Diez falsos mitos del deporte

laura_ester_penalty

Lo prometido es deuda, y en este miércoles de la última semana de actividad del blog, antes de las vacaciones de verano, toca cerrar, al menos una primera entrega, de los Falsos Mitos del Deporte. Han sido diez miércoles, cada uno con su falso mito, ininterrumpidos, y en el úndecimo, el resumen de todos ellos, incluyendo cúal es la realdidad de cada uno:

Falso Mito número 1: “Sudar adelgaza”.
Realidad:  Forzar la sudoración, afecta al correcto estado de hidratación y hace peligrar tu salud, pero no se pierde ni un gramo de grasa. El sudor es un mecanímo automático de protección contra la temperatura exterior. Efectivamente, cuando se suda se pierdes peso. Pero se recupera inmediatamente, al reponer los líquidos (imprescindibles para la salud y el rendimiento) que se han perdido con la excesiva sudoración.

Falso Mito número 2: “Las abdominales de toda la vida”.
Realidad: Manteniendo una alineación corporal correcta aumentará la efectividad del ejercicio, aumentando el rendimiento y disminuyendo el riesgo de lesión. Para ello debemos de manenter la cabeza relajada, con la mirada en un ángulo de 45º, la columna debe realizar una flexión dorsal, rodillas flexionadas, al elevar la parte superior del tronco la zona lumbar siempre quedara en contacto con la superficie, elevamando el tronco tan solo 30º grados y expulsando el aire en esa fase concéntrica.

Falso Mito número 3: “Estirar siempre es bueno”.
Realidad: Hay que hacerlo en el momento adecuado, y de la forma correcta. Lo que sí se puede afirmar en resumen es: que no se debe estirar en frío, no se debe forzar, ni llegar al dolor, maneter la respiración relajada, mejor sin rebote, y evitar los músculos muy doloridos.

Falso Mito número 4: “El ejercicio permite comer lo que se quiera”.
Realidad: El deporte practicado de forma saludable debe apoyarse en una alimentación equilibrada y un correcto descanso, para tener una vida saludable. Cuanto más ejercicio se realiza, más energía es necesaria y más calorías se consumen al día, pero si se come más de la cuenta, no sólo no se perdera peso sino que se ganará.

Falso Mito número 5: “El deporte es solo para deportistas”.
Realidad: No hay excusa ni mito hoy que nos impida movernos, de manera saludable, divertirnos, esforzarnos por alcanzar objetivos, motivarnos para llevar una dieta correcta, relacionarnos con otras personas con un interés común, y, por supuesto, educarnos en los grandes valores que el deporte, bien entendido, puede reportarnos a todos. La gran variedad de actividades físico-deportivas, permite su práctica a todo tipo de personas, edades, sexo, capacidad, situación física, mental, etc.

Falso Mito número 6: “Combatir las agujetas con remedios caseros”.
Realidad:  Las agujetas son dolor postesfuerzo producido por inflamación muscular. Para evitarlas, ante una nueva actividad física, es importante realizar un buen calentamiento y empezar con poca intensidad. Si aún así al día siguiente aparecen las agujetas y son muy dolorosas, es aconsejable consultar con el médico la opción de tomar un antiinflamatorio para calmar el dolor, poner hielo y, sobre todo, realizar el mismo ejercicio a poca intensidad para limpiar tus músculos. En todo caso, recomendar paciencia, pues los especialistas y la experiencia nos dicen que tras 72 horas, el dolor/molestias terminarán

Falso Mito número 7: “Cualquier ejercicio es saludable”
Realidad: La práctica deportiva saludable debe ser segura, de intensidad moderada, compatible con nuestra edad, estado de salud, con nuestra vida profesional y familiar, estar acompañada de una dieta sana, y un descanso reparador.

Falso Mito número 8: “El deporte distrae de los estudios”
Realidad: El deporte contribuye a la educación integral de la persona, no sólo a la física, que es evidente, además le aporta valores y habilidades, o se los refuerza, muy necesarios en la formación de las personas.

Falso Mito número 9: “Mientras más ejercicio, mejor”
Realidad: El ejercicio y la actividad física en general es positiva para nuestra salud siempre que se realice dentro de los parámteros saludables, con la frecuencia, intensidad y duración razonables, con los periodos de descanso y recuperación necesarios, pues las consecuencias de ir más allá del límite pueden ser muy perjudiciales.

Falso Mito número 10: “El deporte siempre educa”
Realidad: El deporte educa, cuando se tiene un plan educativo, en un centro o una entidad y con profesionales que dirigen la actividad deportiva a ese fin, por encima de objetivos deportivos o intereses profesionales. Utilizemos pues el deporte para que nuestros estudiantes crezcan personal y profesionalmente, y que los valores deportivos ayuden a construir una sociedad mejor.

Este es un resumen. Pueden leerse todas las entradas completas de los Falsos Mitos del Deporte, en este enlace.

 

Imagen de cabecera: Aprovechamos para ilustrar la entrada como pequeño homenaje a la selección española femenina, campeona del mundo de waterpolo la semana pasada en Barcelona, con una fotografía de un momento clave, una espectacular parada de un penalty en la final frente a Austraila de Laura Ester, la portera española. Vista en la galería de imagenes de la final de elpais.com.