Búsqueda avanzada

			
Con todas las palabras
Con la frase exacta
Con alguna de las palabras   
calendar calendar
Martes, 20 de Noviembre de 2012 16:51

La Universidad de Córdoba inaugura su programa Bibliotecas cordobesas con la donación de la de los periodistas Federico y Carlos Miraz

GC/
Califica este artículo
(5 votos)
Miraz (izq) y Roldán con uno de los ejemplares donados Miraz (izq) y Roldán con uno de los ejemplares donados GC

La Universidad de Córdoba ha presentado esta mañana su programa " Bibliotecas cordobesas" con ocasion de la donación a la Universidad de la perteneciente a los periodistas Federico y Carlos Miraz, un fondo de mas de quince mil títulos que pasarán a integrarse, conservando su unidad, como un Fondo Especial de la Biblioteca Universitaria que le dará el tratamiento técnico más adecuado y garantizará su preservación. Sus obras  serán incorporadas a los catálogos automatizados de la Biblioteca y , en su caso objeto de digitalización. Las bibliotecas que sean donadas dentro de este programa serán identificadas in situ bajo el nombre de su donante y se incorporará un ex-libris personalizado a cada uno de sus ejemplares.

Firmaron la escritura el periodista Carlos Miraz Suberviola, como donante, y el rector de la Universidad de Córdoba Jose Manuel Roldán Nogueras en nombre de la Institución donataria, congratulándose ambos de iniciar con ello un programa para el que ya se cuentan con nuevas aportaciones, según anunció la directora de la Biblioteca Universitaria Maria del Carmen Liñán quien señaló que, promoviendo estas donaciones, se busca mantener  la singularidad de cada fondo donado en el que se refleja la personalidad,  los intereses, las inquietudes y la circunstancia histórica y profesional de quienes los han ido formando a lo largo del tiempo " y que además preservará un soporte que posiblemente ,dentro de un siglo, consideraremos un auténtico tesoro". Estos fondos estarán abiertos a la consulta y al estudio de los investigadores que sin duda van a encontrar en ellos mucha información para sus tesis y que incluso pueden ser objeto de ellas en si mismos, añadió.

 

Por su parte Carlos Miraz glosó la figura de su padre Federico,ya fallecido, como un gran lector y amante de los libros tanto  en cuanto a su contenido como en lo referente a su realidad material, " pasión que supo transmitirme a mí, incluso en el ámbito profesional, ya que ambos ejercimos la critica literaria desde el periodismo".Ello hace que muchos volúmenes incorporen como valor añadido, dedicatorias y firmas de autores varios de ellos  ya desaparecidos. Para Miraz esta donación no hace sino continuar una línea ya iniciada por su padre con anteriores  donaciones parciales a la Biblioteca de la Universidad, una institución por la que tenía gran estima y a la que apoyó desde el diario Córdoba a partir del mismo instante de su fundación, hasta el punto de dar cabida en sus páginas a un volumen de información universitaria inusual para la época que hoy constituye una de las mejores referencias documentales para conocer los primeros tiempos de la joven UCO. " Él siempre decía que, aunque los cordobeses en aquel momento no se dieran mucha cuenta, la Universidad era uno de los logros mas importantes de Córdoba en el siglo XX".

Como circunstancia anécdotica - " a veces el destino señala los caminos", comentó Carlos Miraz - se da el hecho de que la casa natal de Federico Miraz, una vivienda de vecinos humilde, toda ella de piedra, muy representativa de la arquitectura tradicional gallega, popularmente conocida en Ferrol como la Casa do Patín, se salvó de la demolición al recuperarla la Universidad de La Coruña para hacer de ella... la biblioteca universitaria de su campus en la ciudad departamental.

El rector agradeció la donación y la vinculación que a lo largo de los años ha tenido la familia Miraz con la institución universitaria " que sigue prolongándose generosamente en el tiempo". La entrega se simbolizó en la aportación de una edición facsímil de varios números de "Cántico" realizada por  la Diputación Provincial  en 1983   con la singularidad de albergar en su primera página las dedicatorias firmadas, además de los clásicos dibujos de Miguel de Moral o Ginés  Liébana, de varios de los miembros del Grupo.

Añadir comentario