos adultos. De ahí la importancia que tiene el papel del formador en las etapas formativas de sus alumnos en las Escuelas de Fútbol”.

Según el profesor lo que niños esperan de su formador se puede resumir así:
-Que no hable mucho,
-Que ofrezca una gran variedad de actividades, tanto lúdicas como formativas,
-Que no favorezca a ningún jugador en particular y
-Que sepa motivarlos con frecuentes elogios, criticando sólo en casos excepcionales

El Prof. Horst Wein, internacionalmente reconocido experto en los juegos de equipo que se dedicó desde años exclusivamente a la importante tarea de reciclar los conocimientos de entrenadores de fútbol, expuso de manera sencilla los por qué y los cómo de la necesidad de adaptar el juego de fútbol en todas de sus facetas a la medida del niño. Se cuestionó si los niños entre 7 y 13 años deben competir en el fútbol reglamentario, a imitación de los adultos, con once jugadores en cada equipo disputando un balón reglamentario en un campo con dimensiones gigantes y porterías en las cuales se pierden los pequeños porteros.

Y no tiene duda en cuanto a lo que el niño considera divertido:

“Al niño lo que le gusta del fútbol es tener el balón, y meter goles…”

En vez de competir once contra once en un campo reglamentario o reducido, Horst Wein propone para los de 8 y 9 años el juego “tres contra tres” de Mini Fútbol  en una cancha de baloncesto pero a  cuatro porterías, dos en cada línea de meta. Jugar “tres contra tres” dice,  “fomenta la importante capacidad de percepción de cada uno de los componentes de los dos equipos. En poco tiempo los niños aprenden a  ocupar racionalmente los espacios, a  tocar el balón al primer toque, y mano a mano, que al ver una portería bien defendida, y sin que nadie le diga nada, aprenden a levantar su vista y conducir el balón a la portería menos defendida de los dos a atacar. Y si ofrecemos los múltiples variantes sobre este juego de Mini Fútbol estimulamos capacidades imprescindibles para jugar bien al fútbol como la coordinación, la anticipación, el juego triangular, la cobertura , el desmarque en el momento justo, el pase de pared o de primera intención, y especialmente qué hacer, cómo y cuando hacerlo y finalmente el porqué de una acción y no de otra”.

Para Horst Wein “No es bueno proponer a las edades de 7, 8 y 9 años competiciones en forma de liga, dando puntos por la victoria etc. La competencia a edades tan tempranas es más una proyección de los padres de familia que un deseo y una utilidad para los niños. El niño lo que quiere es jugar. Es el padre de familia quien siente que gana o pierde cuando gana o pierde el equipo de su hijo. Pero educativamente hablando, no es formativo que los niños compitan tan a temprana edad y menos en un solo deporte. Hay que volver a pensar en el niño, el protagonista del fútbol base. Hay que dejarlo jugar con zapatos a su medida, e irlos haciendo crecer, en la medida en que él vaya creciendo, de manera gradual, jugando Mini Fútbol  3 contra 3 con 8 y 9 años, 5 contra 5  con  10 años, 7 contra 7 con 11/12 años y 8 contra 8 con 13 años hasta llegar con óptimos resultados con 14 años a la competición reglamentaria 11 contra 11.”

Un último pensamiento sobre cómo mejorar el deporte de base y que puede ser una filosofía profesional de Wein: “Si haces lo que has hecho siempre, no llegarás más lejos de lo que siempre has llegado.”

Sin duda él lo llevó a la práctica con éxito, y en el futuro tal vez sea incluso mayor su reconocimiento, pues la semilla está ya plantada en muchos formadores y centros deportivos. Sin duda, para finalizar, hay que agradecer enormente su magnífico trabajo en este campo. Descanse en paz, Profesor.

Fuente e imagen de cabecera (portada de uno de sus libros): web oficial de Horst Wein.

