Miércoles, 15 Enero 2020 14:25

La UCO acoge la primera reunión del proyecto IMPROVEMENT sobre edificios públicos de balance energético cero

Escrito por UCC+i
El vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad, Antonio Cubero, (centro), durante la presentación del proyecto IMPROVEMENT. El vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad, Antonio Cubero, (centro), durante la presentación del proyecto IMPROVEMENT.
La Universidad de Córdoba, la Junta de Andalucía y el Centro Nacional del Hidrógeno, entre otros, forman parte de este proyecto Interreg Sudoe para conseguir edificios públicos de consumo cero bajo criterios de alta calidad y continuidad de suministro 

El Rectorado de la Universidad de Córdoba ha acogido hoy el primer encuentro de socios del proyecto europeo IMPROVEMENT, cofinanciado por el Programa Interreg Sudoe, a través del cual se desarrollarán los elementos necesarios para el despliegue de una nueva generación de microrredes renovables combinadas de frio, calor y electricidad basadas en sistemas avanzados de gestión de energía con almacenamiento híbrido apoyadas en hidrógeno, baterías y super condesadores. Estos sistemas se desarrollarán utilizando técnicas de control predictivo que garanticen la integración de las energías renovables y la mejora de la eficiencia energética de los edificios públicos para su reconversión en edificios de balance energético cero (nZEB).
El acto ha sido inaugurado por el vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad de la Universidad de Córdoba, Antonio José Cubero, el delegado del Gobierno en Córdoba, Antonio Repullo, la 2ª teniente de alcalde delegada de Cultura, Patrimonio Histórico e Innovación del Ayuntamiento de Córdoba, Blanca Torrent y el director del Centro Nacional de Experimentación de Tecnologías del Hidrógeno y Pilas de Combustible, Emilio Nieto, entidad que lidera el proyecto.
El vicerrector de Infraestructuras de la Universidad de Córdoba ha querido subrayar el compromiso firme de la institución con la sostenibilidad. Por ello, “proyectos estratégicos como este son claves de cara al futuro, ya que el desarrollo de sistemas de suministro que logren el objetivo de cero emisiones son una demanda con la que debe estar comprometida toda la sociedad”.
Concretamente, la Universidad de Córdoba será la responsable de desarrollar un sistema de control de potencia para microrredes con altos requisitos de calidad de suministro basado en una red de sensores inteligentes IoT (Internet de las cosas) y colaborará con la Universidad de Castilla La Mancha en la definición global de la arquitectura del sistema, su dimensionado básico y el alcance de los pilotos a desarrollar.
Durante la reunión del proyecto, cuyo coordinador en la Universidad de Córdoba es el profesor Antonio Moreno, han acudido el resto de socios que integran el consorcio. En él participan además la Secretaría General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía, que analizará el marco regulatorio proponiendo las recomendaciones necesarias para facilitar su adopción en nuestra región; la Agencia Andaluza de la Energía, que analizará la aplicabilidad y los requerimientos de las soluciones propuestas, participará en su validación, una vez desarrolladas, y elaborará planes específicos para implementar los resultados del proyecto a través de la Red de Energía de la Junta de Andalucía (REDEJA);  la Ecole Nationale Supérieure de Mecànique et Aèrotechnique y la Université de Perpignan (Francia), que se encargará del desarrollo de los sistemas de gestión de energía para microrredes con almacenamiento híbrido bajo criterios de degradación mínimos y priorización del consumo renovable, mediante la realización de algoritmos avanzados; el Instituto Superior Técnico de Lisboa y el Laboratorio Nacional de Energía e Geología (LNEG), de Portugal.
El delegado de Gobierno en Córdoba, Antonio Repullo, ha destacado la importancia que este proyecto tiene para el desarrollo de las energías renovables en Andalucía. En este sentido, ha subrayado que “el futuro de la energía pasa por el ahorro, la eficiencia energética y el uso de energías renovables y, para todo ello, las microrredes que integran la generación renovable y el almacenamiento son imprescindibles.
Por su parte, la 2ª teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Blanca Torrent, ha subrayado la apuesta del Consistorio por aquellas iniciativas que mejoren la calidad de vida de las personas y la sociedad. Por eso, ha querido “reiterar nuestra alianza y apoyo con el conocimiento como factor clave y base del emprendimiento en nuestra ciudad”.
El Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2), además de coordinar el proyecto, será responsable de uno de los dos pilotos (en su plataforma experimental de microrredes) donde se testearán e integrarán las diferentes soluciones técnicas ideadas en IMPROVEMENT. El otro piloto, ubicado en Lisboa, es responsabilidad del Laboratorio Nacional de Energía e Geología (LNEG), que Integrará los sistemas de generación de calor / frío renovable en una microrred para la conversión de un edificio público existente en uno de balance energético cero.
El director del CNH2 ha agradecido, en nombre de todo el consorcio, “el apoyo total de las administraciones y el fantástico recibimiento y organización de este kickoff del proyecto, siendo la implicación de los agentes públicos de muy alto valor añadido, lo que va a facilitar que se desarrolle el proyecto en toda su extensión y con el éxito que se espera”.

Dirigido a edificios con gran consumo energético

La calidad y continuidad del suministro eléctrico son aspectos fundamentales en edificios donde el equipamiento de alta tecnología es predominante y tienen un gran consumo energético para electricidad, calefacción y climatización, como los hospitales, centros de investigación o estaciones de transporte, entre otros. IMPROVEMENT, con un presupuesto de 2,5 millones de euros y una duración de 36 meses, dirigirá especialmente a esta tipología de edificios las soluciones propuestas.
En este sentido, en el Hospital Comarcal de la Axarquía (Velez Málaga), integrado en la Red de Energía de la Junta de Andalucía, se simularán las mejores soluciones que se consigan en este proyecto para convertirlo en un edificio de balance energético cero utilizando componentes pasivos (toldos, ventanas eficientes, asilamiento y orientación adecuadas) y activos (climatización eficiente, suelos radiantes…) e incorporando los sistemas avanzados de gestión y almacenamiento energético que se desarrollen en IMPROVEMENT.
El uso de microrredes combinadas de calor, frio y electricidad permite la reutilización del calor residual de los equipos, al mismo tiempo que dota de flexibilidad al sistema de generación renovable generando frio o calor que es almacenado durante las horas de exceso de generación para ser usado cuando se necesite. De esta forma, se mejora la versatilidad del sistema global de almacenamiento de energía, la eficiencia y la vida útil del mismo.
 
 
Visto 199 veces