Perfiles e Itinerarios

No es la diversidad la que hace difícil la vida sino la forma de pensar y actuaciones de los demás

Perfiles e Itinerarios

El Máster en educación Inclusiva incluye dos perfiles, Investigador y Profesional. Cuenta con tres posibles itinerarios dentro de cada perfil: Convivencia y Cultura de Paz, Educación Intercultural y Estudios de Género e Igualdad.

Perfiles

El estado de la formación y de la investigación en Europa es, en general, mejor que el identificado en España. Así lo demuestran las numerosas propuestas de formación y los resultados de investigación publicados en fuentes destacadas (por ejemplo, en la revista Intercultural Education, o en otras interdisciplinares como International Journal of Intercultural Relations, Journal of Ethnic and Migration Studies, International Migration, Journal of Intercultural Communication, etc.) y en reuniones científicas (por ejemplo, en el último congreso de la Asociación Europea de Investigación Educativa –ECER 2008– se presentaron 64 papers en las sesiones de la Red 7 –Justicia Social y Educación Intercultural–, además de otro número aún mayor que no pudo llegar a debatirse por desbordar la temporalización del congreso). No obstante, otros indicadores no son tan favorables. En los Programas-Marco 4º, 5º, 6º y 7º de la Unión Europea se han financiado 2378 proyectos en el área de educación y formación, de los cuales únicamente 39 versan sobre aspectos educativos en contextos multiculturales (el 1,6% del total) (CORDiS, 2008). Si Europa toma en serio el gran objetivo de la estrategia de Lisboa, la búsqueda de la cohesión social no puede en ningún caso quedar relegada a un segundo plano, lo que debe traducirse, entre otras actuaciones, en un impulso decidido a la investigación e innovación en la prevención y mejora de la convivencia en contextos de diversidad cultural, vinculando los procesos de generación de conocimiento a los de intervención directa por parte de los agentes que actúen en la multiculturalidad. 

La actual propuesta de Máster se halla al servicio de un doble compromiso investigador y profesionalizador, sin resultar posible desligar ambas dimensiones, y esto lo hace también de manera coherente con la normativización de la actividad profesional de los educadores y educadoras. Así, la Orden de 25 de julio, por la que se regula la atención a la diversidad del alumnado que cursa la educación básica en los centros docentes públicos de Andalucía (BOJA núm. 167, 22-8-2008), arbitra las medidas que posibiliten que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional, así como los objetivos establecidos con carácter general; en este sentido, propone actuaciones de atención a la diversidad general y específicas para cada una de las etapas educativas (primaria y secundaria obligatoria), programas de atención a la diversidad (refuerzo, adaptación curricular y diversificación curricular) y programas de cualificación profesional inicial. Este tipo de preceptos incrementan aún más la necesidad de que los profesionales desarrollen sus competencias en este ámbito.

Itinerarios

Convivencia y Cultura de Paz

Por otra parte, el reconocimiento de las posibilidades de la educación para construir una sociedad más justa y humana, a través del fomento de valores de paz en la convivencia entre las personas y los pueblos, dio lugar, entre otras iniciativas, a la creación de la UNESCO (16 -11-1945) como organización de la ONU (portal.unesco.org) y a los programas e intervenciones específicos promovidos por estas instituciones de los que se han hecho eco los sistemas educativos de diversos países, como España (www.convivencia.mec.es). La realidad del mundo actual no permite cejar en el empeño, sino que urge a aumentar los esfuerzos para hacer frente a las numerosas situaciones de violencia que ensombrecen el presente y amenazan el futuro de la Humanidad. De ahí la consideración en el Informe Delors (1996) de “aprender a convivir” como uno de los cuatro ejes de la educación para el Siglo XXI y la multiplicación de proyectos, experiencias y recursos de educación para la convivencia y la paz en los últimos años (Monclús y Saban, 2008), sobre todo desde la Declaración y Programa de Cultura de Paz de la Asamblea General de las Naciones Unidas para los Niños del Mundo (2001-2010).

El profesorado de todos los niveles educativos, junto al resto de agentes de la educación no formal, tienen el desafío de mejorar sus intervenciones para avanzar en la extensión de la cultura de paz, si bien hay datos indicativos de progresos significativos en el tratamiento de la convivencia por parte de los centros escolares de nuestro país: Informe del Defensor del Pueblo: “Violencia Escolar: El maltrato entre iguales en la Educación Secundaria Obligatoria 1999-2006”; avance del 16 de julio de 2008 del Estudio sobre Convivencia Escolar del Observatorio Estatal de Convivencia Escolar. Particularmente, al profesorado universitario le corresponde dos importantes funciones al respecto: (a) ayudar a aumentar y valorar el bagaje de conocimientos y recursos disponibles mediante la investigación, y (b) contribuir a la actualización en estos temas de los educadores y educadoras, facilitándoles el acceso a la información más relevante y el desarrollo de las competencias docentes e investigadoras necesarias. Así lo hace de manera destacada, por ejemplo, la Universidad para la Paz de la Organización de Naciones Unidas, con sede en Costa Rica. El máster que proponemos y, más específicamente, el itinerario de Convivencia y Cultura de Paz surge como una forma de atender estas mismas funciones, a partir de una concepción amplia de paz que comprende la atención a los Derechos Humanos (Fisas, 2002).

