martes, 24 de mayo de 2016

Descubren nuevos mecanismos cerebrales de control de la pubertad



 

descubren nuevos mecanismos cerebrales de control de la pubertad 
Colaboran en un estudio internacional que pone de manifiesto el papel de pequeñas moléculas reguladoras en la maduración puberal y abre la puerta al desarrollo de nuevas terapias en el tratamiento de la infertilidad y distintos trastornos de la adolescencia
Córdoba, 23 de mayo de 2016.- Investigadores del Grupo de Regulación Hormonal del Balance Energético, la Pubertad y la Reproducción del IMIBIC, y de la Universidad de Córdoba (UCO), dirigido por el doctor Manuel Tena-Sempere, han participado en un estudio internacional que pone de manifiesto nuevos mecanismos moleculares por los que el cerebro regula de manera muy precisa la maduración puberal.
Este estudio, publicado en la prestigiosa revista Nature Neuroscience, bajo la coordinación del doctor Vincent Prevot y su equipo de Laboratorio de Desarrollo y Plasticidad Neuroendocrina de la Universidad de Lille (Francia), es el primero en identificar el papel clave de unas pequeñas moléculas reguladoras, llamadas microRNAs, en el control de la función de una población de neuronas clave en la maduración puberal, denominadas GnRH. 
Estas neuronas, que son indispensables para alcanzar la pubertad y adquirir una capacidad reproductora adecuada en la edad adulta, presentan unos patrones característicos de activación durante la transición juvenil-puberal. A través del empleo de modelos preclínicos y diversos abordajes experimentales, el trabajo publicado muestra el papel fundamental de los microRNAs (secuencias cortas de nucleótidos que participan en la regulación de la expresión génica y por ello de numerosos sistemas fisiológicos) en este proceso.
En concreto, en este trabajo publicado en Nature Neuroscience, el doctor Tena-Sempere y sus colaboradores, los doctores Juan Roa y Francisco Gaytán, han contribuido con el desarrollo y caracterización de nuevos modelos, que han permitido demostrar el papel esencial de los microRNAs en las neuronas GnRH para una maduración puberal completa.
El grupo investigador dirigido por el doctor Tena-Sempere, que está también adscrito al Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) del Instituto de Salud Carlos III, ha desarrollado diversos estudios  experimentales dirigidos a comprender los mecanismos de control de la pubertad y su modulación por diversas señales, especialmente metabólicas. En este contexto, los datos ahora publicados representan un avance sustancial desde un punto de vista fisiopatológico, ya que señalan a los microRNAs como posibles responsables de alteraciones de la pubertad y el eje reproductor, y abre la puerta al desarrollo de nuevas terapias, dirigidas a manipular dichos microRNAs, en el tratamiento de la infertilidad y distintos trastornos puberales. 
Este avance es muy relevante, máxime si se considera que las alteraciones de la pubertad y la fertilidad parecen mostrar una frecuencia creciente en países desarrollados como el nuestro, y que cambios en la edad de la pubertad pudieran constituir un factor de riesgo para el desarrollo de diversas enfermedades en etapas posteriores de la vida.
Referencia: A microRNA switch regulates the rise in hypothalamic GnRH production before puberty. Messina A, Langlet F, Chachlaki K, Roa J, Rasika S, Jouy N, Gallet S, Gaytan F, Parkash J, Tena-Sempere M, Giacobini P, Prevot V. Nature Neuroscience 2016 May 2. Doi: 10.1038/nn.4298

Los doctores Manuel Tena-Sempere (sentado) y Juan Roa

 

Investigadores del Grupo de Regulación Hormonal del Balance Energético, la Pubertad y la Reproducción del IMIBIC, y de la Universidad de Córdoba (UCO), dirigido por el doctor Manuel Tena-Sempere, han participado en un estudio internacional que pone de manifiesto nuevos mecanismos moleculares por los que el cerebro regula de manera muy precisa la maduración puberal.

 

Este estudio, publicado en la prestigiosa revista Nature Neuroscience, bajo la coordinación del doctor Vincent Prevot y su equipo de Laboratorio de Desarrollo y Plasticidad Neuroendocrina de la Universidad de Lille (Francia), es el primero en identificar el papel clave de unas pequeñas moléculas reguladoras, llamadas microRNAs, en el control de la función de una población de neuronas clave en la maduración puberal, denominadas GnRH.

 

Estas neuronas, que son indispensables para alcanzar la pubertad y adquirir una capacidad reproductora adecuada en la edad adulta, presentan unos patrones característicos de activación durante la transición juvenil-puberal. A través del empleo de modelos preclínicos y diversos abordajes experimentales, el trabajo publicado muestra el papel fundamental de los microRNAs (secuencias cortas de nucleótidos que participan en la regulación de la expresión génica y por ello de numerosos sistemas fisiológicos) en este proceso.

 

En concreto, en este trabajo publicado en Nature Neuroscience, el doctor Tena-Sempere y sus colaboradores, los doctores Juan Roa y Francisco Gaytán, han contribuido con el desarrollo y caracterización de nuevos modelos, que han permitido demostrar el papel esencial de los microRNAs en las neuronas GnRH para una maduración puberal completa.



El grupo investigador dirigido por el doctor Tena-Sempere, que está también adscrito al Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) del Instituto de Salud Carlos III, ha desarrollado diversos estudios  experimentales dirigidos a comprender los mecanismos de control de la pubertad y su modulación por diversas señales, especialmente metabólicas. En este contexto, los datos ahora publicados representan un avance sustancial desde un punto de vista fisiopatológico, ya que señalan a los microRNAs como posibles responsables de alteraciones de la pubertad y el eje reproductor, y abre la puerta al desarrollo de nuevas terapias, dirigidas a manipular dichos microRNAs, en el tratamiento de la infertilidad y distintos trastornos puberales.

 

Este avance es muy relevante, máxime si se considera que las alteraciones de la pubertad y la fertilidad parecen mostrar una frecuencia creciente en países desarrollados como el nuestro, y que cambios en la edad de la pubertad pudieran constituir un factor de riesgo para el desarrollo de diversas enfermedades en etapas posteriores de la vida.

A microRNA switch regulates the rise in hypothalamic GnRH production before puberty. Messina A, Langlet F, Chachlaki K, Roa J, Rasika S, Jouy N, Gallet S, Gaytan F, Parkash J, Tena-Sempere M, Giacobini P, Prevot V. Nature Neuroscience 2016 May 2. Doi: 10.1038/nn.4298

Publicado el 24 de mayo de 2016 a las 11:10 en Biomedicina y Salud

Últimas Noticias

Destacadas

Agenda y Convocatorias

Octubre de 2017
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Blogosfera de Ciencia