La segunda trama de la Segunda parte: el fantasma de la culpabilización demonológica de los dos héroes (Tramas del Quijote —IV—)

Contenido principal del artículo

Pierre DARNIS

Resumen

“¡Cuán ciego es aquel que no ve por la tela de cedazo!”, declara don Quijote al principio del la Segunda parte. Naturalmente, la lucidez es un principio de lectura; pero, para nosotros, no es siempre fácil leer una obra de la Primera Edad Moderna. Por lo que al texto de 1615 se refiere, ser un “buen entendedor” supone captar la incoherencia implícita entre el Merlín de la cueva manchega y el de la burla aragonesa. Al lado de la trama principal y caballeresco-berberisca del Segundo Quijote, Cervantes imprimió en filigrana un segundo recorrido de lectura (el de los duques), de signo contrario y de indudable pátina antibrujeril.

Detalles del artículo

Número
Sección
Miscelánea