Actívate fácil riendo 3 veces al día

risas

En nuestra última entrada decíamos que EL DEPORTE ES PARA TODOS, siempre hay un deporte, o al menos una actividad física saludable para cualquier persona. Dicho y hecho, aquí os traemos un deporte muyyy sano: reir. Hasta ver un monólogo o una comedia divertida antes de dormir te activa y además combate el insomnio. ¿Quién no puede practicarlo? Olvidaos de la vieja ley deportiva: NO PAIN NO GAIN. Una razón de peso más para ser OPTIMISTA ACTIVO, es sano tomarse la vida con alegría. Los expertos asegunan que para tener una vida saludable hay que reirse por lo menos tres veces al día.

Cómo actua en el cerebro:

1º Al reirse, el movimiento de los músculos genera un estímulo eléctrico que se transmite a los nervios sensitivos.

2º Los nervios trasmiten el impulso a la glándula pituitaria o hipófisis.

3º La pituitaria, al recibir el estímulo de la risa libera endorfinas, al igual que cuando realizamos otras actividades físicas, como el deporte, un analgésico natural que provoca una sensación de bienestar.

Efectos sobre el cuerpo:

- Estrés: reduce el nivel de hormonas en vinculadas al estrés.

- Aparato respiratorio: ayuda en la lucha contra el asma. Dilata los bronquios y aumenta el volumen respiratorio.

- Aparato digestivo: mejora la digestión, masajea el tubo digestivo y aumenta la flora intestinal.

- Defensas: potencia el sistema inmunológico y elimina toxinas.

- Bienestar: es un buen ejercicio físico (da un masaje vibratorio a todo el cuerpo). Reirse antes de acostarse combate el insomnio.

Via: @mrizados la cuenta en twitter de Miguel A. Rizados, psicólogo clínico on line, con interesante información y consejos en este campo.

 

Imagen de cabecera. Título: Laughing. Autora: Ciaran Mcguiggan, en flickr.com. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.0 Generic License.

2 pensamientos en “Actívate fácil riendo 3 veces al día

  1. Gracias por este regalito de fin semana. Me pienso reir un monton este finde, aunque el Lunes al volver a la rutina me den ganas de llorar, pero tendré mis baterias cargadas

Los comentarios están cerrados.