R e g i s t r a r s e
Imprimir
Lección 12. Macrominerales II

Lección 12. Macrominerales (continuación), El Magnesio, su importancia, el Cloro, Sodio, Potasio, su importancia. El azufre, su importancia.

 

Magnesio.

 

Se encuentra muy relacionado con el calcio y fósforo, la relación Ca/Mg de los huesos es 55/1. El cuerpo contiene un total de 24 gramos; el 60% se localiza en el esqueleto y el 40% restante en los tejidos blandos y líquidos orgánicos. Es el activador enzimático más común (por ejemplo en las reacciones las que interviene el TPP, AMP, ATP). Es necesario en la fosforilación oxidativa del ATP por lo tanto interviene en el metabolismo de todos los principios inmediatos. Es un catión preferentemente intracelular, en la sangre el 75% se encuentra en los eritrocitos.

 

Los cereales integrales, concentrados proteicos de origen vegetal, frutos secos, vegetales verdes, legumbres, chocolate suelen ser buenas fuentes de magnesio. En los vegetales se encuentra generalmente ligado a la clorofila de la que se separa en el medio ácido de los estómagos.

 

Se absorbe en el intestino delgado y en el intestino grueso de los monogástricos. Niveles altos de potasio, amoníaco y fosfatos dan lugar a interferencias en su absorción. En los rumiantes la absorción ruminal es baja debido a la interferencia que ejerce el potasio, sin embargo la absorción una vez superado el rumen no se ve afectada.

 

Síntomas de deficiencia.

 

Se han observado síntomas de deficiencia exclusiva de magnesio en muchos animales. En terneros mantenidos a base de leche hasta los 50-70 días de edad se observaron trastornos, tetania y a veces muerte debido a que la leche tiene bajo contenido en magnesio.

 

Tetania hipomagnesémica. Se conoce con diferentes denominaciones como tetania del magnesio, tetania de la lactación, tetania de la hierba, vértigo de los pastos, aunque la mayoría se han desechado porque las causas no guardan relación con el nombre. En forma aguda los niveles de magnesio en sangre descienden con tanta rapidez que las reservas orgánicas no pueden movilizarse. Los síntomas característicos son nerviosismo, temblores, contracciones de los músculos faciales, paso vacilante y convulsiones, debido principalmente al descenso de magnesio en líquido cefalorraquídeo. No se conoce la causa exacta aunque la deficiencia de magnesio en la ración es un factor importante. Parece ser que la verdadera razón es un desequilibrio interno entre cationes y aniones. Se puede prevenir administrando mezclas minerales ricas en magnesio o fertilizando con abonos que contengan este elemento.

 

El exceso de magnesio es extremadamente raro. Dietas ricas en caliza dolomítica en aves, reduce el crecimiento en pollos, disminuye la producción de huevos y el grosor de la cáscara.

 

El Sodio, potasio y cloro.

 

Se estudian conjuntamente por realizar funciones semejantes y simultáneas. Están presentes en los líquidos orgánicos y tejidos blandos. Participan en la regulación osmótica de los líquidos del organismo y en el mantenimiento del equilibrio ácido-base. Controlan el metabolismo del agua. Son esenciales en múltiples sistemas enzimáticos y participan en la conducción y transmisión de los impulsos nerviosos y musculares. Se presentan de forma habitual en las raciones de los animales por lo que no se suelen producir deficiencias.

 

Sodio.

 

Se suele encontrar como catión extracelular de los líquidos corporales. Es el principal catión del plasma. En la leche se presenta en menor cantidad que el potasio. Contribuye a regular el volumen de fluidos, pH y osmolaridad.

 

En exceso afecta a los riñones, corazón y presión arterial (sube).

 

Potasio.

 

Catión intracelular, presente en los músculos y tejido nervioso, regula pH y osmolaridad. Interviene en el metabolismo de proteínas, lípidos y carbohidratos. Esencial para el automatismo cardíaco. En comparación con el sodio hay mayor cantidad en leche y menos en sangre y en esta se encuentra en mayor cantidad dentro de los eritrocitos y en menor proporción en el plasma.

.

Frutas (banana, naranja, pomelo, mandarina, manzana), cereales, vegetales (espinacas), legumbres son fuentes de potasio.

 

Su deficiencia de asocia a situaciones como la malnutrición proteico-calórica, acidosis, vómitos y diarreas. La hiperpotasemia (aumento de Potasio en plasma) se manifiesta por síntomas neuromusculares, debilidad muscular, alteraciones electrocardiográficas y arritmias cardíacas.

 

Cloro.

 

El Cloro es el principal anión del líquido extracelular, presente en el jugo gástrico en forma de ácido clorhídrico. Participa junto a los anteriores en el mantenimiento del equilibrio ácido-base y en la regulación de la presión osmótica.

 

La principal fuente es la sal común. Este mineral se encuentra ampliamente en la naturaleza y en la dieta habitual. Existen muy pocas probabilidades de deficiencia en una persona sana.

 

Se absorbe con facilidad en el tubo digestivo, gran parte es de origen endógeno y se elimina por la orina, las heces y el sudor.

 

Aporte en los alimentos y regulación metabólica.

 

Los forrajes son más ricos en potasio que los concentrados, aunque no se suelen presentar deficiencias salvo en ocasiones muy especiales. La suplementación se realiza con sal común.

 

El exceso de cloro hace que se produzca acidosis, en caso de exceso de sodio alcalosis. La relación entre Na y Cl tiende a la unidad. La razón K/Na no es importante.

 

El aumento de la cantidad de potasio puede dar ocasionar una deficiente utilización del magnesio (Hipomagnesemia, tetania de la hierba).

 

La deficiencia en sodio determina un descenso de la presión osmótica que origina la deshidratación del organismo. El exceso de ClNa y la falta de agua acarrea problemas de aumento de la presión osmótica, aumenta la tensión arterial, problema frecuente en humana.

 

En caballos de deporte o sometidos a sobreesfuerzo se produce una pérdida importante por el sudor.

 

Azufre.

 

La importancia del azufre radica en su presencia en los aminoácidos azufrados cistina, cisteína y metionina.

 

Está presente en forma de sulfatos en la sangre. La lana es rica en cistina y contiene alrededor del 4% de azufre. Forma parte de compuestos biológicos importantes como la tiamina y la biotina, la insulina, el glutatión, el coenzima A, la condroitina. En todos estos compuestos parece ser que el azufre proviene de los aminoácidos azufrados.

 

No existen problemas de deficiencia de S en el organismo siempre que el suministro proteico sea el adecuado. Si se dieran carencias de aminoácidos azufrados en la ración la deficiencia podría ser parcialmente cubierta con S inorgánico.

 

Si se produce un exceso en las cantidades recomendadas se puede interferir en la absorción de otros minerales como el Mn o el Zn.

 

La excreción se produce en forma de sulfúrico por la orina y en forma de taurina por la bilis.

 R e g i s t r a r s e
   ©  F r a n c i s c o  U r e ñ a  (Grupo CIM)