Jueves, 21 Febrero 2019 07:57

El Laboratorio de Estudios Judeconversos de la UCO, en el Parque de las Ciencias de Granada Destacado

Escrito por Parque de las Ciencias
El Laboratorio de Estudios Judeconversos de la UCO, en el Parque de las Ciencias de Granada Parque de las Ciencias

Son conocidos los orígenes judeoconversos de grandes personalidades como San Juan de la Cruz, fray Luis de León o Luis de Góngora, pero lo que no se sabía hasta ahora es que gracias a la integración y a la ocultación de su auténtica ascendencia, muchos judeoconversos jugaron un papel crucial en la historia española de los siglos XV al XVIII. A esta conclusión ha llegado el Grupo Interdisciplinar Historia de la provincia de Córdoba de la Universidad de Córdoba gracias a una minuciosa investigación que se ha presentado hoy en la Ventana a la Ciencia del Parque de las Ciencias de Granada.

A través de la reproducción de documentos, vídeos o la recreación de escenas y acontecimientos de la época, como el despacho de un inquisidor o un auto de fe, se reivindica el importante patrimonio histórico-artístico que generaron los judeoconversos con la construcción de palacios, retablos de iglesias o casas señoriales, entre otros. Así lo explica el director científico del proyecto, Enrique Soria, quien destaca, entre los principales hallazgos logrados tras casi dos décadas de investigación, “la capacidad de los judeoconversos para integrarse y ocultar sus auténticos orígenes, al punto de conformar casi la mitad de la nobleza de la época”. El análisis de la geneaología y el pasado judeoconverso de esos nobles ha permitido al grupo de investigación trabajar en la identificación del abundante patrimonio histórico-artístico que generaron.

 

Ciudades como Toledo, Sevilla, Córdoba o Granada tienen una importante herencia patrimonial de los judeoconversos, tal y como está demostrando el proyecto científico en el que trabajan en la actualidad. Soria menciona algunos ejemplos de este patrimonio en Granada como el edificio donde se ubica en la actualidad el Museo Arqueológico o el que alberga el Archivo de la Real Chancillería.

Unos hallazgos de gran valor científico pero también de “un alto valor turístico”, como reconoce el director de la Ventana. Y es que el objetivo final de los trabajos de investigación es crear rutas por el patrimonio judeoconverso andaluz y español que atraiga a un turismo de calidad, especializado, con alto poder adquisitivo y muy interesado en esta temática. Así, “también se genera riqueza y se ofrece a la sociedad una nueva forma de entender nuestro patrimonio histórico-artístico”.

La Ventana ‘Hacia un turismo de calidad: investigando el patrimonio judeoconverso andaluz’, que estará instalada en el museo hasta el 7 de abril, también contiene una propuesta interactiva para entender la metodología utilizada por estos investigadores y basada en el cruce de datos. Así, todos lo que visiten este espacio podrán ponerse “las gafas del investigador” para comprender mejor su trabajo.

El espacio se completa con información sobre aspectos históricos de la época como la limpieza de sangre, el santo oficio de la Inquisición, los sambenitos para mantener la infamia de las familias judeoconversas de generación en generación o la existencia de chantajistas que extorsionaban a los pretendientes a cargos y honores que implicaran la demostración de una ascendencia limpia y noble.

La presentación de esta Ventana a la Ciencia ha estado presidida por la delegada de Empleo, Conocimiento y Universidad, Virginia Fernández, acompañada de la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda y el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez; así como del director científico de la Ventana, Enrique Soria; el director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo; junto a otras autoridades académicas y miembros del Consorcio Parque de las Ciencias.

Ventana a la ciencia

 

La Ventana a la Ciencia está concebida como un espacio transparente abierto a la actualidad científica y tecnológica y busca su difusión desde una perspectiva humana y transmitir a la sociedad la necesidad de incorporar la innovación como valor fundamental al modelo de desarrollo económico y social.

Además, se ha consolidado como “una excelente oportunidad” para comunicar sus resultados de investigación a la sociedad de una manera sencilla y amena, pero sin perder la claridad y el rigor que exige la ciencia, tal y como la valoran los investigadores que han participado en ella hasta el momento. La Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, las universidades andaluzas y el Parque de las Ciencias son los impulsores de este espacio expositivo.

En abril le tocará el turno a la Universidad de Jaén, que explicará a la sociedad cómo se comportan y defienden las plantas frente a las diferentes agresiones que habitualmente soportan en nuestro entorno. El programa concluirá en octubre de 2019 con la Universidad de Sevilla y su muestra ‘Evolución y conservación de plantas’.

 

Visto 490 veces