Los beneficios de la química son tantos que en apenas dos horas de charla resulta casi imposible realizar una mera aproximación. Ésa parece una de las primeras conclusiones de la conferencia ofrecida el pasado 20 de marzo por el investigador Instituto de Química Orgánica General (IQOG) del CSIC y divulgador, Bernardo Herradón, encargado de inaugurar el ciclo ‘Cuestión de Química’, organizado por el Instituto de Química Fina y Nanoquímica de la Universidad de Córdoba con la colaboración del Consejo Social, inaugurado por su director, Julián Morales, el vicerrector de Política Científica, Justo Castaño, y el decano de la Facultad de Ciencias, Manuel Blázquez.

Para Herradón, que subrayó la relevancia de la química en la vida cotidiana, el Año Internacional de la Química celebrado en 2011 supuso un hito en la percepción social de la química, gracias a las innumerables acciones de divulgación. Sin embargo, “la química se sigue identificando equivocadamente con contaminación y urge cambiar esa percepción. La contaminación tiene mucho que ver con el uso de la química, pero sólo la investigación química acabará con el problema ambiental”, señalaó.

En esta línea, Herradón insistió en la necesidad de trabajar desde todos los ámbitos para acabar con la mala fama de la química, su identificación con lo tóxico. Por eso abogó por dejar crecer la blogosfera y en el diseño de acciones divulgativas, especialmente las dirigidas a niños y jóvenes.

Para argumentar su postura, el investigador del CSIC repasó los hitos más importantes de la química en la alimentación y recordó que “todo lo que comemos es una mezcla de elementos químicos y lo que bebemos ya que la potabilización del agua es un proceso químico”. El ciclo ‘Cuestión de Química’ continuará el próximo martes 28 de marzo con la charla de Carlos Jiménez Ot sobre ‘Tendencias actuales de la química alimentaria’.

0
0
0
s2sdefault