Para ser feliz: haga deporte. Lo dice Harvard

happy_mfileDecía Loquillo que para ser feliz necesitaba un camión. Harvard no está de acuerdo, para ser feliz, hay que hacer deporte, y  cinco cosas más. El profesor de Psicología Positiva, la ciencia de la felicidad como él la define, de una de las unviersidades más prestigiosas del mundo, la de Harvard, Tal Ben-Shahar, no sólo reconoce en el deporte una de las claves de la felicidad, sino que añade un símil deportivo para aprender a estar alegre: la alegría se entrena y aprende, al igual que se hace para esquiar bien o jugar al golf.

Así que tomamos nota, nuestra actividad física nos hace directamente más felices, y además nos marca el camino para aprender a estar alegres. No se nos puede olvidar a partir de ahora ampliar nuestro plan de entrenamientos a este nuevo deporte: estar alegre. Se nos ocurre llamarle ¿”happyning”? Por qué no. Las últimas tendencias deportivas nos llegan en inglés y acaban en -ing.

No hará falta ser olímpico, ni siquiera machacarse, serán suficientes treinta minutos de media diaría de actividad fisica a cualquier intensidad, según nuestras circunstancias físicas personales y gustos, para que nuestro cerebro segregue las famosas “endorfinas” que nos producirán placer y satisfacción.

Para triunfar en esta nueva modalidad, el “happyning”, además de hacer deporte media horita diaria, no se nos pueden olvidar las otras cinco claves:
1. Practicar la resiliencia: aprender a reponerse y salir fortalecidos de los fracasos y malas experiencias vitales.
2. Aprender a meditar: trasladando nuestros pensamientos al lado positivo.
3. Concentrarse sólo en lo imporante (simplificar) en el ocio y el trabajo.
4. Ser agradecido: no dar por hecho lo bueno que nos sucede.
5. Perdonar los fracasos: Son parte de nuestra experiencia. Los expertos relacionan la falta de perdón con la presencia de trastornos como la depresión, la ansiedad y la baja autoestima.

Esta teoría de la psicología positva, está muy ligada al optimismo activo, del que tenemos una sección en el blog, denominada OPTIMISMO Y DEPORTE. El optimismo ACTIVO, se diferencia del pasivo, que se queda esperando a que la suerte nos sonria por azar, en que se prepara y esfuerza para lograr que las cosas positivas nos ocurran, se basa en actuar y no esperar. Y está muy ligado al espíritu deportivo: Los retos no se consiguen porque sí, por azar, dependen de nuestra planificación, esfuerzo, desempeño y actitud, y de los de nuestros rivales. Así que ya sabeís de dónde viene nuestro slogan: ACTÍVATE.

Fuente: elpais.com, enlace al original.

Imagen de cabecera: morguefile.com.

El deporte puede educar, salvando los malos hábitos

soccer starEn esta ocasión, en nuestro titular, no nos referimos a los malos hábitos de vida, alimenticios o de actividad física, sino a los malos hábitos de aquellos que participan en el deporte de formación, principalmente técnicos, monitories, educadores, padres, y entidades que la organizan. Como ya explicamos en nuestro falso mito nº10: El deporte NO siempre educa (ver entrada). El término deporte engloba un enorme grupo de actividades humanas, relacionadas con la actividad física, casi siempre, que van desde la práctica libre de ejercicios simples, hasta el gigante negocio del deporte profesional.

Una parte del fenómeno deportivo podría ser el deporte educativo, que no siempre es sinómino de deporte base, el que practican nuestros pequeños, porque como veremos a continuación no siempre en el deporte base se educa, o dicho de otro modo, otras veces se “des-educa” o se forma negativamente.

Traemos a nuestro blog en esta ocasión un interesantísimo artículo del especialista Iosu Azurmendi, denomiando “Habilidades sociales II: la relación con nuestras y nuestros deportistas”, dentro de las Jornadas de deporte escolar: área de educadores y educadoras (Bilbao – 2002).

Azurmendi hace un brillante planteamiento sobre los primeros problemas, los más típicos y recurrentes, en el deporte base, que van contra el valor educativo del deporte, que resumimos a continuación así como de las conclusiones y consejos, definiendo previamente el concepto: Pedagogía Deportiva.

