Búsqueda avanzada

			
Con todas las palabras
Con la frase exacta
Con alguna de las palabras   
calendar calendar
Actualidad Universitaria

El investigador del Departamento de Ingeniera Forestal Miguel ngel Herrera Machuca define qu es el 'cambio global' en La Universidad Responde, el microespacio de divulgacin cientfica coordinado por CRUE Universidades que se emite dentro de La aventura del Saber de La2 de Televisin Espaola. 

A partir del minuto 48 

Publicado en Ciencia

La UCO participa en un estudio liderado por la URJC que ha evaluado las comunidades de microorganismos del suelo en zonas ridas de todo el planeta

Los microbios del suelo, como las bacterias y los hongos, nos proporcionan algunos de los servicios ms importantes que nos brindan los ecosistemas terrestres, como la fertilidad del suelo o su capacidad para producir alimento y actuar como un sumidero del CO2 que emitimos a la atmsfera con la quema de combustibles fsiles. Pese a ello, tenemos un gran desconocimiento sobre cmo el cambio climtico afectar a estos organismos, particularmente en zonas ridas. Estos ecosistemas tienen gran importancia a nivel mundial, ya que cubren el 41% de la superficie terrestre y alojan al 38% de la poblacin humana. La importancia de estos ambientes se va a incrementar en el futuro, ya que los estudios ms recientes apuntan a que su extensin puede aumentar hasta en un 23% a nivel global como consecuencia del aumento de aridez previsto con el cambio climtico. As pues, para comprender mejor las consecuencias ecolgicas del cambio climtico y establecer medidas efectivas de adaptacin y mitigacin es fundamental conocer los efectos que tendr tanto en las bacterias y hongos del suelo como en los procesos ecosistmicos que dependen de estos organismos. 

Publicado en Ciencia

La Universidad de Crdoba participa en un proyecto europeo junto a la Agencia Espacial Europea para comprender calentamientos abruptos de la ltima glaciacin

El estudio de los climas pasados es una disciplina compleja. En ausencia de registros como los existentes en la actualidad, los cientficos deben buscar testigos para conocer aquellos climas. El hielo conservado en glaciares de montaa y en el Polo Sur es uno de estos indicadores que permiten reconstruir las condiciones del planeta, especialmente de los ltimos periodos glaciales. A partir de muestras cilndricas obtenidas en glaciares, los investigadores extraen valiosos datos. Para procesar toda la informacin que contienen estos ncleos congelados son necesarios los estudios estadsticos. Ahora, un algoritmo propuesto en un proyecto europeo en el que ha participado la Universidad de Crdoba puede ayudar a conocer mejor cmo evolucion el clima en la ltima etapa glacial al caracterizar los cambios bruscos que entonces se produjeron.

La ltima edad de hielo se desarroll, grosso modo, aproximadamente entre 110.000 aos y 12.000 aos antes del momento presente. Desde entonces, la humanidad vive en un periodo de temperaturas relativamente apacibles. En contraste, nuestros antepasados tuvieron que lidiar con temperaturas medias anuales de hasta seis grados ms bajas a las actuales durante la ltima edad de hielo. Aquella etapa glacial se corresponde con la expansin del Homo sapiens por todo el planeta. Los hielos cubrieron, en su mxima extensin, grandes reas del Hemisferio Norte: en Norteamrica, desde llegaron a los Grandes Lagos; en Europa, hasta la cuenca del Rin y las Islas Britnicas. Entonces, se abri un puente de hielo en el estrecho de Bering que permiti la colonizacin de Amrica. Aunque en retroceso, an se conservan glaciares y, en ellos, hielos milenarios de aquella poca, especialmente en Groenlandia, de donde los cientficos extraen los testigos cilndricos.

La glaciacin durante los casi 100.000 aos de edad de hielo no fue uniforme, sino que se han detectado variaciones, algunas bruscas. Por medio de los istopos de agua conservados en los testigos de hielo, se han descubierto abruptos calentamientos sucedidos en espacio de dcadas que eran continuados por un enfriamiento gradual. Estos eventos se denominan Dansgaard-Oeschger y sus causas an no estn del todo claras para los paleometeorlogos. Para ayudar a esclarecer qu sucedi en estos periodos, miembros del grupo de investigacin AYRNA de la Universidad de Crdoba e investigadores de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en ingls) han colaborado en un proyecto europeo Ariadna sobre paleoclimatologa. Los investigadores han desarrollado un algoritmo especfico para interpretar los datos obtenidos en los ncleos de hielo.

