Búsqueda avanzada

			
Con todas las palabras
Con la frase exacta
Con alguna de las palabras   
calendar calendar
Viernes, 15 de Diciembre de 2017 14:46

Una empresa de Rabanales 21 consigue aumentar un 40% la producción de uva con productos de residuo cero

G.C. - M.N.
Califica este artículo
(0 votos)
Imagen de la finca O Aforado Imagen de la finca O Aforado

Séneca Green Catalyst ha aplicado su protocolo de tratamiento para el cultivo de la vid en la finca O Aforado, de la Denominación de Origen Rías Baixas

La empresa cordobesa Séneca Green Catalyst, ubicada en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba, Rabanales 21, ha desarrollado un protocolo de tratamiento para el cultivo de la vid que consigue aumentar la producción de uva y el nivel de azúcar en el fruto, sin generar residuos.

Este sistema se ha aplicado durante el último año en una finca de la Denominación de Origen (DO) Rías Baixas, concretamente en la finca O Aforado, y ha permitido mejorar la sanidad de la planta y aumentar la producción hasta en un 40%. Además, este método ha permitido incrementar el contenido de azúcar en la uva un 20% con respecto al año anterior.

Según ha manifestado Guillermo Gándara, responsable de la bodega O Aforado, la aplicación del protocolo de tratamiento propuesto por la empresa cordobesa ha permitido aumentar la producción y los grados brix en viñas, "incluso en plantas afectadas por el virus del enrollado de la vid, cuyas consecuencias son precisamente la reducción de la producción y del contenido de azúcar en la uva".

El objetivo de los protocolos desarrollados por la empresa cordobesa para diferentes cultivos es el de maximizar la rentabilidad de las empresas agrícolas. Los protocolos se basan en la aplicación de diferentes productos de residuo cero como bioestimulantes orgánicos.

En la cosecha de 2017, después de aplicar durante un año las directrices diseñadas por Séneca Green Catalyst, además de las ventajas subrayadas, también se ha obtenido más kilogramos de mosto por kilogramo de uva. A estas mejoras, habría que sumar la de la floración y el cuajado de la vid.

El protocolo de tratamiento específico para el cultivo de la viña "va dirigido a la formación de un gran sistema radicular, a la defensa natural de la planta frente a agentes patógenos y a la mejora de la asimilación de los nutrientes presentes en el suelo, con el fin de reducir el consumo de abonos inorgánicos ", según ha explicado el director de Séneca Green Catalyst, Alejandro Posadillo. Por otro lado, se trabaja también en la floración, en el cuajado de los frutos y en la formación de azúcares.

La finca O Aforado es una de las primeras viñas de albariño de la región de El Rosal, en Pontevedra. La viña ocupa un total de seis hectáreas de terreno predominantemente calizo y cuenta con un microclima de temperaturas suaves a lo largo de todo el año.