Tags

Artículos relacionados

Compartir

“El arte actual debe poner al espectador en los límites del pensamiento”

Sergio Rodríguez Arjona (Córdoba, 1991) Graduado en Historia de Arte por la Universidad de Córdoba, es comisario de la exposición colectiva Nexos. De lo anterior, simultáneo y posterior, que supone la primera colaboración entre la Facultad de Bellas Artes de Cuenca (Universidad de Castilla-La Mancha) y la Facultad de Filosofía y Letras (Universidad de Córdoba).

Actualmente trabaja en el proyecto Nexos, con el fin de poder difundirlo por algunas ciudades más: “Estamos trabajando para llevarla a Madrid y Valencia, para acabar el ciclo en Cuenca con una muestra que recoja todos los resultados obtenidos”. Asimismo, se encuentra inmerso en la segunda edición de un proyecto expositivo denominado “Pase sin llamar”, que se desarrollará el próximo día 28 de febrero en la ciudad de Cuenca. Este proyecto “consiste en una especie de exposición colectiva en la que los artistas exponen su obra en talleres y casas particulares. Nuestra labor es la de crear una ruta por todas estas casas creativas y hacer un recorrido con las personas que se inscriban”.

Coincidiendo con la exposición Nexos. De lo anterior, simultáneo y posterior en las Galerías del Cardenal Salazar, ‘Gestionario’ entrevista a Sergio Rodríguez Arjona, comisario de la muestra, que podrá ser visitada hasta el 7 de marzo de 2015.

¿Qué temáticas han sido objeto de reflexión en Nexos. De lo anterior, simultáneo y posterior?

El hilo temático de esta exposición es múltiple. Nexos es la recopilación de algunas de las nuevas temáticas que están investigándose actualmente en el campo de las bellas artes. Esto no quiere decir que estén todas recogidas en la exposición, pero sí están las que se tratan más a fondo en el marco educativo de la facultad en la que investigamos. La búsqueda y la definición de la identidad, la relación entre el hombre y la máquina en los procesos creativos, la interacción del ser humano y el espacio o las nuevas formas de representación artística son algunos de los temas que se pueden ver en la muestra.

¿Cómo define el discurso planteado por esta muestra colectiva?

En el texto del catálogo el discurso sigue una línea temporal, situando la obra de cada artista en una de las tres categorías que hay de nexos (anterioridad, simultaneidad y posterioridad). Para ello hubo que ver previamente la obra de cada uno de los artistas y ver sobre qué momento  del tiempo estaban hablando, ya que algunas obras hablaban de un tiempo pasado, otras buscaban incitar a la reflexión del presente y finalmente algunas parece que pretendían adelantarnos un tiempo futuro. A pesar de que esta idea principal se quiso llevar a cabo desde un principio, nos vimos obligados a cambiarla, ya que el espacio expositivo no permitía que se pudiera llevar a cabo este discurso. Por tanto, aprovechando las tres alas de las galerías, la exposición se dividió en tres temáticas principales:

En la llamada ala del decano, se han situado obras que muestran las nuevas formas de representación objetual, es decir aquellas obras que derivan de la escultura tradicional y que hoy en día han evolucionado a nuevas formas de representación que reinterpretan la escultura o crean objetos mediante otros medios como por ejemplo la instalación, el grabado o incluso la encuadernación. Son obras la gran mayoría que meditan sobre la relación del ser humano con el espacio, entendido este no solo como el espacio geográfico, sino también el temporal.

En el ala del aula magna se puede ver una serie de obras que evidencian cuáles son los caminos que está tomando tanto la pintura como las técnicas que derivan de ella, en las que ya la máquina y el ordenador han adquirido una gran importancia llegando a suprimir el acto de pintar tradicional para sustituirlo por el de la propia impresión en distintos soportes.

Finalmente la última ala se ha dejado para mostrar uno de los temas que están siendo más investigados actualmente por algunos de estos artistas: la identidad y la búsqueda del yo. Además esta temática también se puede ver en la televisión situada en el ala magna en la que se reproducen tres piezas de tres videoartistas muy interesantes. En esta parte contamos con obras que reflexionan sobre los cánones de belleza femeninos, el discurso queer la aceptación del yo en una sociedad colectiva.