Algoritmo

El trabajo propone un algoritmo de particin automtica de una serie temporal de paleoclimatologa en segmentos, utilizando un algoritmo gentico y un mtodo de agrupamiento de los segmentos en funcin de las caractersticas estadsticas que tienen stos. El procedimiento de agrupacin se emplea para agrupar segmentos similares (teniendo en cuenta para cada segmento seis caractersticas estadsticas). El algoritmo considera todos los segmentos del registro paleoclimtico y los intentos de encontrar caractersticas comunes dentro de los diferentes segmentos. Nuestro enfoque tiene la ventaja de que tambin puede analizar cada transicin y sus propiedades estadsticas subyacentes mediante la aplicacin de una etiqueta a cada segmento de la serie del clima, explica el catedrtico de la UCO Csar Hervs, responsable del grupo AYRNA. El algoritmo ha sido presentado en la revista cientfica Climate Dynamics.

Mediante estos datos estadsticos, se puede determinar las caractersticas que tienen los segmentos de la serie de eventos Dansgaard-Oeschger que, desde hace 60.000 aos, se han detectado como periodos de glaciacin. Una de las series para este estudio es la asociada al proyecto de muestras de hielo del norte de Groenlandia (NGRIP, en sus siglas en ingls). Entre 1999 y 2003, se extrajeron de esta zona de la isla danesa muestras de hielo inalteradas. Se emplearon como aproximacin a las temperaturas atmosfricas istopos de oxgeno-18, el segundo ms abundante de este elemento. Estos istopos informan de la temperatura en la que precipitaron desde la atmsfera en forma de nieve o lluvia.


Resultados experimentales

Los resultados experimentales muestran que los algoritmos desarrollados aplicados a los datos de paleoclimatologa pueden determinar los periodos de cambios climticos bruscos de la serie temporal y descubrir que en estos periodos aumenta de forma no lineal el error cuadrtico medio de la recta de tendencia de la serie, as como la varianza de la serie, de forma tal que la dinmica de la serie cambia de forma brusca.

Este tipo de algoritmos de deteccin automtica de sucesos extremos en series temporales tiene una gran aplicacin en todo tipo de modelos de series temporales caticas o difciles de estructurar dada su no estacionalidad. Un ejemplo son las series financieras asociadas a los ndices burstiles.

Athanasia Nikolaou, Pedro Antonio Gutirrez, Antonio Durn, Isabelle Dicaire, Francisco Fernndez-Navarro, Csar Hervs-Martnez. Detection of early warning signals in paleoclimate data using a genetic time series segmentation algorithm. Climate Dynamics. 44(7), 1919-1933 (2015)

Publicado en Ciencia

La Universidad de Crdoba observa que estas plantas de secano avanzan en primavera sus fases de aparicin de la hoja bandera y floracin

Los cereales de secano que se cultivan en Espaa han adelantado en las tres ltimas dcadas etapas de crecimiento que desarrollan en primavera como consecuencia de los efectos del cambio global, que en la Pennsula se han manifestado con un incremento de la temperatura media y una ligera disminucin, pero mayor intensidad de las precipitaciones. El avance en sus estados fenolgicos ms significativo ha sido registrado en el trigo y en la avena, cuyas fases de aparicin de la hoja bandera y de floracin se han adelantado una media de tres y un da por ao, respectivamente. Un estudio de la Universidad de Crdoba y el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3 con datos fenolgicos y meteorolgicos de la Agencia Estatal de Meteorologa (Aemet) concluye que el cambio climtico est provocando claramente variaciones en la fenologa de los cereales cultivados y sus consecuencias podran ser ms marcadas. Este estudio ha sido publicado en la revista cientfica Climatic Change, una de las mayor impacto en este rea.

Las variaciones meteorolgicas tienen efecto directo en las plantas, ya que pueden adelantar o retrasar etapas, tanto en su nacimiento en las anuales o la floracin. Si estas variaciones persisten en el tiempo, pueden pasar de ser un hecho aislado a una tendencia. Para discernir entre un cambio puntual y una tendencia que se prolonga en el tiempo, los botnicos estudian los desarrollos fenolgicos de las plantas. En el caso de plantas herbceas anuales, el ciclo va desde la semilla hasta su madurez y cosecha. En los ltimos aos, la Pennsula Ibrica ha sido testigo de un incremento tanto de la temperatura media como de la intensidad en las precipitaciones, aunque stas hayan disminuido ligeramente, especialmente en el rea mediterrnea. Con el fin de analizar si estos cambios han tenido efecto en los cinco principales cultivos de cereales del pas, investigadores de la Universidad de Crdoba han analizado las muestras de 26 puntos diferentes de la Espaa pennsular y Baleares desde 1986 hasta 2012. El investigador Jos Antonio Oteros (actualmente en estancia postdoctoral en la Universidad Tcnica de Mnich) y las profesoras Carmen Galn y Herminia Garca Mozo estudiaron, cribaron y estandarizaron los datos de fases fenolgicas observadas por este organismo estatal en los cereales de secano mayoritarios (avena, cebada, centeno y trigo), adems del maz, para posteriormente analizarlos mediante tcnicas estadsticas novedosas con el fin de determinar si durante las ltimas tres dcadas se haba producido algn cambio en el comportamiento fenolgico de estas plantas. Este trabajo se ha realizado en colaboracin con los investigadores de la Aemet Antonio Mestre y Roser Botey.


