Cuadros esquizofrénicos, dificultad para el aprendizaje, pérdida de memoria inmediata y sobre todo, dependencia. Esos son los principales efectos del hachís en los jóvenes, según una de las doctoras de la Unidad de Drogodependencias y Adicciones de Córdoba, Leticia Manchado, que ha advertido hoy en Corduba 07 del peligroso descenso de la edad de inicio en el consumo de drogas.

De hecho, según los datos del Plan Nacional de Drogas manejados en el curso "Conductas adictivas y salud. Posibles alternativas de intervención", organizado por el Consejo Social y dirigido por el profesor de Medicina Legal de la UCO Eloy Girela, 1 de cada 3 escolares consume habitualmente hachís y lo hace desde los 14 hasta los 18 años.

En el curso sobre adicciones que acoge la Universidad de Verano Corduba se ha tratado además el consumo de cocaína que, según la doctora Manchado, tiene como principal consecuencia las depresiones, la aparición de ideas paranoides y un sinfín de patologías que hacen de su tratamiento de deshabituación uno de los más complicados. Sin embargo, según Girela siguen siendo las drogas legales, el alcohol y el tabaco, las que generan el mayor gasto público cuando se intenta recuperar a los adictos y solucionar sus problemas de salud.

El seminario sobre adicciones continuará los próximos días analizando los efectos y soluciones para los adictos a las drogas de síntesis, las tecnologías, el juego y los opiáceos, concretamente a la heroína, una droga, que según Manchado, amenaza con volver a aumentar en número de consumidores.

Gabinete de Comunicación / E.L.
Miércoles, 18 de julio de 2007

0
0
0
s2sdefault