Numerosas fábricas ya usan la impresión 3D para crear piezas.

La Universidad de Córdoba ha estudiado cómo hacer que se limpien solas.

Las superficies autolimpiantes se utilizan en cristales de edificios y en señales de tráfico

Las mejores superficies son las pocas rugosas y las que repelen el agua

Las gotas de agua pueden rodar por la superficie y arrastrar la suciedad

También han creado modelos para conocer las características auto-limpiantes de una pieza antes de imprimirla

Las personas que trabajan en las fábricas sabrán qué valores ajustar en la impresora para obtener una superficie que se limpie sola

Publicado en Lectura Fácil

Un grupo de investigación analiza la rugosidad y la capacidad de repeler el agua de las superficies impresas en 3D y crea modelos de predicción para su implantación en la industria

Publicado en Tecnología