Un proyecto de Magtel y la ETSIAM permitirá a los regantes un 20% de ahorro energético