Pedagogía deportiva
Pedagogía deportiva: es la ciencia de la educación deportiva que se refiere a la adquisición de habilidades y recursos propios del ámbito deportivo. Es decir, iría más lejos que el propio aprendizaje, tendiendo a desarrollar aspectos referidos a la resistencia ante la frustración, el control de la propia actividad, la perseverancia, el aprender a competir, la moralidad y ética deportiva…. es decir todo lo que se refiere al deportista como persona, más allá del mero aprendizaje físico

 

Problemas que nos encontramos en la práctica deportiva en estas edades; a saber:

 

a) El mimetismo del deporte de adultos, sobre todo del deporte espectáculo:
Los medios de comunicación prefieren destacar la celebración de un gol, o la existencia o no de alguna acción agresiva. Actitudes que tras ser emitidas, gracias a la capacidad de los medios de comunicación, rápidamente son mimetizadas, especialmente por los niños, seres en formación y hábiles imitadores. Nos resta a padres y entrenadores, una tarea importante para ayudar a filtrar esta información, que cuando es por televisión rápidamente se fija en nuestros niños. Hemos de ayudarles a interpretar lo que ven, y de esta forma si resultará en ellos, además de educativo, beneficioso para el aprendizaje técnico o táctico.

Desde el ámbito de los clubes y del deporte competición en general aparecen personas en el ámbito educativo, ausentes de formación pedagógica y mimetizan modos y parámetros meramente competitivos, repitiendo entrenamientos de adultos, e incluso de profesionales.

 

b) La orientación predominante hacia la competición:
Bien utilizada es un medio formativo inigualable. Es una motivación eficaz en sí para la práctica deportiva del niño. El problema se da cuando se plantea como objetivo la competición en edades de formación, la competición debe ser un medio educativo, no el objetivo.
Pero solo cuando las exigencias de la competición responden a las capacidades intelectuales, psíquicas y motrices del niño, este aprende de forma eficaz, rápida y duradera.
No hemos de olvidar que los niños hasta la adolescencia identifican esfuerzo con rendimiento, siendo difícil para él, entender una resultado negativo, sí ha existido un gran esfuerzo previo por su parte. Sí encima somos nosotros lo que los supervaloramos, ello crea mayores problemas afectivos, para él, en definitiva guía de alegrías o fracasos, cuando el objetivo era jugar y educarse ¿o no lo era?

 

c) La tendencia a la selección:
Los dos problemas anteriormente citados nos guían al presente, el mimetizar al deporte espectáculo y el sobrevalorar el aspecto competitivo, nos guía ineludiblemente a que seleccionemos a los mejores frente a los de peor calidad, a que intentemos asegurar el resultado propiciando el hecho de que jueguen los buenos, y relegar a los menos cualificados. El hecho de plantearse un objetivo a corto plazo, nos obliga a actuar en consecuencia, y en búsqueda del triunfo seleccionar la mejor fórmula de conseguirlo. Y entonces nos olvidamos del objetivo de formar, y de que todos son necesarios, y de que lo importante es pasárselo bien. No responderá a lo que desde la ley se marca como objetivo del deporte escolar, y además nos guiará a una acción en cascada de eliminaciones sucesivas.
Los niños sufren un desarrollo ordenado, pero individual, y la adquisición de habilidades, su crecimiento, debe ser respetado y no utilizado para la realización de las funciones más interesantes para que en cada momento gane el equipo, en detrimento de sus posibilidades de desarrollo deportivo y personal del futuro. Sí el deporte es bueno, lo es para todos, resulta muy triste convertir a un niño benjamín o alevín en espectador.

 

d) Los abusos en la especialización:
Lo que menos precisa el niño es la especialización, es un ser en crecimiento ávido de aprendizajes, y es la formación general y multilateral lo que precisa, el limitar su hacer a los fundamentos y formas de una única práctica deportiva, significa limitar su desarrollo. Está demostrado que biológica y evolutivamente, la formación multilateral favorece los procesos de maduración y desarrollo, de acuerdo a los períodos sensibles del mismo, y evitando el desgaste unilateral precoz.

