En relación a la información publicada hoy en las diferentes cabeceras del Grupo Joly y, en concreto en “El Día de Córdoba”, la Universidad de Córdoba quiere hacer las siguientes puntualizaciones:

El informe al que se refiere el artículo es un estudio que ya cuenta con algunos años y ha quedado obsoleto en parte de sus datos, que fue realizado por las Universidades Públicas Andaluzas al objeto de conocer con detalle la distribución de la oferta y la demanda de plazas en los títulos oficiales del Sistema Universitario Público Andaluz, y con el fin de mejorar la atracción de estudiantes, al contrario de lo que parece desprenderse de la noticia hoy publicada.

En dicho estudio se hizo hincapié en aquellos títulos en los que se había apreciado un decremento de la demanda debido a diversas causas, como por ejemplo el descenso del sector de la construcción para el título de Ingeniería Civil, entre otros. Las universidades pusieron de manifiesto que no existe una sobreoferta de títulos actualmente, aunque haya sectores en los cuales la preferencia de los estudiantes supera ampliamente la oferta de plazas, como es el caso de las Ciencias de la Salud; mientras que hay otras áreas en las que la demanda global está cayendo ligeramente en los últimos años, como por ejemplo en las ingenierías en general.

En el caso de las titulaciones STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), el espíritu del sistema universitario es potenciar las vocaciones en la etapa preuniversitaria en aquellas áreas de conocimiento que más tituladas y titulados precisan para afrontar con garantías la cuarta revolución y que España no se quede al margen del nuevo escenario internacional. Todo esto está, sin ir más lejos, en coherencia con lo apuntado por los últimos informes de “La Universidad Española en cifras” elaborados por CRUE.

En coherencia con esto, el informe de las Universidades andaluzas apuntaba algunas oportunidades de mejora, como por ejemplo incrementar la internacionalización de los títulos, la oferta en modalidad de enseñanza no presencial y la oferta combinada de varios grados en titulaciones conjuntas, que indudablemente incrementan el atractivo de la oferta. Todas estas vías están siendo explotadas por el conjunto de las universidades andaluzas y por la Universidad de Córdoba, en particular.

Además, es necesario apuntar que todos los Grados de la Universidad de Córdoba han recibido recientemente la acreditación para continuar ofertándose durante un nuevo periodo de seis años y que en el análisis que realiza el panel de expertos previo a la obtención de esta acreditación, se analiza con todo detalle la proporción entre la oferta y la demanda en relación con la disponibilidad de recursos y la empleabilidad de los egresados.

Por otro lado, la modificación de la oferta de títulos de grado, si bien es algo que debe estar constantemente en estudio por las Universidades, como es su responsabilidad, no es algo que pueda hacerse a corto plazo, sino que requiere una planificación en relación con las variaciones del mercado de trabajo, la disponibilidad de financiación y recursos humanos y materiales, etc. lo que requiere un análisis muy detallado mucho más allá de una mera comparación oferta-demanda.

Por último, en el terreno de los másteres, la interpretación de los datos que han aparecido en los medios no es correcta, ya que al hablarse de másteres interuniversitarios, no se puede hacer una valoración de los matriculados específicamente en cada universidad participante. El número de inscritos en estos másteres es considerable. Además, al ser un estudio realizado hace ya tiempo, no considera nuevos escenarios como la virtualización de la enseñanza, o los cambios realizados en titulaciones como el de Estrategias, o el de Química, que incluso se modificó con mejoras que ya se están dejando notar en las matriculaciones, por poner  solo dos ejemplos.

0
0
0
s2sdefault

Nuestro Presidente, Francisco Muñoz Usano, abre la conferencia "La Universidad de Córdoba en la innovación empresarial en su territorio", organizada por Otri UCO, junto a Jesús Manuel Coca López, Presidente de ASFACO, y Enrique Quesada Moraga, Vicerrector de Investigación y Desarrollo Territorial.

0
0
0
s2sdefault

La reunión ha sido un punto de encuentro para dar a conocer el funcionamiento del Consejo Social, que podría ser implementado en el sistema educativo ecuatoriano

El Presidente del Consejo Social de la Universidad de Córdoba, Francisco Muñoz Usano ha recibido este miércoles 19 de febrero la visita de Cecilia Chacón Castillo, Secretaria de Derechos Humanos de Ecuador, que ha acudido a la institución cordobesa con el objetivo de conocer en profundidad el sistema de los Consejos Sociales de las Universidades Públicas en España, concretamente, de la UCO, para plantear la posibilidad de extrapolar este sistema a la Universidad ecuatoriana.

