Tags

Artículos relacionados

Compartir

“’Palimpsesto’ es una obra de múltiples significados superpuestos”

Emilio Pemjean (Santiago de Chile, 1971), arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM), invita a la relectura de lo representado en Palimpsesto, exposición que actualmente acogen las Galerías del Cardenal Salazar.

Actualmente, Emilio Pemjean trabaja en un nuevo proyecto formado por una trilogía que presentará a lo largo de este año. La primera parte de esta serie, titulada Bauen, es “una reflexión sobre el círculo de acción que se produce entre el hombre y el sistema espacial que se conforma a su alrededor, sobre las relaciones o interacciones entre el sujeto y el espacio que ocupa y que ha construido”.

Coincidiendo con la exposición Palimpsesto, ‘Gestionario’ entrevista a Emilio Pemjean, artista cuya obra puede visitarse en las Galerías de Cardenal Salazar hasta el 17 de mayo.

Su trabajo se desarrolla desde un marco multidisciplinar, ¿Cómo se concreta esta aproximación en sus proyectos?

Cada sistema de representación o herramienta permite un acercamiento distinto al proyecto. El fantasma, el simulacro de una arquitectura no construida (o destruida) se hace presente a partir del proceso fotográfico y videográfico posterior a la construcción de los modelos. La fotografía, desde su  bidimensionalidad y observación colectiva, abandona su tradicional consideración documental de mecanismo capaz de capturar la verdad e introduce la duda sobre lo que se ve y aceptamos ingenuamente como real.

El vídeo introduce el factor temporal a partir del movimiento del sol, modificando fenomenológicamente el espacio, conectando lo individual con lo universal,  el pasado y el futuro.

Los modelos, desde una representación tridimensional, se convierten en “enunciados sustitutos” de las experiencias de primera mano (cuestionando la certeza de nuestra visión del mundo) y en hábitats y construcciones del pensamiento. El cambio de escala del objeto, su reducción, permite un acercamiento distinto donde el conocimiento del todo precede a las partes y donde la percepción se produce desde la intimidad y la intensidad que produce la cercanía, tal y como lo haría un voyeur intentando descubrir algo más que lo que el orificio por el que mira le permite ver.

El título de la muestra, Palimpsesto, ¿se encuentra relacionado con el discurso que plantea?

Como sabéis la palabra palimpsesto según el diccionario de la RAE significa: 1. Manuscrito antiguo que conserva huellas de una escritura anterior borrada artificialmente.-2.Tablilla antigua en que se podía borrar lo escrito para volver a escribir.

Y yo agrego que Palimpsesto, como soporte sobre el que se ha escrito múltiples veces, se convierte en la representación física de la historia construida (superpuesta en estratos) de todos los que han participado (o participarán) en su escritura.

Resucitar los espacios destruidos o profundamente transformados, en un juego de transmutación de lenguajes, que pasa de la arquitectura a la pintura, a la escultura y finalmente a la fotografía y al vídeo, invitando a una relectura de lo representado como símbolo en un proceso de alquimia (proceso por cierto profundamente asociado a la obtención de imágenes fotográficas) de escritura sobre escritura es a la que se refiere el título del proyecto.

¿Qué temáticas han sido objeto de reflexión en Palimpsesto?

Como en todos mis proyectos, reflexiono sobre el tiempo, lo presente y lo ausente, la memoria, lo que ha sido destruido y transformado, los sistemas de representación y fundamentalmente sobre la capacidad de algunos objetos y arquitecturas de convertirse en símbolos mediante su reconstrucción manipulada.

¿Cómo se manifiesta la memoria como línea de reflexión en Palimpsesto?

Los espacios despojados de su razón de uso, sin rastro de sus habitantes (excepto por las huellas casi imperceptibles que han dejado), vacíos, despojados de los objetos cotidianos que los han poblado y que hacen más fácil su identificación, deben ser reconstruidos por la memoria del espectador. Lo doméstico desaparece en un intento de rememorar la vida a partir de la ausencia y la nostalgia, el latido de la vida está en la memoria del espectador y en la esperanza de que algo sorpresivo (antes, durante o después de que lo estemos viendo), active por un momento ese mundo en equilibrio inestable.

La restitución de la forma primigenia, introduciendo y completando en un ejercicio de interpretación de los vacíos de la pintura, obliga al espectador a reconstruir física y mentalmente los espacios en un trabajo inverso (y en este momento imposible) de volver a la pintura recordada. 

Tal y como John Berger comenta, el contenido de una fotografía deriva de su relación con el tiempo, de la intensidad de las ausencias y presencias, del recuerdo de lo ausente, de lo destruido y transformado. Si la fotografía tradicionalmente registra lo que se ve, lo tangible y real, se refiere siempre a lo que no se ve, “lo que muestra invoca lo que no muestra”.

¿Cómo definiría su manera de concebir el arte?

Creo que el arte es un medio que nos permite comunicarnos reflexivamente, establecer diálogos y discutir sobre los múltiples sentidos del mundo.

¿Qué función desempeña el arte contemporáneo en la sociedad actual?

Frente a la situación actual en que parece que todo es medible, comparable y homogeneizable, en el mundo del arte  aún siguen existiendo misterios que podemos descubrir, múltiples lecturas superpuestas como jeroglíficos imposibles de descifrar completamente (que ofrecen significados a la vez que ocultan otros) en un camino de imprevisible final.

¿Cómo lleva a cabo la reconstrucción de espacios presente en la muestra?

La reconstrucción comienza con la búsqueda de información sobre los espacios escogidos en bibliotecas y archivos, y en algunos casos con la visita a los “restos” de los edificios. A partir de toda esta información y de su reelaboración e interpretación, construyo unas maquetas sobre las que intervengo (dibujando y pintando sobre ellas en múltiples capas). Después llega el proceso fotográfico y videográfico más o menos complejo y controlado en mi estudio.

¿Qué peculiaridad posee la fotografía en la creación artística?

Como apuntaba en una respuesta anterior, la fotografía nace como herramienta capaz de documentar, de duplicar con absoluta perfección a través de una imagen el mundo,  y de almacenar de forma veraz los acontecimientos que en él suceden. A diferencia del dibujo o la pintura que se asocian a  ser productos de la interpretación subjetiva de un “artista” (transformando, falseando la realidad o incluso produciendo nuevas realidades)  la fotografía, nacida de la colaboración entre el arte y la ciencia, se relaciona con una reproducción fidedigna de lo real, como reproducción de un objeto necesariamente existente. Aprovechar esta asociación con la realidad para luego pervertirla, para hacer visible y creíble (desde la experiencia) algo que no existe tal y como lo vemos (disociando realidad y su imagen) es a mi entender el gran recurso de la fotografía.

¿Cómo describe el discurso construido por la muestra?

La muestra se organiza a partir de una selección de piezas del proyecto, selección que contiene fotografía, vídeos y maquetas. El recorrido por la muestra y el descubrimiento de cada una de ellas genera una experiencia sorpresiva como resultado del diálogo entre las piezas expuestas, el espectador y la sala en donde se exponen.

¿Qué puede encontrar el espectador en Palimpsesto?

Para mi es fundamental la colaboración del espectador. En este sentido, el espectador encontrará una obra de múltiples significados superpuestos que permiten diversas lecturas (desde las más superficiales a las más complejas) a partir de los escenarios propuestos y de las pistas adjuntas a dada pieza en un “juego” que le permitirá construir un discurso propio.