Versión en EspañolEnglish version
Facebook de la Facultad de Ciencias de la Universidad de CórdobaTwitter de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Córdoba
Mapa del Sitio
Universidad de Córdoba

Facultad de Ciencias

Grado de Química

Datos de título

Denominación del título Graduado/a en Química
Centro responsable del título Facultad de Ciencias
Centros en los que se imparte el título Facultad de Ciencias (Campus de Rabanales)
Fecha de publicación del título en el BOE BOE 11/11/2010 Documento PDF
Primer curso académico de implanatación del título 2010-2011
Rama de conocimiento
Duración del programa formativo 240 créditos / Cuatro años
Tipo de enseñanza Enseñanza presencial
Lenguas utilizadas en la impartición del título Español
Normas de permanencia Descargar Documento PDF
Salidas académicas en relación con otros estudios. Más información
Salidas profesionales. Más información
Profesión regulada para la que capacita el título (en su caso) Más información

Resolución de 21 de enero de 2011, de la Universidad de Córdoba,
por la que se publica el plan de estudios de Graduado en Química.

BOE 11/02/2011 Documento PDF





Número de cursos en fase de implantación 1.º, 2.º y 3.º
Número de plazas de nuevo ingreso ofertadas 65
Número mínimo de créditos de matriculación 24

Más Información sobre el título:


Justificación

La Química es una ciencia amplia que versa sobre propiedades macroscópicas y microscópicas de compuestos materiales de todo tipo, inorgánicos, orgánicos y biológicos y también sobre todos los aspectos del cambio y de la reactividad. Incluye, la investigación de estructuras y mecanismos de las transformaciones químicas y también naturalmente la síntesis de nuevos compuestos, muchas veces con fines tecnológicos. La Química proporciona también el marco conceptual y la metodología de la Bioquímica y es el núcleo de una gran variedad de actividades industriales importantes.

La Química ha evolucionado hasta convertirse en una ciencia de gran amplitud que abarca desde el mundo sub-microscópico de los átomos y las moléculas hasta el ámbito de los materiales que utilizamos corrientemente. Al mismo tiempo, la Ciencia actual, no sólo ha desbordado las barreras entre Ciencia pura y Ciencia aplicada, sino que ha roto los compartimentos estancos de las diversas ciencias. Y es que no sólo han variado las dimensiones y la velocidad de avance del conocimiento científico, sino también las estructuras. Las diferentes disciplinas se mezclan, operan en común y se influyen recíprocamente.

Sin embargo, el futuro de la Química no ha hecho más que empezar teniendo en cuenta sus infinitas posibilidades de desarrollo, que exigen la continua aparición de químicas especializadas con nuevos nombres y terminologías. La razón es muy sencilla: no hay límite, con su permanente capacidad de innovación ha tenido siempre un enorme impacto sobre el progreso, desarrollando productos y tecnologías que inciden en todos los campos de actividad de los seres humanos, convirtiéndose en uno de los pilares de la capacidad competitiva de un país. A este respecto, baste señalar el testimonio concreto, presentado por Allchem en su informe “Química: Europa y el Futuro”, sobre el determinante papel que la Ciencia Química juega en la protección de la salud y el medio ambiente, en la mejora de las condiciones higiénicas y sanitarias, en la obtención cualitativa y cuantitativa de alimentos para toda la humanidad, y en la fabricación de nuevos y más baratos materiales que permiten mejorar la calidad de nuestras vidas.

En el compromiso de desarrollar la Ciencia Química para alcanzar los objetivos citados, la industria y cada una de sus empresas cuenta con el importante apoyo de la Universidad, formadora y precursora de los nuevos talentos que habrán de dirigir el sector, y también de los investigadores científicos,

El Ministerio de Ciencia y Tecnología es plenamente consciente de la relevancia que la ciencia química tiene en cualquier política de impulso a la I+D, incluyendo entre sus áreas científico-tecnológicas la de Procesos y Productos Químicos. Por otra parte se ha establecido el “Día de la Química” el 15 de noviembre, día en el se celebra la festividad de San Alberto Magno, Patrón de los Químicos, cuya celebración tendrá lugar con carácter anual (BOE 14-11-2002, orden 2893/2002). El Ministerio desarrolla acciones que contribuyen a reconocer la relevancia de la ciencia química en el marco del progreso científico y tecnológico. Esta declaración ha sido apoyada por la Federación Empresarial de la Industria Química (FEIQUE), la Real Sociedad Española de Química (RSEQ), el Consejo de Colegios Oficiales de Químicos de España, la Asociación Nacional de Químicos de España, la Federación Estatal de Industrias Afines-UGT, la Federación de Textil-Piel, Químicas y Afines de Comisiones Obreras y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

El interés científico y profesional se refleja en gran medida en las instituciones que se citan más arriba que pertenecen a los ámbitos científico y profesional a nivel nacional. Por otra parte, desde el punto de vista académico se puede citar la red nacional de química que comprende a todos los centros que imparten la Licenciatura de Química. Como se recoge en el libro blanco, esta red está constituida por 33 universidades públicas y tres privadas. Por otra parte, este interés se visualiza a nivel Europeo o mundial. En particular, a nivel europeo, la mayoría de los países tienen establecido el título de grado en Química, como se aborda en el Análisis de la situación de los estudios de Química en Europa (Libro Blanco). Otra referencia de gran prestigio que da cuenta del interés académico, científico y profesional son las Sociedades Científicas internacionales.