Chacón Castillo ha sido recibida por el nuevo presidente y la secretaria del Consejo Social de la UCO, Julia Romero, y, durante la reunión, han intercambiado propuestas de colaboración futuras entre las que se encuentra promover una maestría de Estudios de Género con códigos de equidad e igualdad, con el objetivo de fortalecer y empoderar a la mujer en Ecuador.

La visita de la Secretaria de Derechos Humanos de Ecuador al Consejo Social, que ha estado acompañada por del profesor de esta Universidad, Ramón Rueda, se produce un día antes de su participación en las II Jornadas Universitarias sobre Empresas y Derechos Humanos: los derechos de las mujeres son Derechos Humanos, una mirada al mundo de la empresa”, donde dará su visión experta sobre las mujeres y los Derechos Humanos en la ponencia inaugural.

Esta jornada se celebrará los días 20 y 21 de febrero en la Facultad de Ciencias del Trabajo de la UCO, y contará con el apoyo del Consejo Social de la Universidad de Córdoba y la participación de su presidencia, así como con la intervención de una de sus consejeras, Magdalena Entrenas.

0
0
0
s2sdefault

El consejero de Economía insiste en la importancia del diálogo sobre una propuesta que busca una asignación de recursos equitativa, garantizando la suficiencia financiera y proporcionando incentivos a la excelencia investigadora

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas, Rogelio Velasco, ha reunido a los representantes del Foro de los Consejos Sociales de las universidades públicas andaluzas para abordar la propuesta de reforma del modelo de financiación. Según ha expuesto el consejero, con este modelo se pretende lograr un marco estable y que cuente con amplio consenso.

La nueva propuesta busca proporcionar a las universidades la dotación adecuada para el desarrollo eficiente de su función social, además de garantizar la calidad de la docencia. Al mismo tiempo, “tiene como finalidad potenciar la excelencia para todas las universidades públicas andaluzas, teniendo en cuenta su heterogeneidad en dimensión e historia, así como los contextos económicos y sociales en los que se han nacido y se desarrollan”, ha incidido Velasco. La implantación del nuevo modelo de financiación será progresiva para evitar cambios bruscos a corto plazo, ha añadido.

Según ha explicado el consejero a los presidentes de los Consejos Sociales, la nueva estructura determina tres tipos de dotaciones: financiación de nivelación (que supondría entre el 5 y el 10% del total), financiación básica (entre el 85 y el 90%) y financiación estratégica (entre el 5 y el 10% restante). Esta última es especialmente significativa, ya que persigue promover actuaciones de excelencia, permitiendo a las universidades la generación de incentivos para mejorar sus indicadores de rendimiento.

Este encuentro ha sido el primero en el que han coincidido los nuevos presidentes de los Consejos Sociales, nombrados recientemente por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía: María Concepción Yoldi (Universidad de Sevilla), Rocío Reinoso (Pablo de Olavide), José Luis García-Palacios (Universidad de Huelva), Francisco Muñoz Usano (Universidad de Córdoba) y María Teresa Pagés Jiménez (Universidad de Granada). Junto a ellos, Magdalena Cantero Sosa (Universidad de Almería), Francisco Vaño Cañadas (Universidad de Jaén), Juan de Dios Mellado (Universidad de Málaga) y Prudencio Escamilla (Universidad de Cádiz), que ostenta la presidencia del Foro.

Durante la reunión, Escamilla ha recordado que los Consejos Sociales de las Universidades Públicas de Andalucía tienen encomendada la aprobación de las cuentas de las Universidades que representan. Por este motivo, “debemos estar presente allí donde se debata y planifique el sistema de financiación de las mismas, para que se valoren nuestras propuestas”.

El posicionamiento del Foro de los Consejos Sociales se basa en insistir en el papel de la universidad como agente de transferencia y difusión del conocimiento y de tecnologías a la sociedad, en colaboración con los agentes que la integran, y considerando la enseñanza universitaria como servicio público, y accesible en igualdad de oportunidades.

El Foro de los Consejos Sociales de las universidades públicas andaluzas fue creado en el curso 2007-2008, con el apoyo de la Junta de Andalucía, con el objetivo de proponer líneas de coordinación: facilitar la comunicación entre los distintos consejos sociales de las universidades, aprovechar las sinergias po-sitivas, trabajar en común, intercambiar buenas prácticas y facilitar la interlocución con las distintas administraciones académicas y educativas.