Démosle una base genérica y multilateral, que la especificidad deberá surgir posteriormente de sus gustos. Y a nadie le quepa la menor duda que, a la larga, estos van a coincidir con su capacitación. Si se le ofrecen similares posibilidades, el niño va a seleccionar la especialidad donde su hacer sea más exitoso, pues no hay ningún refuerzo más positivo que el interiorizar el hecho de que se hacen bien las cosas.

Conclusiones y consejos: El niño debe aprender conocimientos. Hemos de asegurar la participación del niño en la práctica, y que esta contenga un nivel adecuado de exigencia física. La actividad debe enganchar al niño debe ser motivante. Tiene que estar bien organizado, hemos de plantear objetivos, prioridades, principios de actuación y una metodología adecuada, para posteriormente establecer un feed-back que asegure nuestro éxito.

Esas son las claves para Azurmendi que aseguren el valor educativo del deporte base.

Enlace al original.

Imagen de cabecera: Soccer Star.JPG By wintersixfour / morgueFile free photo

El deporte mejora el rendimiento de nuestro cerebro

2015-World-Championships-salida

Para las y los estudiantes universitarios esta es una noticia magnífica, y más cuando nuevos estudios siguen revelando los grandes beneficios de la actividad física y el deporte, para nuestra salud en general, sino en concreto para el órgano que más trabaja en nuestra época estudiantil: el cerebro.

El neurólogo Rodolfo Savica, por ejemplo, asegura que son suficientes 30 minutos de actividad aeróbica al día, cinco veces por semana, para reducir el declive cognitivo asociado al envejecimiento que recuerda que es importante mantener unos niveles mínimos de actividad física durante toda la vida.

En el otro extremo, los deportes de larga distancia, también aportan beneficios a nuestro cerebro. Mentalmente, quien corre maratones también se vuelve más fuerte. El sicólogo deportivo de Clínica Meds, Enrique Aguayo, dice que el ejercicio ayuda a eliminar estrés y en pruebas de resisitencia, como el trekking o el maratón, se adquieren beneficios al lograr alcanzar metas mediante esfuerzo, voluntad, disciplina, resistencia a la frustración y perseverancia, características que se desarrollan en este tipo de deportes.

Una investigación de la Clínica Mayo revela que algunos deportes olímpicos pueden contribuir a aumentar el rendimiento del cerebro. Concretamente los investigadores destacan los beneficios de las carreras de atletismo y de la natación, dos ejercicios aeróbicos que al aumentar el bombeo del corazón reducen el riesgo de demencia y mejoran el estado de ánimo. Además, la natación tienen innumerables beneficios para las articulaciones. Completan la lista el futbol, el balonmano, el baloncesto, el ciclismo, el hockey y el tenis.

En cuanto a otros deportes menos “intensos”, los científicos destacan el tenis de mesa, el bádminton, la esgrima y el taekwondo. Todos ellos, además de hacer que los participantes se muevan con una actividad aeróbica, requieren concentración, coordinación de ojos y mano y precisión. El remo se suma también a los deportes olímpicos que contribuyen a mantener sano nuestro órgano pensante.

Estas y otras muchas evidencias científicas refuerzan que el deporte no sólo no perjudica a otras actividades como el rendimiento escolar, académico o el profesional, si no que los benefician, una razón más, para que los padres insistan en la práctica deportiva de sus hijos, o para que el alumnado universitario siga practicando deporte, o al menos tengan un estilo de vida activo.

 

Fuentes: www.latercera.com y www.muyinteresante.es

Foto: Salida de una prueba de velocidad en los recientes mundiales de atletismo. Galeria de imagenes Morguefile.

Vive el curso… en plan activo

ftorres_tiempobalaFernando Torres, en una espectacular imagen de la Final Cto. de Europa Universitario U. Minho – UCO.

No vamos a dejar de insistir. Desde el Deporte Universitario queremos que os mováis, que gastéis toda esa energía de forma saludable, para manteneros en forma, relajaros, divertiros, hacer nuevas amistades, y aprender valores y habilidades que pueden ser muy útiles para vuestro futuro profesional e incluso vital. Todo eso puede aportar la actividad física y el deporte bien planificados.

