Viernes, 27 Marzo 2020 09:34

El Servicio de Prevención y Protección habilita un espacio web con recomendaciones para la prevención de riesgos en el teletrabajo

Escrito por G.C.

El Servicio de Prevención y Protección de la Universidad de Córdoba ha habilitado un espacio específico dentro de su web con consejos para prevenir riesgos y lesiones en el teletrabajo durante el periodo de confinamiento. El teletrabajo presenta algunas ventajas como la autonomía en el ritmo de trabajo para poder conciliar, entre otras; pero también riesgos de fatiga visual y lesiones músculo-esqueléticas derivadas de transformar parte de la vivienda en un espacio de trabajo. Por tanto, para evitarlos, el Servicio de Prevención y Protección detalla una serie de hábitos saludables en el día a día, entre los que se incluyen los posturales y aspectos relacionados con la pantalla de trabajo y el asiento. 

Dentro de las posibilidades, y siempre en función de las necesidades de atención a la familia, el Servicio de Prevención recomienda “intentar hacer la vida como si fuera un día normal (comienza con tu aseo, vestimenta y desayuno como si fueras a trabajar fuera de tu domicilio), generar rutinas y planificar las tareas diarias, fijando objetivos día a día, tanto para el teletrabajo como para el resto del día (descanso, comida, trabajo, actividad física, ocio…)”. 

Respecto al puesto de teletrabajo, hay que ubicarlo preferentemente lejos de la televisión, áreas de juego y las zonas de mayor uso común, siempre dentro de las posibilidades de cada hogar. Hay que cuidar la iluminación para prevenir fatiga visual y no colocar la pantalla enfrente de una ventana que no disponga de cortinas o persianas para evitar el deslumbramiento. La postura correcta para trabajar frente al ordenador es aquella en la que la parte superior del cuerpo y la inferior están formando un ángulo recto, con la espalda completamente apoyada en el respaldo de la silla. Como norma general, los brazos, muñecas y manos deben estar en posición horizontal y la altura de los ojos debe ser aproximadamente igual a la parte superior de la pantalla. La distancia entre los ojos y la pantalla debe ser superior a 40cm. Igualmente, si se utiliza ratón, hay que colocarlo de modo que se pueda alcanzar fácilmente y que se pueda utilizar con la muñeca recta. Otro aspecto que hay que tener en cuenta son las piernas y los pies, que deben estar bien apoyados en el suelo. Si no puede conseguirse una postura correcta de sentado, podemos utilizar un reposapiés o una caja. Hay que tener también especial cuidado con el teléfono y nunca sujetarlo con el hombro y la cabeza. Mejor es activar siempre que puedas la función “manos libres” de tu móvil o usar auriculares con micrófono. Las recomendaciones completas pueden descargarse aquí.

Nunca se insistirá bastante en la necesidad de hacer pausas y estiramientos y no permanecer en la misma posición largos periodos de tiempo. Las pausas activas pueden aprovecharse para practicar los ejercicios en vídeo que Fremap pone a la disposición de la comunidad universitaria. Se trata de estiramientos y potenciación de diferentes zonas musculares: lumbo-aacro, psoas, isquiotibiales y paravertebral. Todos estos vídeos están signados para personas sordas. Además, el Servicio de Prevención y Protección ofrece una serie específica de ejercicios para ejercitar la espalda, en concreto, extensión del tronco en prono, flexibilización (lomo-gato-perro), elevación brazo-pierna simultánea, estiramiento psoas ilíaco, estiramiento lumbosacro en suelo.

 

Información adicional

Visto 1071 veces Modificado por última vez en Viernes, 27 Marzo 2020 09:40