Córdoba

Córdoba es una ciudad del sur de España, capital de la provincia homónima, dentro de la Comunidad Autónoma de Andalucía, con más de 2.000 años de Historia. Fundada por Claudio Marcelo en el siglo II a. C., se convirtió en la capital de la provincia Bética durante el Imperio Romano y una vez conquistada por los musulmanes, en el siglo VIII se convirtió en la capital de Al Ándalus. Como tal fue la ciudad más poblada del planeta hacia el siglo X y fue entonces cuando alumbró al Mundo con el florecimiento de la Ciencia, la Cultura y las Artes. Conquistada de nuevo por los cristianos de la Corona de Castilla en el siglo XIII, siguió albergando en su seno el alma de ciudad creadora. Así es patria de grandes personajes como la familia Séneca, Ziryab, Ibn Firnas, Maimónides, Averroes, Juan de Mena, el Gran Capitán, Góngora, Ángel de Saavedra, Julio Romero de Torres o Antonio Gala. En ella se construyó el primer conservatorio de música de Occidente y se forjó la raza de caballo español, entre otros grandes hitos de la Cultura occidental.

Con sus alrededor de 350.000 habitantes es la duodécima ciudad más poblada de España. Supone una verdadera novedad dentro de las organizadores de un CMUDE, ya que hasta ahora siempre se han elegido capitales de estado (Caracas, Santiago de Chile, Madrid, Ciudad de México y Santa Fe de Bogotá). Esto, lejos de ser un inconveniente, se torna en ventajas teniendo en cuenta las siguientes características:

  • Es una ciudad cómoda y manejable, con una red interna de autobuses de línea que permiten cruzar la ciudad en menos de media hora. Desde el centro, a pie, no más de una hora. Para 2016 se alcanzarán los 83 km de carril-bici transitables en la ciudad, siendo la 7ª de España con más extensión de este tipo de vía.
  • Los índices de seguridad ciudadana y limpieza urbana ubican a Córdoba como una de las mejores ciudades del país.
  • Igualmente, su sistema de agua potable hace que los cordobeses beban una de las más recomendables aguas corrientes españolas.
  • Córdoba es además una ciudad con una gran esencia ecológica y medioambiental. Aparte de su larga extensión de carril-bici, se debe reseñar la importante labor de depuración de aguas de toda la ciudad, su vanguardista programa de reciclaje de todo tipo de basuras y su escaso índice de contaminación ambiental, que hace que su aire sea respirable y limpio. Su reducido tamaño y escasa industria han permitido que sea una ciudad ideal para vivir y crecer en ella.
  • Es la ciudad andaluza con más zonas verdes y arbolado urbano, con 15’48 metros cuadrados de zona verde pública por habitante, superando los parámetros marcados por la OMS (de 10 a 15 m2/hab.). Esta cifra la sitúa en el cuarto puesto de todas las ciudades de España.
  • Sin embargo, a pesar de no ser una gran urbe, como capital de provincia andaluza más céntrica constituye un nudo de comunicaciones esencial para el territorio del sur de España, y por autovía tiene las más rápidas comunicaciones con el resto de capitales.
  • En lo que respecta a comunicaciones nacionales e internacionales, tiene una óptima red gracias a su estación de trenes de RENFE de alta velocidad (que la comunica directamente con Sevilla, Málaga, Madrid, Zaragoza, Valencia o Barcelona en lapsos de tiempo muy reducidos) y con ello tres aeropuertos internacionales: Sevilla, a 40 minutos; Málaga, a una hora; y Madrid, a dos horas, tres si es por carretera. Tiene aeropuerto propio, aunque su uso comercial es muy escaso.
  • Al tratarse de una ciudad pequeña, un evento internacional de este orden coparía en los medios de comunicación toda la importancia local, regional y nacional. No este un dato menor, habida cuenta de los vacíos de noticias que se han descrito en anteriores ediciones del CMUDE por celebrarse en ciudades muy pobladas y con multitud de eventos paralelos.