El borrador del nuevo modelo de financiación de las universidades públicas andaluzas fue presentado a los rectores el pasado 10 de diciembre. Desde entonces está en fase de estudio y aportaciones, a las que se sumarán las de los presidentes de los Consejos Sociales y otras organizaciones representativas del mundo universitario.

0
0
0
s2sdefault

Pedro Rivera Romero, representante del alumnado en el Consejo Social de la Universidad de Córdoba, ha sido elegido como presidente del CEU

Pedro Rivera Romero, estudiante del máster de Abogacía y presidente del consejo de Derecho y Empresariales, ha sido elegido este lunes por mayoría absoluta nuevo presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Córdoba (CEU), tras más de un año de interinidad del anterior presidente, Jorge Ortiz, y dos intentos fallidos de renovar este órgano estudiantil, de gran importancia en la UCO.

Rivera ha sido elegido por 15 votos a favor y tres abstenciones, de los 18 votos emitidos, de un censo de 23 estudiantes, pertenecientes a los consejos de los diez centros universitarios de la UCO. La proclamación definitiva no será hasta este viernes 21 y en marzo habrá elecciones para constituir la mesa del CEU.

Pedro Rivera ha comentado, tras resultar elegido, que había dado el paso de presentarse porque «veía que la situación estaba atascada, que no podía seguir así», pese a que cada consejo ha ido funcionando bien. Ahora, su principal objetivo es «trabajar para sacar adelante el reglamento del CEU» y mejorar las condiciones de los estudiantes.

Noticia de Diario Córdoba.

0
0
0
s2sdefault

El presidente del Consejo Social de la Universidad de Córdoba, Francisco Muñoz Usano, es entrevistado por PTV Córdoba

Francisco Muñoz Usano, recientemente nombrado presidente del Consejo Social de la UCO, ha concedido a PTV Córdoba una entevista en la que ha resuelto dudas sobre las labores del Consejo, explicado cómo consigue mantener un balance entre su vida profesional, personal y su nuevo puesto en la institución, y cómo su larga experiencia en la Universidad de Córdoba podrá ayudar al desarrollo y crecimiento del centro educativo a través de su presidencia.

Haz clic en la siguiente imagen para ver la entrevista:

entrevista botón play

0
0
0
s2sdefault

Desde el Consejo Social de la UCO compartimos la primera entrevsita otorgada por Francisco Muñoz Usano desde que fuese nombrado presidente de la institución, contenido original de Diario Córdoba:

Francisco Muñoz Usano confiesa que lleva “horas frenéticas de afecto y de amistad” desde que asumió el cargo de presidente del Consejo Social de la UCO, este pasado lunes 3 de febrero. No hay más que verle entrar en el Rectorado y recorrer unos pocos metros con él de abrazos y enhorabuenas. “Estoy muy agradecido del cariño que estoy recibiendo de todos los estamentos, desde el nivel laboral más humilde hasta mis amigos estudiantes que en mi clase de máster me hicieron un homenaje que ni me esperaba y que me pedían que todo fuera tan práctico como el máster de Abogacía, que es un paradigma como enseñanza modelo en cuanto a su práctica”. Su mayor preocupación, no obstante, es cómo va a conciliar este cargo universitario con su vida familiar y profesional. Su trabajo de abogado, “plenamente vocacional” no lo deja, pues su bufete Muñoz Abogados cumple ahora 70 años de andadura, y además su familia, su mujer Paqui y sus dos hijos, José Antonio y Daniel, lo son todo para él. “Voy a necesitar un gran apoyo de mis compañeros de bufete y el indispensable apoyo de mi mujer”, reconoce este letrado cordobés, doctor en Derecho por la UCO y profesor del máster de Abogacía en colaboración con el Colegio de Abogados de Córdoba.

Parece que su nombramiento ha sido muy bien recibido en la comunidad universitaria, donde usted es un viejo conocido, ¿por qué aceptó este cargo?

Hay cuestiones en la vida a las que uno no puede decir que no, y la verdad es que la universidad de Córdoba, en el tiempo que he tenido de conocerla, tanto como representante universitario como profesor colaborador de máster y sobre todo como doctor, es una universidad privilegiada, con un tejido humano impresionante y, desde hace tiempo, con una gestión que yo definiría como una gestión con valores, no gestión por la gestión, sino con ética. Es una de las universidades cuyos directivos son los primeros en suscribir un pacto ético que, desde el Consejo Social, valoramos extraordinariamente; por tanto, sumarse a este proyecto, aunque sea de una forma altruista, sin dedicación profesional, es algo a lo que no se puede decir que no.

