Tags

Artículos relacionados

Compartir

“La música es una forma de comunicación”

Nacido en Langreo (Asturias), Albano García Sánchez es, desde 2008, el director del Coro Averroes (Ibn Rushd) de la Universidad de Córdoba, del que es miembro fundador. Licenciado en Historia y Ciencias de la Música por la Universidad de Oviedo, actualmente ocupa una cátedra en régimen de interinidad dentro del Departamento de Musicología del Conservatorio Superior de Música Rafael Orozco, y es profesor asociado dentro del Departamento de Historia del Arte, Arqueología y Música de la Facultad de Filosofía y Letras de la UCO.

Albano posee una sólida formación en el ámbito de la interpretación coral, iniciándose en la Escolanía del Real Santuario de Nuestra Señora de Covadonga (Asturias) y en la Schola Cantorum de la Catedral de León. Como director ha trabajado con varias agrupaciones corales asturianas, con la que ha actuado en numerosas provincias españolas. ‘Gestionario’ abre el año 2013 con una entrevista en la que el director del Coro Averroes defiende los beneficios de la música, el trabajo en grupo y la necesidad de crear vocaciones a través de la experiencia.

Como director del Coro Averroes, ¿qué objetivos se ha marcado para el presente curso?

Dos son los objetivos principales que intentamos poner en práctica desde nuestro nacimiento en octubre de 2008: la búsqueda de un sonido cada vez más bello y la interpretación de una música que refleje nuestro respeto y defensa del valor de la diversidad. De aquí parte la necesidad de formarnos, y para ello, planteamos todos los años talleres corales con directores y especialistas de prestigio e intercambios con otros coros universitarios de dentro y fuera de Andalucía. También hemos querido seguir apostando por la difusión de nuestro trabajo, animados principalmente por el entusiasmo del público que lo conoce. Para ello hemos creado una nueva página web (www.uco.es/coroaverroes), un canal en YouTube donde se puede escuchar nuestro repertorio y un perfil en diversas redes sociales como Facebook o Twitter.

El repertorio del Coro es cada vez más amplio, ¿cuáles son las novedades líricas este año y qué actuaciones tiene programadas?

Nuestro repertorio está integrado por música polifonía religiosa renacentista y contemporánea, música profana de los siglos XX y XXI y música folklórica de diversos países. Todos los años solemos trabajar un número importante de obras nuevas y actualmente estamos pendientes de recibir varios encargos que hemos hecho a algunos compositores. En cuanto a las actuaciones, podemos adelantar que el segundo fin de semana de marzo llevaremos a cabo un taller coral con Javier Busto, uno de los compositores y directores españoles de mayor reconocimiento a nivel internacional. El 10 de marzo, último día del taller, ofreceremos bajo la dirección del propio ponente, un breve concierto con el trabajo desarrollado en el mismo. El lugar y la hora están aún por determinar, pero informaremos de ello con la suficiente antelación.

¿Considera que la música está bien apoyada desde la Universidad de Córdoba?

En 2006 surge la Dirección General de Cultura dentro del Vicerrectorado de Estudiantes y Cultura con el objetivo de convertir la Universidad en un espacio donde conviva la diversidad cultural, llevando a cabo para ello proyectos con otras instituciones públicas y privadas. En el ámbito musical esto se vio reflejado en una colaboración con la Orquesta de Córdoba y con el Instituto Municipal de Artes Escénicas. De la primera nació el concierto de apertura del curso universitario y un concierto extraordinario anual. La segunda permite que la comunidad universitaria pueda disfrutar de importantes descuentos en la programación de sus espectáculos. El Coro Averroes nace en octubre de 2008 gracias al interés de algunos alumnos, profesores y personal de administración y servicios de la Universidad de Córdoba. La creación del Aula de Música, en marzo de 2009, supuso el reconocimiento institucional de la agrupación como coro de la Universidad con el consiguiente enriquecimiento de la música coral que, aunque tradicionalmente ha estado vinculada al mundo universitario, éste no era el caso de la Universidad de Córdoba.

¿Qué puede aportar a los miembros de la UCO participar en el Coro Averroes?

Desde un principio hemos pensado que la agrupación debe ser un lugar de encuentro y participación activa de todos los miembros de los sectores de la comunidad universitaria, junto con aquellas personas vinculadas de una forma u otra a ella, que estén interesados en descubrir su capacidad de cantar y el placer que conlleva el hacerlo en grupo.

¿Es necesario tener una vocación para poder acercarse a la música como intérprete?