 

Sin embargo, a todo lo dicho se suma uno de los principales valores propios de Córdoba: su Historia y su patrimonio. Córdoba posee nada menos que cinco reconocimientos de Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, tres directos y dos indirectos:

  • La Mezquita-Catedral, corazón cultural, espiritual e icónico de la ciudad, emblema de siglos y conjunción de las religiones musulmana y cristiana, fue comenzada a construir en 786 por mandato de Abderramán I, emir de Al-Andalus, y luego consagrada al cristianismo en 1236 por el rey Fernando III el Santo. Fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en la IX sesión, en 1984.
  • Por su parte, el Centro Histórico de Córdoba que circunda a la Mezquita-Catedral, comenzado a trazar bajo el dominio romano y luego modificado por las siguientes culturas (visigodos, bizantinos, judíos, andalusíes, castellanos), supone uno de los conjuntos urbanísticos más bellos de España. Aprovechando el décimo aniversario, fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1994, y en la actualidad es el segundo casco histórico en extensión más grande del continente bajo la protección de la UNESCO.
  • En 2010 se reconoció al Flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y así disfrutan de esta consideración todos y cuantos territorios lo sienten dentro de sí. Córdoba así lo demuestra con su gran escuela de cantaores, bailaores y guitarristas, y puntales como el Congreso de guitarra flamenca, el Centro “Fosforito”, su especialidad de Flamencología en el Conservatorio Superior de Música (la única de Andalucía) o su prestigioso Festival Internacional de la Guitarra.
  • Igualmente, el 16 de noviembre de 2010 el Comité Intergubernamental de la UNESCO para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, reunido en Nairobi (Keina), acordó inscribir a la Dieta Mediterránea en su lista representativa, por el inmenso y milenario conjunto gastronómico que supone. Este perfil gastronómico es el que caracteriza a Córdoba y su región, con estandartes tales como el vino, el aceite de oliva, los cereales, los guisos de legumbres y el pescado azul. Y es que los estudios realizados en los últimos años sobre «Health-Related Quality of Life» revelan la mejora de la calidad de vida que conlleva esta alimentación.
  • Por último, Córdoba tiene uno de los iconos populares más identificativos de nuestra geografía: los Patios. Entendidos como aquellos espacios interiores de las casas, antiguos, porticados, y llenos de tiestos y vegetación, colorido, agua y vida familiar, se exponen en un Festival desde hace un siglo para disfrute de toda la ciudad y el Mundo. El 6 de diciembre de 2012, en la sesión de París, fueron reconocidos como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

 

Se enriquecen estas cinco consideraciones de la UNESCO con más de 60 monumentos y yacimientos arqueológicos de la ciudad reconocidos como Bienes de Interés Cultural así como una fiesta de Interés Turístico Internacional, el Festival de los Patios. Y es que con más de dos milenios de Historia, Córdoba es uno de los emblemas monumentales y espirituales de España.

Por todo ello el CMUDE Córdoba 2016 se quiere enmarcar dentro de una aspiración mayor, de una línea de concepción de la ciudad con una proyección Universal. La revista FORBES en el año 2014 publicó los 15 criterios para hablar de una Ciudad Mundo, como un concepto de una urbe que se proyecta al planeta, de lo local a lo global, que sirva de espejo, de ejemplo y de referente a la Humanidad, pero guardando su esencia. Y analizados esos componentes, de los 15 criterios esgrimidos como tal, Córdoba goza nada menos que 12:

  • Tener más de 300.000 habitantes
  • Tener una Universidad de prestigio
  • Tener zona Patrimonio Histórico-Artístico
  • Poseer una oferta cultural variada
  • Ser un destino turístico
  • Tener un área de compras destacable
  • Poseer un aeropuerto o estación de Alta Velocidad a menos de 200 km
  • Poseer varios periódicos
  • Disponer de zonas abiertas de recreo
  • Disponer de transporte público y taxistas experimentados
  • Disponer de una sociedad civil estructurada y dinámica
  • Disponer de una zona de expansión inmobiliaria

Esta realidad viene además avalada por el hecho de que Córdoba ha sido elegida en varias ocasiones como sede de diferente cumbres internacionales, que han demostrado, además, su capacidad para eventos sociales de grandes dimensiones, seguridad y exigencias. Así ocurrió con la Conferencia de Ciudades Europeas por la Paz en Oriente Medio (2005), la Cumbre hispano-polaca de los gobiernos de estos dos países (octubre de 2008), o la Reunión informal de Ministros de Exteriores de la Unión Europea (marzo de 2010).

Pero esta repercusión internacional no es un fenómeno de la actualidad. Y es que no podemos olvidar que la Córdoba de España no es más que la primera de una larga nómina de ciudades homónimas repartidas por el planeta que, fundadas desde el siglo XVI, se inspiraron en esta antigua urbe andaluza para ser bautizadas como tales. Es así que existe una Córdoba y su provincia homónima en Argentina, otras tres Córdobas en Colombia (en los departamentos de Bolívar, Nariño y Quindío), y la importante Córdoba de Veracruz, en México. Córdoba, faro de culturas, luz de civilizaciones, quiere pues con este evento capitalizar todo lo que ha aportado y aporta al devenir del ser humano.