Y hablando de planes, esta vez os proponemos un gran desafío, que os toméis el curso “En plan… deportivo” que es el eslogan elegido para el Plan Deportivo Anual de la Universidad de Córdoba, que fue presentado el pasado lunes y que se puede consultar en este enlace.

La Universidad de Córdoba, desde el vicerrectorado de Vida Universitaria y Responsabilidad social, persigue que su alumnado aumente el nivel de práctica deportiva de forma considerable, y para ello ha incluido en el programa como novedad una fantástica oferta, el Abono Deportivo Estudiantil, para estar todo el curso practicando deporte por una cuota única de 40€ al año, para que disfrutes del Deporte Universitario “En plan… económico”. Todas las ventajas y condiciones de la oferta pueden consultarse en el siguiente enlace.

El plan también incluye, por supuesto, ejes ya clásicos, como el de competición, para vivir toda la emoción, el esfuerzo, trabajo en equipo, compromiso, de luchar por un triunfo soñado. Abanderados por el equipo masculino de balonmano de la Universidad de Córdoba, campeón de España, y recientemente, subcampeón de Europa, 2015, las y los deportistas que representen a la UCO en los campeonatos regionales, nacionoles o incluso, continentales, vivirán la Universidad de una forma única, irrepetible. Como nos resumía Fernando Torres, nuestro portero del equipo de balonmano, en un tuit hace pocos días, sobre el euorpeo disputado la primera semana de agosto en Braga (Portugal): “Qué verano!! Qué campeonato!! Qué equipo!! Qué amigos!! Qué buen grupo humano!! #Gracias”. También puedes jugar con tus compis de facultad en el popular Trofeo Rector, que lleva 30 años decidiendo quiénes son los más deportistas de nuestra Universidad, o disputar los rankings de pádel y tenis, abiertos a cualquier persona interesada en activarse “en plan… competitivo”.

Lo mismo ocurre en el eje de Actividades Físico Saludables, que durante todo el año, ofrece actividades saludables, tanto en el médio acuático, como de raqueta, para niños y mayores, así como el uso libre de las numerosas instalaciones deportivas universitarias: piscinas, cubierta y exterior, campos de fútbol, ruggy, pistas de tenis y padel, atletismo, voley-arena, polideportivas… Abiertas a todos los ciudadanos. Sin duda una oportunidad de disfrutar la temporada que se inicia ahora “en plan… sano”.

En cuanto al eje de eventos “en plan… recreativo”, destacan los I Juegos Deportivos Bachillerato-UCO, dirigidos a los estudiantes de bachillerato. Y en el Proyectos de Responsabilidad Social, las colaboraciones con la Noche de la Natación Solidaria de Rumbo Solidario, con la Carrera del Banco de Alimentos y con el Día Mundial de la discapacidad, que aprovechan los valores del deporte “en plan… solidario”.

Y hemos dejado para el final nuestro eje, el de Vida Activa y Deporte en la UCO, fomentando entre la comunidad universitaria y todos los ciudadanos, un estilo de vida “en plan… activo”. Con la difusión y promoción de la actividad física saludable y el deporte en este blog y nuestras redes sociales, con la organización de actividades divertidas, actuales y movidas, como alternativa saludable al ocio estudiantil, con nuestros ya populares “Vienes Activos”, ampliando esta activada a “Talleres Deportivos, y completando con acciones formativas en actividad física y salud y de colaboración deportiva.

Una fantástica y completísima oferta deportiva de la Unviersidad de Córdoba, de la que puedes estar permamentemente al día, en nuestra web www.uco.es/deporteuniversitario, en twitter @deporte_uni_UCO y en facebook: DEPORTE UNIVERSITARIO UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA.

pad1516_blogImagen promocional del blog en el libreto del Plan Anual Deportivo de la Universidad de Córdoba para el curso 2015-2016.