La vocación establece la concordancia entre los gustos, los intereses y las aptitudes de las personas. Para tener vocación por algo, tiene que haber previamente un proceso de descubrimiento de la propia vocación. En el caso que nos atañe, el de cantar en grupo, la mayoría de las personas no han tenido la posibilidad de experimentar dicho proceso de descubrimiento pues no lo han hecho nunca, por lo que es muy difícil que tengan vocación por la música coral.

Son muchos los integrantes del coro Averroes que han entrado por casualidad y que han descubierto su vocación por la música coral tras un período con nosotros. Es por eso que invitamos a todo el mundo a que pruebe la experiencia de cantar en grupo. Para ello, nosotros organizamos una prueba a la que pueden asistir todos los interesados en participar en esta actividad. La misma tiene lugar todos los años durante la primera quincena de octubre en el Aula XVI de la Facultad de Filosofía y Letras, lugar donde ensayamos.

¿Cómo valora la situación de la música coral en España actualmente?

Es difícil responder a esa pregunta. Lo que sí observo es que hay ciertas diferencias en el apoyo que se le ofrece desde las instituciones a la música coral en función del lugar de España donde nos encontremos. En aquellos territorios donde ha habido mayor desarrollo económico (País Vasco, Cataluña, Madrid, etc.) existe una mejor organización, lo cual tiene como resultado un número mayor de agrupaciones corales de calidad. En otras zonas, esa falta de organización se suple gracias al esfuerzo de individuos que de forma desinteresada trabajan por conseguir esas mismas cotas de calidad. Un claro ejemplo de este segundo caso sería el Coro El León de Oro, de Asturias, una de las mejores agrupaciones que existen ahora mismo.

¿Cree que la música puede tener cualidades terapéuticas para quienes la interpretan y escuchan?

Si entendemos terapia como remedio que sirve para curar, paliar o prevenir cualquier trastorno físico o psíquico, la música ha existido como tal en la mayoría de las culturas a lo largo de la historia. Aristóteles, contradiciendo las enseñanzas de su maestro, consideraba  necesario aliviar el alma del arduo trabajo a través de la música. Hoy en día está comprobado científicamente que la música tiene propiedades terapéuticas y son numerosos los estudios que lo fundamentan: algunos afirman que al cantar liberamos endorfinas, otros explican que el canto aumenta nuestro ritmo cardíaco pudiendo liberar así adrenalina y bajar la presión arterial, los hay que defienden que con la música aumentamos la capacidad de nuestra memoria, concentración, etc. A esto hay que añadir los beneficios en cuanto a las relaciones y habilidades sociales que aporta el trabajo en grupo para aquellas personas que la interpretan.

¿Qué actuaciones destacaría del Coro o de cuáles guarda un recuerdo especial?

Por su valor simbólico guardo un grato recuerdo del concierto que tuvimos en el salón de actos de la Facultad de Filosofía y Letras en junio de 2009, pues fue nuestra presentación pública a la sociedad. También recuerdo con especial cariño nuestra participación en la XXXV Semanas de Primavera que organiza el Conservatorio Superior Rafael Orozco en abril de 2010, lugar donde llevamos a cabo nuestro primer concierto en solitario. En cuanto a las actuaciones más destacadas, habría que resaltar nuestra participación en el Festival de Música y Danza de Granada en junio de 2010, en la XXVII edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria en julio de 2011 y en la clausura de los I Juegos Universitarios Europeos que tuvo lugar en el teatro de la Axerquía en julio de 2012.

¿Qué representa la música para usted?

En la antigüedad griega la música era vista, bien como una terapia para el cuerpo y alma, bien como espectáculo o bien como una herramienta filosófica para el conocimiento de la verdad. Con el Cristianismo ésta se convierte en un medio de ascesis. El humanismo potencia su valor como entretenimiento. Es necesaria la llegada del pensamiento idealista para empezar a considerar a la música como un arte. Actualmente, la sociedad percibe la música de forma generalizada como entretenimiento o arte.

Considero que la música trasciende de la percepción que se tiene de ella como manifestación artística o producto cultural, pues su fin no es sólo proponer una experiencia estética a través de la expresión de sentimientos, pensamientos o ideas, sino que también es una forma de comunicación entre los hombres. Además es un elemento indispensable para la construcción de nuestra identidad por lo que rechazo la frase tan manida que la define como un lenguaje universal.

¿Podría hacernos alguna recomendación musical?

Como director del Coro Averroes de la Universidad de Córdoba me gustaría proponer algunas obras que nos definen como agrupación:

  1. Tres cantos nativos dos indios Krao de M. Leite
  2. Hear Us, O Lord de Jens Johansen
  3. Sancta María Succurre Miseris de T.L. de Victoria
  4. Desnudo de Bragado.