Transforman el lodo de aguas residuales en abono de forma más eficiente

El crecimiento de la población mundial es la principal causa del aumento de aguas residuales.

Al tratar estas aguas se generan toneladas de lodo que contamina.

Para evitar la contaminación este lodo se convierte en abono para los cultivos.

Una investigación ha conseguido transformar este lodo de forma más eficiente.

El nuevo sistema evita malos olores y puede ser hasta dos meses más rápido.

Esta tecnología usa cubiertas que impiden el paso de las moléculas que generan mal olor.

Esta tecnología utiliza ventilación forzada para acelerar la actividad de las bacterias que descontaminan.