Logo UCO Universidad de Córdoba
Menu portal Portal profesores Portal alumnos Portal p.a.s.
Inicio
Información del PDI
Quiénes Somos
Buzón de Quejas, Sugerencias y Felicitaciones
Encuestas
Convocatoria de Becas
Comisiones de Calidad
Normativa sobre Calidad
Evaluación Institucional
Conferencias y Encuentros
Sistema de Recogida de Información
Apoyo a Planes de Mejora
Enlaces
Contador de Visitas
Última Hora
Unidad de Calidad
Unidad de Calidad
DOCENTIA-CÓRDOBA

FUNDAMENTOS Y OBJETIVOS DE LA EVALUACIÓN DOCENTE

1. Finalidades de la evaluación docente y vinculación con la política de profesorado

El programa DOCENTIA-CÓRDOBA tiene como misión proporcionar un sistema de evaluación de la actividad docente del profesorado universitario y como visión dotar a la UCO de un punto de referencia y de un procedimiento integral de evaluación válido, fiable, útil, viable y preciso.

En este sentido, el Modelo de Evaluación de la Actividad Docente del profesorado propuesto en el Programa DOCENTIA-CÓRDOBA tiene el propósito de contribuir a la revitalización de la actividad docente del profesorado en nuestra Universidad, así como a la mejora continua de dicha actividad. Para ello se dispone de un programa sustentado en un modelo de evaluación integral que cumple con las premisas de relevancia, utilidad y viabilidad.

Dado que el objetivo de la evaluación es la mejora y el perfeccionamiento de las actuaciones ligadas con la docencia, se promoverán acciones que refuercen y estimulen las buenas prácticas continuadas, y que permitan erradicar y evitar aquéllas menos eficaces.

El programa DOCENTIA-CÓRDOBA posibilita la evaluación formativa del docente, entendida como aquélla que permite obtener información para la mejora y el perfeccionamiento de sus actuaciones; y, a la vez, facilita una evaluación sumativa orientada a proporcionar resultados finales sobre la labor docente, cumpliendo así con la responsabilidad que la UCO tiene con la sociedad. Igualmente, el programa permite obtener una serie de indicadores sobre la calidad de las actuaciones docentes que puedan servir de guía para la ulterior toma de decisiones en materia de política de profesorado. Por otro lado, los resultados obtenidos con la evaluación podrán ser de utilidad para el profesorado inmerso en procesos de acreditación, facilitándosele datos objetivos de la docencia impartida.

El programa se basa en el reconocimiento de que la labor docente es algo más que la demostración, por parte del profesor, de una serie de competencias más o menos aceptadas por la mayoría de los expertos en el tema; la docencia consiste en un proceso de intervención que debe atender tanto a la planificación del proceso de enseñanza, como al desempeño o desarrollo, los resultados y las estrategias puestas en marcha en torno a la innovación y la mejora, como se muestra esquemáticamente en la figura siguiente:

Todo ello acontece en un contexto específico que debe ser tenido en cuenta en orden a no "dañar" ni minusvalorar otras actuaciones del profesor en materia de gestión e investigación; la diversidad de tareas y roles asumidos por el profesorado universitario hacen que la evaluación de la actividad docente no pueda restringirse a los tradicionales estudios de opinión de los estudiantes, sino que debe ir más allá considerando también la perspectiva del docente así como la de los responsables institucionales.

Desde un punto de vista metodológico, el programa presentado considera las distintas actividades del docente, recoge información proveniente de distintas fuentes y todo ello es evaluado a partir de diferentes técnicas de recogida de información (perspectiva metodológica de la triangulación). Se asume, por tanto, un marco conceptual y metodológico integral que permitirá obtener una considerable cantidad de información sobre la labor docente de un profesor y con las máximas garantías de rigor.

El procedimiento de evaluación de la actividad docente del profesorado que aquí se presenta, así como las posteriores revisiones del mismo será, en todo caso, aprobado por el Consejo de Gobierno de la UCO u órgano en quien delegue.