Después de dos décadas como miembros del consejo social, ¿qué significa para usted asumir ahora la presidencia?

En primer lugar, me he encontrado unos consejeros y consejeras sociales muchos de ellos conocidos, si no del propio consejo, sí de la sociedad cordobesa, que destacan por su entrega en las labores que hacen, no solo profesionales sino de representación social de sus colectivos, de sus profesiones y empresas. Me he encontrado también con la figura de la secretaria del consejo social, Julia Romero, ya conocida por mí de mi anterior gestión de secretario y que es una ayuda imprescindible para cualquier novato. Me he encontrado con un equipo de dirección en la universidad con el que entiendo que no vamos a tener ningún problema en estar en clara sintonía y en franca colaboración, por más que el Consejo Social tenga ciertas funciones de fiscalización que veo que son naturalmente asumidas por la comunidad universitaria, y lo que veo que no ha cambiado es la calidad de los investigadores, de los docentes y de los alumnos, de la gente joven que se está sacrificando mucho por unos títulos. Pero también es verdad que veo cosas que podemos ayudar a mejorar.

¿Cree que el Consejo Social es suficientemente conocido por la sociedad cordobesa?

Probablemente no lo sea, pero es verdad que el Consejo Social no busca el protagonismo. Es verdad que todos los que gestionamos un órgano público tenemos que procurar que sea conocido y entendido, pero insisto que nosotros hacemos una función que a veces es bueno que sea, no secreta, pero sí discreta, por la calidad de los datos que manejamos. A nosotros nos corresponde intervenir en la justificación, colaborar con el resto de la universidad en justificar ante la sociedad más de 165 millones de euros, y esa es una alta responsabilidad que nos compete a todos, el buen uso del dinero público, una gestión de la que, a priori, no tengo ninguna duda. Haremos lo posible no tanto por ser conocidos sino porque se conozca nuestra actividad.

¿Cuáles van a ser los objetivos fundamentales de su mandato?

Los objetivos del Consejo Social los debe de marcar su pleno y yo debo de ser absolutamente respetuoso con él. Pero a mí me gustaría ser un presidente aceptado por los consejeros y consejeras, aunque esté designado por un Gobierno. En consecuencia, quiero proponerles a los consejeros algunas medidas internas, como la designación de un vicepresidente, del que carecemos, desde que causó baja una de las personas más recordadas por nosotros por su inconmesurable labor, que fue Bartolomé Cantador. Pero aparte de eso, uno de los objetivos más importantes es la empleabilidad. Un título universitario tiene que ser una llave que abra la puerta del empleo en la empresa o en el emprendimiento. Y eso es una filosofía que todos, especialmente los docentes, tienen que entender. Un título que no lleve a la empleabilidad es un título mejorable. Y esa es la labor del Consejo Social y de una serie de personas expertas que intentaremos que nos iluminen. Otra medida es el carácter práctico de las enseñanzas de lo que muchos estudiantes nos hacen llegar que algunos títulos en concreto adolecen de una carencia de visión práctica. Por ejemplo, no se puede hacer un máster en determinada materia sin que parte del profesorado sea ejerciente de esa materia, como no se concibe que pudiera dar clase de cirugía alguien que no la haya ejercido. Y otro objetivo de carácter interno es reconocer la labor altruista de consejeros y consejeras, que se merecen un trato privilegiado por ser personas que dedican su tiempo libre por amor a la universidad y por sentido de la ciudadanía. Y como presidente asumo el reto de que los consejeros sean personas mimadas por la institución.

¿Se tienen que renovar ahora los consejeros?

Por el mero hecho de mi nombramiento, no. Tienen unos ciclos de mandato con unas prórrogas y algunos de ellos tendrán que ser renovados a su vencimiento. Sí voy a analizar la dedicación de los representantes de algunas instituciones en el consejo para cuando lleguen sus vacantes rogarles a esa institución que seleccione personas dispuestas a dedicarse a las funciones que se les encomiende. Los consejeros son corresponsables de la aprobación del presupuesto y de su correcto gasto, entre otras cuestiones.

¿El presupuesto de la UCO es ajustado? ¿Qué déficit presenta?