La vuelta al cole, contra la leucemia infantil

En nuestra primera entrada del blog tras las vacaciones traemos un tema tan a propósito, en principio, como “la vuelta al cole”, solo que en esta ocasión no lo hacemos con su significado de regreso a la actividad, sino en el termino más deportivo, el de dar una vuelta corriendo al recinto escolar. Otra gran iniciativa que une solidaridad y deporte en el objetivo de mejorar la salud, en este caso de los niños, tanto los destinatarios de la solidaridad, los enfermos de leucemia, como de los que se solidarizan con ellos, los niños en edad escolar, donando un euro por su dorsal pero también realizando una actividad física, divertida con los compañeros, de dar una vuelta a su colegio.

Desde la ong “Unoentrecienmil” se han propuesto crear el mayor movimiento de colegios de toda España contra la leucemia infantil organizando el Primer Campeonato Nacional de La Vuelta al Cole. Para lo que solicitan ayuda para difundir el proyecto entre padres y profesores, y colaboración con el trabajo de sensibilizar y concienciar sobre lo importante que es que todos invirtamos en investigación para acabar con la leucemia infantil. Cada vez que se difunda el mensaje, nos cuentan, nos estarás ayudando a llegar un poco más lejos en esta lucha. Porque el enemigo es demasiado fuerte para uno solo, pero no para cien mil.

La leucemia es el cáncer infantil más común (con un 30%), 300 casos al año en España. Al ser considerado un cáncer de bajo espectro, nadie invierte en su investigación de forma continuada en nuestro país, no se avanza y desde hace 20 años, 2 de cada 10 niños mueren

La Vuelta al Cole
Consiste en dar la vuelta al recinto del colegio corriendo. Con la implicación de -mínimo- 50 colegios de toda España, que desde el 15 de septiembre al 31 de octubre de 2015, tendrán que dar la vuelta a su cole en un recorrido definido y homogéneo para todos los colegios.

Objetivos:
- Implicar a toda la comunidad escolar en una acción común con un fin solidario: recaudar fondos para luchar contra la leucemia infantil a través de la investigación.
- Sensibilizar desde la educación, trabajando en el aula los conceptos de cooperación, solidaridad y lo importante de la investigación en el progreso de la lucha contra las enfermedades.
- Enlazar la acción con los beneficios de la práctica del deporte y con los valores en común: superación de retos, autoafirmación, compañerismo…

Inscripción
Cada niño se inscribirá en la carrera por 1€, dinero que va destinado a la investigación de la leucemia infantil.
La inscripción la pueden hacer los padres o el colegio.

Categorías
4 grupos en competición:
- 1º y 2º Primaria
- 3º y 4º Primaria
- 5º y 6º Primaria
- 1º y 2º ESO

Se harán carreras por categoría y colegio, de la que saldrá un único ganador autonómico y, entre ellos, el ganador nacional de cada categoría, cronometrando el tiempo para una misma distancia.

Y desde “Activate” no se nos ocurre mejor manera de iniciar nuestra labor tras las vacaciones, de “volver al cole”, que animando a difundir y participar en esta iniciativa a todos nuestros lectores. Toda la información necesaria en la web “La vuelta al cole“.

Deportes de equipo y cualificación académica

Laura_Basset_japonTraemos al blog esta semana un interesante artículo en el diario británico The Telegraph, escrito por la directora de colegio, Lucy Pearson, a propósito del mundial femenino de fútbol, que ha titulado: “Practicar un deporte de equipo, tan importante como cualquier cualificación académica”. El telón de fondo,  la dramática eliminación de la selección femenina de fútbol de Inglaterra en la semifinal del mundial de Canada, con gol en propia puerta de Laura Basset en los últimos segundos del descuento. En el artículo, Lucy Pearson apuesta por la práctica de deportes de equipo, por los importantes beneficios que conlleva para la educación, y realiza interesantes reflexiones sobre la aportación del deporte a la formación humana, de las que compartimos algunas a continuación:

Practicar un deporte de equipo, tan importante como cualquier cualificación académica

Imagino lo que sintió en unos segundos que parecían interminables, Laura Basset no podía sentirse peor. Inclinada, con las manos sobre las rodillas, se paró como un cuerpo solitario, mirando fijamente al suelo y con el pulso acelerado.