2. Objetivos de la evaluación docente

Sin perjuicio de cualquier otro objetivo que la UCO pudiera establecer en un futuro, de forma más específica, los objetivos que se pretenden conseguir con este procedimiento de evaluación son los que se detallan a continuación:

  1. Mejorar la actividad docente del profesorado
  2. Proporcionar al profesorado evidencias contrastadas sobre su docencia para la mejora continua y el perfeccionamiento de sus actuaciones
  3. Reconocer y estimular la labor y dedicación docente del profesorado de la UCO, así como su implicación en tareas vinculadas con la mejora e innovación docente, evaluación y gestión de la calidad de la enseñanza
  4. Apoyar individualmente al profesorado inmerso en procesos de acreditación, facilitándole datos objetivos sobre el desempeño de su labor docente
  5. Proporcionar información relevante y de utilidad para el diseño de Planes de Formación adaptados a las necesidades detectadas en el Profesorado evaluado
  6. Desarrollar un sistema de evaluación de la actividad docente del profesorado, acreditado por la ANECA y la AGAE, que garantice a la sociedad la calidad del profesorado y la calidad de los Títulos que se imparten en la UCO
  7. Aportar valores de referencia sobre la actividad docente a distintos niveles del sistema universitario (internos y externos)
  8. Contribuir a aportar evidencias para los Sistemas de Garantía de Calidad de los Títulos, Centros y Universidad
  9. Servir de instrumento para introducir elementos de objetividad, equidad y transparencia en la definición y la ejecución de las Políticas de Profesorado
  10. Facilitar la toma de decisiones fundamentada de las autoridades académicas a partir de la evaluación de la actividad docente
  11. Contribuir al necesario cambio cultural en las universidades que supone la revitalización de la actividad docente, estableciendo un salto cualitativo de indudable valor, con respecto a las denominadas "Encuestas de opinión del alumnado sobre la actividad docente del profesorado universitario"

3. Consecuencias de la evaluación de la actividad docente

Los resultados obtenidos de la evaluación de la actividad docente del profesorado universitario quedarán vinculados a las siguientes consecuencias:

  1. Evaluación favorable: 50-100 puntos
    1. Mención de "excelencia docente" al profesorado cuya puntuación sea igual o superior a noventa puntos (ver anexo IX)
    2. Informe favorable para la concesión de complementos de calidad docente
    3. Informe favorable para la acreditación nacional a los cuerpos docentes de Universidad
    4. Recomendar la emisión de un informe favorable para la solicitud de Profesor Emérito
    5. Autorización para la dirección, coordinación y docencia en Títulos Propios o Cursos de Enseñanza no Reglada
    6. Autorización para la dirección e impartición de cursos de formación para la mejora de la calidad docente
    7. Cuando en un proceso de selección o evaluación se tenga en cuenta la actividad docente del profesorado, a quien tenga vigente una valoración de excelente, se le asignará la puntuación máxima posible en cada caso
  2. Evaluación desfavorable: < 50 puntos
    1. Obligación de elaborar y cumplir un Plan Personalizado de Mejora (PPM) de la calidad docente, en los términos que se establece en este Manual
    2. Informe desfavorable para la concesión de complementos de calidad docente
    3. Informe desfavorable para la acreditación nacional a los cuerpos docentes de Universidad
    4. Recomendar la emisión de un informe desfavorable ante la solicitud de profesor emérito
    5. Denegación de dirección o coordinación de Títulos Propios o cursos de enseñanza no reglada
    6. Recomendar al Departamento al que está adscrito el profesor la modificación de la asignación docente, de forma que no pueda elegir aquélla asignatura en la que sistemáticamente haya sido mal evaluado

Cuando un profesor obtenga una evaluación desfavorable las consecuencias quedarán supeditadas al resultado del PPM, en los términos que se acuerde por la Comisión de Evaluación de la Universidad de Córdoba al pronunciarse sobre la aplicación de resultados del mismo. El PPM se deberá realizar cuando le resolución desfavorable de la evaluación sea firme.

Tanto en el caso de evaluaciones desfavorables como favorables sería deseable que fueran tenidas en cuenta las recomendaciones que la Comisión de Evaluación ofrece individualmente a cada profesor en su informe final, cara a potenciar los aspectos evaluados positivamente, así como a favorecer la formación de aquellos otros más deficitarios. Todas estas actuaciones estarán sujetas y tendrán como marco de referencia la Política de Profesorado y el Plan Estratégico de la UCO.