El actual no lo conozco bien. Pero el de hace cuatro años, durante mi anterior etapa de consejero, la universidad presentaba sus cuentas de una forma exhaustiva, limpia y honesta y en aquella época todas las sugerencias eran admitidas y había un enorme interés de la propia universidad en pasar la prueba del algodón, en que sus cuentas fueran transparentes. Nuestra relación con el equipo de gobierno de la UCO es constante y hay cosas que se pueden corregir en el día a día, y así nos proponemos hacerlo. Nosotros somos universidad. El Consejo Social no es un fin en sí mismo, es un servicio a la sociedad en la universidad. Yo, como presidente, me considero un ciudadano que quiero servir a la sociedad y me toca servirla en esta universidad. Por tanto, no soy una verruga de la universidad, soy universidad, y tengo muy a gala ser doctor de esta universidad. Nosotros trabajamos desde dentro de la universidad y en armonía.

Pero también el Consejo Social es fiscalizador de la universidad.

Por supuesto. Las críticas pueden ser constantes, si son constructivas. Pero he constatado que tenemos un equipo de dirección absolutamente receptivo a las críticas. En dos días, mi relación con el rector y los vicerrectores está siendo muy estrecha. Pero el rector Villamandos sabe que soy una persona que le voy a trasladar todas las cosas que vea mal.

¿Mantendrá iniciativas de su antecesor, Francisco Luis Córdoba, como Foro Único o Café Social?

Mi sintonía con el que fue mi anterior presidente, Francisco Luis Córdoba, es muy grande. Fue la primera persona a la que llamé una vez fui designado y en la que percibí una gran alegría. Será invitado a mi primer pleno y recibirá el homenaje que se merece de la comunidad universitaria. Su talante de periodista ha ayudado mucho a esta universidad, incluido su talante de jurista. Por supuesto, yo no soy persona de eliminar lo que otros han formado. Y esas dos iniciativas, aunque las iremos ajustando a cuestiones económicas, me parecen magníficas.

Un estudio de la CRUE alerta de la falta de demanda de estudiantes para carreras Stem. ¿Es adecuada la oferta formativa de la UCO? ¿Es lo suficientemente atractiva para que los alumnos cordobeses se queden a estudiar aquí?

Quiero destacar que la UCO es la universidad de la provincia de Córdoba. El éxito de sus titulaciones va a depender de su carácter práctico y de su empleabilidad. Si proponemos títulos o actividades que carecen de relación con el empleo, alguna podrá justificarse por su carácter investigador, pero para un alumno tenemos que ser capaces de detectar las necesidades de empleo, transmitirlas al resto de la universidad y que ésta las asuma. La tendencia de la única universidad de la provincia de Córdoba suele estar en esa línea. Nosotros, como aprobamos los títulos de grado y los de máster, valoraremos la empleabilidad y el carácter práctico de las enseñanzas y la participación en ellas de los elementos sociales, que tienen mucho que aportar.

¿Existe en Córdoba algún título con baja inserción laboral o alguno que haría falta para completar la oferta?

Recientemente se han incorporado titulaciones de alta demanda social, como Fisioterapia y Psicología, y alguna otra más. No se puede decir que la UCO sea inerte. Por otro lado, tenemos instrumentos como Fundecor y otros patronos que colaboran con nosotros. La capacidad de relación con la demanda de empleo y con la oferta de empleo de Fundecor es enorme. Por eso,  tenemos una figura de coordinador general para temas de empleo. Pero también hay que acudir a través de las empresas. La universidad tiene su corporación empresarial, su relación con Rabanales 21, una relación fraternal con CECO, cuyo presidente, Antonio Díaz, es consejero del Consejo Social, y a través de la OTRI, a la que queremos estudiar a fondo para separar la paja del trigo, tenemos una salida a investigadores espectacular. Esta universidad tiene unos investigadores callados, en los laboratorios, en los microscopios, en las técnicas materiales… y eso sí es importante que lo conozca la sociedad. Por eso, quiero proponer al pleno continuar con reuniones tan positivas como las que junta a directores de departamentos de investigación con empresarios y colegios profesionales. Cada vez que juntamos esos elementos se produce una reacción química maravillosa y ahí nos sentimos muy gratificados los consejeros sociales.

¿Hay relación estrecha entre la empresa y la universidad?

Pues tenemos que abrirle un poquito más la puerta, esa es la realidad. La última actividad de pleno abierto que presidió Francisco Luis Córdoba fue una sinergia entre empresarios y universidad. Es verdad que se percibieron desajustes, pero fue muy positiva.

