La Dieta Mediterránea constituye uno de los mayores tesoros de nuestra civilización y, sin embargo, las encuestas nos evidencian que es una gran desconocida. La mayor parte de la población encuestada no sabe definir qué es y qué no es la Dieta Mediterránea.

Las propiedades saludables que se le atribuyen se basan en la constatación de que, aunque en los países mediterráneos se consume más grasa que en los Estados Unidos, la incidencia de enfermedades cardiovasculares es mucho menor. Las causas de tales propiedades parecen estar en el mayor consumo de productos ricos en ácidos grasos monoinsaturados, presentes en el aceite de oliva (que reducen el nivel de colesterol en sangre). También se atribuye al consumo de pescado, en especial pescado azul, rico en ácidos grasos w-3 y, finalmente, al consumo moderado de vino tinto.

Participa en la encuesta general respecto a la Dieta Mediterránea: http://goo.gl/forms/jGNqFMWHMb

0
0
0
s2sdefault