Muestras de toda Espaa
Las muestras fueron tomadas en diferentes localizaciones en Espaa: desde varios puntos de recogida en la regin biogeogrfica atlntica (Asturias) a datos de la zona mediterrnea (Catalua, Baleares, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andaluca). La Aemet no slo dispone en sus registros de datos del tiempo como la temperatura o las precipitaciones, sino que tambin observa datos biolgicos como los estados de crecimiento de plantas silvestres y cultivadas o el comportamiento anual de los animales, como es el caso de la fecha de llegada de las aves migratorias. Muchos de estos datos son proporcionados por voluntarios que registran esta informacin con minuciosidad y durante aos.

A partir de estos registros, los investigadores del Departamento de Botnica, Ecologa y Fisiologa Vegetal de la Universidad de Crdoba compararon las fechas de la siembra, la nascencia de la planta, el aparicin de la hoja bandera, la floracin, el granado y la cosecha de los cereales mayoritariamente cultivados en Espaa con las temperaturas y precipitaciones de aquellos das. Los cientficos lograron correlacionar cambios significativos en la fenologa de los cultivos de estos cereales de invierno, especialmente durante la primavera, que es cuando se desarrolla la hoja bandera y la floracin, con los cambios meteorolgicos producidos de forma sostenida durante las tres dcadas de estudio. Las variaciones que observamos pueden tener efectos econmicos, puesto que, entre otras adaptaciones, requerir que los trabajos agrcolas se adecuen al adelantamiento de las etapas de los cultivos, han explicado los investigadores de la UCO participantes en el estudio. Tambin advierten que las variaciones fenolgicas pueden llegar a tener impacto sobre la produccin final de cultivo.

El adelantamiento en los ciclos vitales de las plantas fue llamativo en el trigo (Triticum vulgare) y en la avena (Avena sativa), en los que se observaron una ganancia de fechas de tres y un da al ao en sus fases de crecimiento primaveral. No obstante, tambin se observ este avance de fechas de forma significativa en la cebada (Hordeum vulgare) y el centeno (Secale cereal), pero no en el maz (Zea mays). El maz es generalmente un cultivo de regado y su ciclo es diferente al de los cultivos de invierno, es decir, se siembra en primavera y se recoge a finales de otoo. Por lo tanto, el incremento observado de las temperaturas y el cambio en el rgimen de lluvias ha afectado ms a los cultivos de secano, que se siembran en invierno, que al de regado. Estas cinco especies comprenden el 90% de la produccin nacional de cereales, por lo que su contribucin econmica y agrcola es importante.


Jos Antonio Oteros, Herminia Garca Mozo, Roser Botey, Antonio Mestre y Carmen Galn. Variations in cereal crop phenology in Spain over the last twenty-six years (1986-2012). Climatic Change. Fecha de publicacin: 8 de marzo de 2015. DOI 10.1007/s105584-015-1363-9

Publicado en Ciencia

El repliegue de la nieve hacia cotas ms elevadas en el Parque Nacional de Sierra Nevada ha conllevado efectos importantes en los ecosistemas de la zona y en la presencia del agua. Por ejemplo, se ha observado que ciertas especies de flora que se desarrollaban en temperaturas bajas o que necesitan nieve han migrado hacia lugares ms elevados donde han podido encontrar mejores condiciones. Sin embargo, la causa no parece estar exclusivamente en el cambio reciente del rgimen de temperaturas. Un estudio conjunto de investigadores de las universidades de Crdoba y de Granada ha logrado determinar que esta disminucin de la presencia de nieve en las cumbres penibticas est ms asociada a la forma y frecuencia en la que nieva que en la evolucin de temperaturas hacia valores ms extremos.

Publicado en Vida Acadmica