En los instantes inmediatamente después al gol en propia puerta, con el que se vio el fin al sueño de la final de la Copa del mundo de las jugadoras inglesas, dudo dque estuviera preocupada por lo que estarían pensando más de un millón de espectadores y fans. Sería más bien en el impacto de su error en sus compañeras, lo que habrían tronado en torno a su cabeza y golpeado su pecho. Esos momentos de “soledad de la asesina”… de sueños.

Los errores suceden, y una de las lecciones más valiosas aprendidas a través de los deportes de equipo, particularmente por los jóvenes en el colegio, es cómo afrontarse esos momentos como individuo y como parte de un colectivo.

Durante el resto del partido, imagino que Basset estaba en una especie de aturdimiento. Pero tan pronto como sonó el pitido final, las consecuencias del gol en propia puerta, inevitablemente, la redujeron en lágrimas. Y en ese momento es donde se pone de manifiesto la grandeza del equipo.

En los deportes de equipo se trata tanto de conseguir los logros por uno mismo como ayudar a los demás a conseguir los suyos. Cuando todos los miembros del equipo lo hacen bien, entonces el potencial del equipo crece exponencialmente.

Durante toda esta Copa del Mundo, Mark Sampson, el entrenador de la selección inglesa, ha hablado apasionadamente sobre el equipo “desde 1 a 23” y no cabe la menor dudad de que durante su permanencia ha construido fundamentalmente eso: un equipo. En todo lo que hemos dicho y hecho, las jugadoras han hablado entre sí; ha habido historias o retos personales, pero en cada ocasión la entrevistada ha hablado acerca de una red de apoyo y amistad que ha encontrado en sus compañeras de equipo. Y ha sido esta sensación de jugar para y con cada una de las demás compañeras la que ha iluminado al rendimiento e inspirado tal apoyo en la vuelta a casa de la selección.

Ésta es la belleza el deporte en equipo: puede inspirar grandezas, y no me refiero a crear leyendas del juego; me refiero a momentos que reflejan magnificencia. Vemos algo especial, algo noble que trasciende la expectación y nos recuerda en su momento más bello que el deporte tiene un gran espíritu noble como ganador.

El deporte de equipo, las actividades en equipo y las competiciones de equipos, son tan importantes para el desarrollo y el éxito futuro de los jóvenes como cualquier cualificación académica. Tenemos que ayudar a que los jóvenes aprendan qué significa ser parte de una comunidad y qué supone contribuir positivamente a esa comunidad. Debemos enseñarlos a entender que todos nosotros cometemos errores y que somos más fuertes cuando mostramos empatía y compasión por quienes están alrededor. Igualmente, debemos enseñarlos a seguir intentándolo después de cometer errores y a desarrollar la habilidad de aprender de ellos, de esta manera seremos más fuertes y mejores.

Dudo de que Basset entrara al vestuario en silencio, y que la situación no lo mereciera. Si, se convirtió en un momento de tristeza inconsolable, pero no obstante, sus compañeras de equipo estuvieron con ella, apoyándola, compartiendo su mala fortuna. Finalizaron la Copa del Mundo como la empezaron- como un equipo, guiándose a sí mismas, y ayudando a cada una a conseguir algo.
Tengo toda la fe que, con una pequeña ayuda de sus compañeras de equipo, volverá siendo mejor y más fuerte- Eso espero.

Extracto del artículo original en inglés publicado en el diario inglés The Telegraph y escrito por Lucy Pearson, Directora del Cheadle Hulme School,

Enlace al original: http://www.telegraph.co.uk/education/educationopinion/11713293/Team-sport-is-as-important-as-any-academic-qualification.html

Traducción y elaboración: Macarena Navarro y Rafael Garrido.

Imagen de cabecera: La jugadora de la selección inglesa de fútbol Jo Potter trata de consolar a su compañera Laura Bassett tras su autogol en el descuento de la semifinal del mundial de Canadá, el pasado mes de junio y caer eliminadas ante Japón. (EFE)