Fuente: Diario Córdoba

0
0
0
s2sdefault

Francisco Muñoz Usano ha participado hoy en su primer acto institucional como presidente del Consejo Social de la Universidad de Córdoba, interviniendo en la clausura de la "Jornada Prevención de la Violencia".

0
0
0
s2sdefault

"La Universidad Española en Cifras" es un informe editado por Crue Universidades Españolas y dirigido por Juan Hernández Armenteros (Universidad de Jaén) y José Antonio Pérez (Universitat Politècnica de València)

Crue Universidades Españolas ha presentado este miércoles, en el auditorio de la Fundación Ramón Areces de Madrid, el informe «La Universidad Española en Cifras. Año 2017 y curso académico 2017/2018». En la mesa presidencial, acompañando al presidente de Crue Universidades Españolas y rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, han estado el presidente de Crue-Gerencias y rector de la Universidade da Coruña, Julio Abalde, y el director de Impacto Social de Santander Universidades, Javier López.

El vicepresidente adjunto de Crue Juan Julià se ha encargado de presentar este documento basado en más de un millón de datos, recogidos en más de 200 cuadros, con el fin de aportar una radiografía del Sistema Universitario Español (SUE). Juliá ha vertebrado su exposición en torno a los siete temas en los que se divide el informe: Tamaño del SUE, igualdad de oportunidades para el acceso a la educación universitaria, rendimiento académico, crisis de los estudios STEM, empleabilidad de los universitarios, calidad de la investigación y posición en los ránquines internacionales y contribución de la Universidad a la mejora de la competitividad y la innovación.

En este trabajo se abordan cuestiones nucleares sobre el Sistema Universitario Español con el objetivo de aportar evidencias sobre la naturaleza de los problemas estructurales y coyunturales que le afectan. Además, se añade un capítulo final donde se recogen sintetizadas las condiciones financieras, productivas y organizativas en las que las universidades españolas han debido desarrollar su desempeño.

Puedes descargarte el informe completo, el resumen ejecutivo y la presentación aquí:

0
0
0
s2sdefault

Un nuevo estudio impulsado por el Consejo Social de la UCO analiza el perfil emprendedor del alumnado de la Universidad de Córdoba

El Grupo de investigación SEJ063 de Dirección de Empresas y Economía Aplicada de la Universidad de Córdoba ha estudiado las capacidades e intenciones de emprendimiento del alumnado de la UCO durante más de una década, desde 2007 a 2018, un periodo en el que la situación socioeconómica ha pasado por grandes cambios y periodos de crecimiento y recesión que han influido en la empleabilidad y en el desarrollo de actividades empresariales de los jóvenes cordobeses, así como en su opinión y actitud hacia el emprendimiento. Gracias a la información obtenida a través de encuestas realizadas en todo este tiempo, se han publicado cuatro ediciones del Análisis sobre el Perfil Emprendedor en el alumnado universitario, y la última de ellas, impulsada por el Consejo Social de la UCO, ya está disponible para el público y ofrece resultados reveladores sobre las diferencias entre facultades, edades y género dentro del cuerpo estudiantil de la UCO.

Entre los resultados obtenidos, encontramos que un 55% de los jóvenes encuestados considera deseable crear su propia empresa, una cifra similar a la de otras universidades, pero que ha ido en decadencia con el paso de los años. Algunos de los motivos más citados por alumnado para emprender son la independencia personal, la posibilidad de resolver una tarea o problema difícil, o la posibilidad de poner en práctica sus ideas personales. No obstante, dentro del cuerpo estudiantil de la UCO existe una creencia de que era más fácil emprender en el pasado, y que, con el paso del tiempo, han ido surgiendo más dificultades para crear una empresa.

Como dato positivo, podemos decir que la brecha de género en cuanto a intención de emprendimiento se ha ido reduciendo conforme se ha ido desarrollando el estudio, aunque siguen demostrando más ambiciones de emprendimiento los hombres. Por razón de edad, los estudiantes de más de 35 años son los más dispuestos a fundar su propia empresa, y este deseo está especialmente presente en la ETSIAM (Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos), seguida de la Facultad de Ciencias del Trabajo y de la Escuela Politécnica Superior De Bélmez. A la cola en esta escala se encuentran la Facultad de Filosofía y Letras y la de Medicina y Enfermería.

Para facilitar la divulgación de la información obtenida en el IV análisis sobre el Perfil Emprendedor en el alumnado universitario, se ha puesto a disposición del público un díptico resumen de los resultados del estudio, que se puede encontrar en la sección de publicaciones de nuestra web.

0
0
0
s2sdefault