4. Ámbito de aplicación, obligatoriedad y periodicidad de la evaluación docente

Se trata de un procedimiento de evaluación de la actividad docente único para todo el profesorado universitario, independientemente de su relación contractual y categoría profesional. El carácter voluntario u obligatorio de la evaluación será determinado por acuerdos del Consejo de Gobierno, previo informe de las Comisiones de Evaluación y de Garantía del Docentia.

El procedimiento evalúa la docencia de los últimos cinco cursos académicos, o inferior para los contratos de duración determinada que podrán evaluar periodos entre dos y cinco años. En cualquiera de los casos el profesor no podrá volver a solicitar la evaluación hasta que transcurran cinco años, independientemente del periodo evaluado por primera vez. En el caso de obtener una evaluación desfavorable se podrá volver a solicitar la evaluación transcurridos dos cursos académicos.

Se establecen así los siguientes criterios:

  1. Se convocarán, al menos, tres convocatorias anuales.
  2. Para el periodo de 5 años se establecerá un programa de evaluación con el siguiente orden de preferencia:
    • El profesorado que lo solicite voluntariamente para su acreditación en la ANECA y no haya sido evaluado con anterioridad o que, habiendo sido evaluado, hayan transcurrido 5 años desde su última evaluación.
    • El profesorado que haya sido evaluado con anterioridad y hayan transcurrido 5 años desde su última evaluación.
    • El resto del profesorado que no ha sido evaluado en ninguna ocasión. Este profesorado se seleccionará aleatoriamente, distribuyéndolo en un número aproximadamente igual para cada año y convocatoria.

En caso de profesorado con docencia en otras Universidades, el solicitante se comprometerá a documentar personalmente todos los aspectos que de su docencia en la respectiva Universidad se requieran para completar su expediente de evaluación. En caso contrario, su solicitud quedará sin efecto.

5. Plan de difusión del procedimiento de evaluación de la actividad docente

La UCO dispondrá de un plan de difusión al inicio de cada convocatoria de evaluación docente. Para ello se habilitarán los medios necesarios que permitan que la información llegue a todos los destinatarios potenciales, tanto a través de la página Web del Vicerrectorado responsable en materia de de calidad en la Universidad de Córdoba como mediante el envío masivo de correos electrónicos informativos a toda la comunidad universitaria. En dicha difusión se fijarán las fechas claves y se comunicará el protocolo que se seguirá en el proceso de evaluación de la actividad docente del profesorado.

Asimismo, se desarrollarán sesiones informativas que garanticen el adecuado conocimiento del procedimiento de evaluación de la actividad docente.

6. Agentes implicados en el procedimiento de evaluación

El procedimiento requiere la participación de diversos agentes implicados en la evaluación docente del profesorado:

  • Los alumnos, encargados de cumplimentar las encuestas de opinión sobre la docencia recibida.
  • Los responsables académicos (Decanos de Facultad, Directores de Centro, Directores de Departamento y Directores Académicos de Másteres) que cumplimentarán en sus respectivos casos o conforme a sus competencias, un informe sobre cada uno de los profesores que hayan solicitado la evaluación.
  • El Profesorado que se acoja a la convocatoria, aportando la información que se le solicite y toda aquella relacionada con su docencia que considere de interés.
  • El Vicerrectorado responsable en materia de calidad y evaluación como garante del proceso y encargado de abrir cada convocatoria, así como de realizar su seguimiento y asesorar en lo que precise la Comisión de Evaluación de la Actividad Docente (Docentia-Córdoba). También será el encargado de custodiar el expediente de evaluación de la actividad docente del profesor a través del Servicio de Calidad y Planificación.
  • La Comisión de Garantía de Calidad de Docentia-Córdoba será el órgano responsable de llevar a cabo la revisión de la valoración de cada uno de los indicadores en los que se concretan las dimensiones del presente procedimiento de evaluación, contrastando las propuestas aportadas por los distintos agentes implicados. La comisión es paritaria y está formada por 12 miembros. Los representantes de la universidad son nombrados por el Rector los de las organizaciones sindicales, conforme a los criterios de representatividad que establece la Ley Orgánica de Libertad Sindical, son nombrados por las propias organizaciones sindicales. Esta comisión atenderá las propuestas de los agentes implicados en el proceso de evaluación sobre:
  1. La adecuación y adaptación del Manual de Evaluación al presente Marco Andaluz
  2. La implantación, el desarrollo y la revisión del Manual de Evaluación
  3. El seguimiento del sistema de evaluación, y de las circunstancias que se señalan en el punto 11 del Marco Andaluz de Evaluación de la Actividad Docente del Profesorado
  4. Todos aquellos asuntos que dicho Marco Andaluz deja a la competencia de las Universidades