La demanda del Grado en Química y el interés social del mismo viene recogidas en las conclusiones del Libro Blanco donde se subraya que la Titulación de Química aparece entre las veinte más demandadas por los empleadores para licenciados con o sin experiencia. La oferta sectorial de empleo para los Licenciados en Química está encabezada por el sector servicios seguido del sector industrial. La distribución ocupacional de esta oferta global viene determinada por el trabajo de químico propiamente dicho y la dedicación a la enseñanza. La ocupación de los químicos como comerciales y como técnicos aparece a una cierta distancia.

La Licenciatura en Química se viene impartiendo en la Universidad de Córdoba desde 1974, en el que se crea la Sección de Química de la Universidad de Córdoba a la que se unen posteriormente la sección de Biología, como Facultad de Ciencias de la Universidad de Córdoba. El resto de titulaciones que constituyen la actual Facultad de Ciencias se han ido incorporando a lo largo de los años como consecuencia de la demanda social. La Licenciatura en Química siempre ha tenido una gran aceptación social con una media de ingreso de 80 nuevos alumnos en los primeros años de esta década, si bien actualmente ha descendido, como en el resto de universidades españolas y europeas).

La Titulación de Química participó en el Programa Experimental de Evaluación de la Calidad del Sistema Universitario, Estudio Cualitativo de la Universidad de Córdoba, realizado por Joelle Ana Bergere Dezaphi (1991-1992) que constituyó un programa Piloto de Evaluación de las Universidades.

Más recientemente, se ha llevado a cabo la evaluación de la Licenciatura en Química, dentro del Plan Global de Evaluación de la Universidad de Córdoba correspondiente al Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades (Unidad para la Calidad de las Universidades Andaluzas, 4ª convocatoria, 2000/01). El desarrollo de esta evaluación siguió el procedimiento establecido en el Plan Nacional de Evaluación adaptado a la Universidades Andaluzas. Según éste, una de las fuentes documentales que se utiliza para valorar la titulación es el análisis de los resultados de la evaluación institucional. Mediante la evaluación de las Titulación se persigue la mejora de la enseñanza y de la gestión en los estudios.

El capítulo más importante de este documento es la definición de los puntos fuertes, débiles y acciones de mejora de la titulación, en los cuales se ha de basar el Plan de Mejora. Dicho Plan incluye dos apartados referidos al desarrollo y resultados de la enseñanza, incluyendo las fortalezas y debilidades que se detecten en este ámbito, y estableciendo las acciones oportunas para su mejora. Existe un seguimiento periódico del nivel de ejecución de las acciones previstas en el Plan de Mejora.

La evaluación se resume en el Informe Final de la Titulación de Química de la Facultad de Ciencias (Mayo 2002), en el que se integran el autoinforme (CIE) y el Informe de Evaluación Externa (CEE). Entre los puntos fuertes se pueden citar algunos como: Titulación arraigada en la Universidad de Córdoba, con una buena trayectoria en los 25 años de existencia, La organización de la enseñanza (contenidos, metodología, horarios, exámenes, etc.) es conocida por los alumnos antes del inicio del período de docencia, se desarrolla la totalidad del programa de las asignaturas. Profesorado bien preparado, la gran mayoría con el título de doctor. La enseñanza de las asignaturas de primer curso es responsabilidad de profesorado con experiencia, Las infraestructuras con que se cuenta para el desarrollo de la actividad docente (aulas, laboratorios, biblioteca, etc.) son muy adecuadas, prácticas en empresas incluidas en el plan de estudios, reconocidas como créditos de libre configuración, muy buen nivel de investigación de los Departamentos incluidos en el autoinforme, alta participación del profesorado en las encuestas de evaluación.

Como es lógico, también fueron puestos de manifiesto algunos puntos débiles, pero hay que señalar, no obstante, que de la aplicación del Plan de Mejora diseñado como consecuencia de este proceso, estas debilidades en su mayoría han sido solventadas. De hecho, en la mente de los componentes del CEE está el que los puntos fuertes de la titulación tienen un mayor peso que los débiles y, por tanto, la valoración que se puede hacer de la titulación es positiva. Además, y para concluir, la mayoría de las debilidades encontradas en el proceso de evaluación externa son comunes a muchas de la misma titulación en la Universidad Española, y otras son mejorables desde la propia Universidad, si se reconoce el alto peso de la titulación, aunque el número total de alumnos pueda parece inferior al de otras titulaciones.

© Facultad de Ciencias