¿Qué rasgos caracterizan la creación artística de los artistas que intervienen?

Sin lugar a dudas el trabajo constante, la experimentalidad creativa, el juego con las nuevas tecnologías, la reinterpretación de la técnica y la búsqueda de un sello personal en su obra.

¿Cómo puede relacionar la línea de reflexión presente en las obras expuestas con la creación artística actual?

Las obras de cada uno de los artistas que conforman la muestra están tratando las líneas sobre las que está reflexionando el arte actualmente. De hecho el origen de Nexos surge tras ver cómo las obras de muchos de mis compañeros tenían mucho en común con la de otros jóvenes creadores de Córdoba y su provincia.

¿Qué encontrarán los visitantes en esta exposición?

Encontrarán una serie de obras que muestran cuáles son los caminos y los discursos que está tomando el arte en la actualidad.

Nexos ha supuesto una pionera colaboración entre la Facultad de Bellas Artes de Cuenca y la Facultad de Filosofía y Letras de Córdoba ¿Qué consecuencias traerá este hecho?

Espero que esta exposición sea el precedente para que se puedan establecer líneas de contacto no sólo entre las dos facultades sino entre ambas ciudades, ya que, como señalé en la inauguración, son dos ciudades que tienen mucho en común y que pueden aportar mucho la una a la otra. Por otro lado creo que es muy positivo que existan relaciones entre facultades de humanidades y bellas artes, ya que son dos modalidades de estudios universitarios que pueden complementarse muy bien.

¿En qué sentido las exposiciones de las Galerías del Cardenal Salazar pueden contribuir a la vida cultural cordobesa y a la formación del alumnado que participa?

Las Galerías Cardenal Salazar están jugando un papel decisivo en la educación en arte contemporáneo en los alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras, ya que les permite que desde el primer año de carrera puedan colaborar y trabajar en contacto directo con la creación artística actual. Además de educar y enseñar a entender el arte contemporáneo, también sirve para formar al alumnado en tareas de montaje de exposiciones, técnicas artísticas y relaciones con artistas y comisarios, de las que pueden enriquecerse muchísimo. Yo mismo fui alumno colaborador de esta galería y solo me llevé sensaciones positivas de la experiencia: conocí artistas, comisarios y personalidades del arte que me han enseñado muchísimo.

¿Qué balance realiza acerca de su labor como comisario de la exposición?

Ha sido muy positiva porque me ha servido para aprender muchísimo. Enfrentarse a un proyecto de comisariado en el que participan veinte artistas es muy complejo, ya que tienes que satisfacer a todos y no siempre se puede. A pesar de ello y pese a los errores, esta exposición sin duda ha sido un antes y un después para mí, me ha dado muchas tablas a la hora de relacionarme con artistas y personalidades. Por otro lado tengo que decir que ha sido un placer trabajar con mis compañeros, ya que cada minuto con ellos es un minuto de aprendizaje. También hay que destacar el trabajo de los alumnos colaboradores de la galería que se prestan absolutamente para todo y aportan una valiosísima ayuda.

¿A qué sector del ámbito artístico le gustaría dedicarse como Historiador del Arte?

Pues me gusta en el que me muevo: la investigación, el comisariado y la relación con artistas, aunque no descarto ningún otro, eso sí, me gustaría que estuviera relacionado con la práctica artística actual. También me encantaría dedicarme a la docencia universitaria.

¿Qué supone el arte contemporáneo en la vida del espectador?

Creo que el arte actual tiene el deber de poner al espectador en los límites del pensamiento y meter el dedo en la llaga de todos los problemas que nos rodean. El problema es que las personas que se enfrentan a una obra de arte contemporánea suelen abandonar en el intento y no tiene interés en profundizar en la obra. Creo que es fundamental educar al público en arte contemporáneo ya que este ofrece una visión más subjetiva y hace más consciente al espectador de la realidad en la que vivimos.