La Comisión de Evaluación tendrá las funciones que se detallan en el apartado C.1 de este Manual. Su composición será la siguiente:

  • Un presidente, que deberá tener la condición de personal docente, a propuesta del Rector y cuyo nombramiento deberá ser aprobado en Consejo de Gobierno
  • Un secretario, con voz y sin voto, que será un miembro del Servicio de Calidad y Planificación (Sección de Gestión de Calidad) con conocimientos en materia de calidad y que desarrollará funciones de asesoramiento y apoyo técnico.
  • Un profesor por cada rama de conocimiento. Deben ser nombrados por Consejo de Gobierno, a propuesta del Rector, con más de diez años de experiencia docente y que, siempre que sea posible, haber obtenido una alta calificación en el proceso de evaluación docente. Estos profesores actuarán de gestores de la evaluación de sus respectivas áreas y podrán constituir subcomisiones cuya misión será la de facilitar las evaluaciones y agilizar las tareas responsabilidad de éstas.
  • En aras a fortalecer la objetividad del proceso, la UCO invitará a formar parte de esta Comisión a un agente externo propuesto por la Agencia Andaluza de Evaluación de la Calidad y Acreditación Universitaria con voz y sin voto
  • Un miembro por cada organización sindical que tenga la condición de más representativa, tal y como establece el Título III de la Ley Orgánica 11/85 de Libertad Sindical, que actuará con voz pero sin voto
  • Un estudiante representante del Consejo Andaluz de Estudiantes que pertenezca al Consejo de Alumnos de la Universidad, con voz pero sin voto

Evaluadores de rama. Profesores nombrados por los correspondientes gestores, que forman las subcomisiones de rama y que colaboran en las evaluaciones de cada convocatoria. Estos profesores estarán sujetos a las mismas normas de confidencialidad que los miembros de la Comisión de Evaluación.

El Servicio de Calidad y Planificación, que llevará a cabo toda la gestión del proceso mediante la aplicación "Docentia-Córdoba" y asesorará al resto de agentes implicados en el proceso de cuantos dudas y aclaraciones soliciten.

Los agentes implicados en la evaluación docente suscribirán un código ético de conducta que regirá su actuación antes, durante y después de las evaluaciones en las que participen.

Los miembros de esta comisión estarán sometidos, en el ejercicio de sus funciones, al deber de confidencialidad que establece la legislación vigente. A estos efectos, se recuerda que no podrán utilizarse los datos de que tengan conocimiento para fines distintos de los previstos en este Marco y en la legislación vigente.

La Comisión de Evaluación de la Actividad Docente permanecerá constituida al menos hasta que se complete el proceso de evaluación de una convocatoria. La Universidad de Córdoba podrá establecer, si así lo considera, el procedimiento necesario para formar adecuadamente a las personas que participen en esta comisión.

Las ramas de conocimiento que se consideran en el programa son: Ciencias de la Educación, Ciencias de la Salud, Ciencias Experimentales, Ciencias Jurídicas y Sociales, Humanidades e Ingeniería. A efectos operativos de aplicación del programa se considerará que la rama de Ciencias de la Salud tendrá una evaluación diferenciada para las áreas englobadas en los títulos relacionados con la Facultad de Medicina y Enfermería y otra para los títulos relacionados con la Facultad de Veterinaria.


Enlace RSS  mapa web  contacto correo  buscar  personas 
Versión inglés