Patrocinio y mecenazgo

La captación de recursos mediante patrocinio y mecenazgo en las universidades públicas, debe perseguir dos claros objetivos: por un lado, aumentar la proyección social de los proyectos que se realizan en la Universidad y, por otro, estrechar las relaciones con el entorno empresarial e institucional, así como con el territorio.

Podemos definir el patrocinio a la universidad como una acción de comunicación, con fines publicitarios y comerciales, mediante la cual una institución apoya una actividad o proyecto universitario, con la intención de obtener a cambio unas contraprestaciones o beneficios por la aportación realizada.

Por otro lado, una definición de mecenazgo a la universidad podría ser el apoyo financiero o material hacia una universidad para el desarrollo de actividades con un carácter de interés general, sin contrapartida directa por parte del mecenas.

La legislación española regula el patrocinio en la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad (LGP), en cuyo artículo 24 habla del “contrato de patrocinio”. Por su parte, la actividad de mecenazgo en actividades de interés general viene regulada por la vigente Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.