El trabajo se mostrará en la exposición ‘Campus Vivo. Investigar en la Universidad’, organizada por MUNCYT y Crue Universidades Españolas

La Comisión Mixta MUNCYT-Crue Universidades Españolas aprobó ayer la resolución de los proyectos seleccionados para la segunda edición de «Campus Vivo. Investigar en la Universidad» que se celebrará a partir de octubre en el Museo de Ciencia y Tecnología de A Coruña. Se trata de una exposición con una duración aproximada de un año integrada por ocho proyectos entre los que ha sido elegido un trabajo de la Universidad de Córdoba en la categoría ‘Avances Científico-Tecnológicos’ sobre algas y bacterias descontaminantes.

El test puede usarse para hacer un seguimiento de las dosis terapéuticas, para casos de intoxicación por sobredosis o a nivel forense

Un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba ha diseñado una herramienta que permite detectar antidepresivos en muestras de orina a bajas concentraciones. Este nuevo método está basado en el desarrollo de un nuevo material, diseñado a partir de nanotubos de carbono, en el interior de una punta de pipeta de las que normalmente se utilizan en un laboratorio de análisis.

Juan Román Raya, cordobés de 22 años, obtuvo una puntuación de 118,9315, lo que le permitirá a partir de ahora formarse en especialista en Radiofísica Hospitalaria
El graduado en Física por la Universidad de Córdoba Juan Román Raya ha sido el número uno de la prueba de Radiofísico Interno Residente (RFIR) –el MIR de los Físicos-  en su edición 2017/2018.  Este físico cordobés de 22 años, antiguo alumno del IES Alhaken II de la capital, obtuvo en la prueba de RFIR una puntuación total de 118,9315 lo que equivale a 196 respuestas válidas y 27 errores. 

 

El grupo de investigación Vitenol de la UCO es el responsable de este estudio que contribuye al conocimiento del proceso de crianza biológica de los vinos 

La levadura Saccharomyces cerevisiae ha sido muy estudiada por sus  aplicaciones comerciales en la industria del pan, en la elaboración de bebidas alcohólicas, en la obtención de combustibles como el  bioetanol y también por su interés como modelo genético para el estudio de las células eucariotas. Sin embargo, hasta la fecha sólo se ha descrito la función de alrededor del 10% de sus genes.

La actividad fruto de un acuerdo con la empresa ha permitido la obtención cuatro tipos: blanco, rosado, tintos jóvenes y tinto para crianza

Alumnado de Grado de Enología de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes han participado en la elaboración de diferentes tipos de vino en la campaña correspondiente al año 2017. Estos han sido calificados de alta calidad por enólogos renombrados de la zona de Montilla Moriles, particularmente los vinos tintos, en especial el destinado a crianza que posee un excelente potencial de mejora con el tiempo. Esta iniciativa es fruto de la colaboración entre la empresa privada y los grupos de investigación de la Universidad de Córdoba y, en concreto, de la prórroga del acuerdo “Ensayos de vinificación con variedades de uva cultivadas en la sierra de Córdoba” suscrito en 2015 entre la empresa Consumibles Mezquita y el grupo de investigación de Vitenol de la UCO. 

 

Un equipo de investigación de la UCO estudia la influencia que la presión del dióxido de carbono ejerce sobre el metabolismo de las levaduras durante la segunda fermentación en la elaboración del vino espumoso

Durante la fermentación alcohólica, las levaduras transforman el azúcar en etanol y gas CO2. Este gas forma las pequeñas burbujas que distinguen a los vinos espumosos de otros vinos llamados “tranquilos”. Los vinos espumosos de alta calidad se elaboran según el método tradicional, que requiere de una segunda fermentación alcohólica de un vino base,al que se añade azúcar y levaduras, en botella cerrada, seguida de un tiempo de envejecimiento en contacto con las lías. Este método fue descrito por primera vez por el monje benedictino Dom Pierre Pèrignon (1638-1715). Cuando se añade azúcar a un vino y se realiza una segunda fermentación en un recipiente abierto, el C02 producido se desprende al ambiente, sin embargo, cuando esta fermentación se realiza en un recipiente o botella cerrada, se genera una presión de CO2 que afecta al metabolismo de las levaduras. 

Página 11 de 23