Educación Intercultural

Adicionalmente, se trata de un itinerario que responde a una demanda vinculada al contexto en el que se lleva a cabo la formación. En la educación formal, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía establece, como línea prioritaria de formación, la mejora de la convivencia y la resolución pacífica de los conflictos en los centros, y así lo manifiesta en el Decreto 19/2007, de 23 de enero, por el que se adoptan medidas para promoción de la Cultura de Paz y Mejora de la Convivencia en los centros educativos sostenidos con fondos públicos (Boletín Oficial de la Junta de Andalucía de 2 de febrero). En consonancia con este hecho, los centros de profesorado prevén líneas de trabajo sobre cultura de paz (véase, por ejemplo, la oferta formativa del Centro de Profesorado que actúa en el ámbito de la ciudad de Córdoba). Pues bien, el Máster de referencia pretende ofertar una formación de calidad sobre educación para la convivencia y para la paz, abordando interactivamente las dimensiones teórica y práctica, y presentando una visión holística que comprende un amplio repertorio de modelos teóricos y de buenas prácticas educativas.

Estudios de Género e Igualdad

Actualmente, el concepto género como herramienta de análisis científico se ha convertido en una de las claves básicas para comprender e interpretar el mundo que nos rodea y aproximarnos a la estructuración y organización del conocimiento y la cultura a nivel global. Por tanto, en materia de convergencia europea los estudios de género aportan un elemento aglutinador que refuerza vínculos en la llamada Europa del conocimiento (Amorós y De Miguel, 2005).
Además de ser un elemento sociocultural, la diferencia sexual constituye un factor clave que atraviesa las señas identitarias de las personas que conforman una comunidad (Varela, 2005). El modelo de organización social patriarcal, a menudo invisible y muchas veces no consciente, constituye el sustrato sobre el que se construyen las normas, expectativas, interacciones, valores, pautas de comportamiento y roles sociales que, de modo diferenciado, rigen la vida de los hombres y las mujeres. Como indica Simone de Beauvoir (1998) “no se nace mujer, se llega a serlo”. Esta afirmación enfatiza el papel de la educación respecto a lo que entendemos por ser mujer, asumiendo que se trata de un producto cultural construido socialmente. Pero no todas las personas que se dedican a la educación son conscientes del rol jerarquizado que la mujer ha cumplido históricamente y los efectos que la internalización de esta creencia genera en sus elecciones vitales. Se necesita formación y estudios específicos para visualizar, reconocer, tomar conciencia y transformar una injusticia social que no contribuye al disfrute de una verdadera democracia real.
En consonancia con lo expuesto, el itinerario que se propone intenta ofrecer formación y herramientas de investigación feminista, que permita a los y las profesionales interesadas la aplicación de acciones transversales o mainstreaming de género (Lombardo, 2003), en el ámbito laboral donde actúan. Supone, además, unos estudios no abordados en la Universidad de Córdoba que podrían complementar la oferta formativa de Grado y de Posgrado, en el que las enseñanzas específicas de género son muy escasas según los datos recogidos en el I Diagnóstico de Igualdad entre Mujeres y Hombres de la UCO.

 

Referencias

Álvarez Castillo, J. L., y González González, H. (2008). La investigación en educación intercultural. Revista de Ciencias de la Educación, 215, 263-278.

Amorós, C. y De Miguel, A. (2005). Teoría feminista: de la ilustración a la globalización. Madrid: Minerva.

Ayuntamiento de Córdoba (2006). I Plan Municipal de Inmigración 2006-2010. Recuperado de http://www.famp.es/famp/programas/seminarios_cursos_jornadas/ARENA/PLAN%20DE%20INMIGRACION%20DE%20CORDOBA.pdf

Baumann, Z. (2007). Los retos de la educación en la sociedad líquida. Barcelona: Gedisa.

CORDIS (2008). Proyectos de I+D en Programas Marco. Servicio de información Comunitario sobre I+D. Recuperado de http://cordis.europa.eu/es/home.html

Delors, J. (Dir.) (1996). La educación encierra un tesoro. Madrid: Santillana-UNESCO.

Fisas, V. (2002). Los desafíos de mundo contemporáneo y la paz. Ponencia en el I Congreso Hispano-Americano de Educación y Cultura de Paz, Granada, septiembre de 2002.

García López, R. (2002). La educación intercultural y la formación de los profesionales de la educación. Actas del XXI Seminario Interuniversitario de Teoría de la Educación “Globalización, inmigración y educación”. Recuperado de http://www.ucm.es/info/site/docu/21site/a2glopez.pdf.

Garreta Bochaca, J., y Llevot Calvet, N. (2003). El espejismo intercultural. La escuela de Cataluña ante la diversidad cultural. Madrid: Centro de Investigación y Documentación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).

Lombardo, E. (2003). El mainstreaming de género en la Unión Europea. Revista Jurídica de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, vol. 10-15, mayo-diciembre, 6-11.

Ministerio de Ciencia e Innovación (2008). Proyectos de I+D+I. Página web del Ministerio de Ciencia e Innovación. Recuperado de http://www.micinn.es/ciencia/jsp/plantilla.jsp?area=proyectosID&id=21/

Ministerio de Educación y Ciencia (2007). Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica (2008-2011). Página web del Ministerio de Ciencia e Innovación. Recuperado de http://www.micinn.es/planidi/index.html

Monclús, A y Saban, C. (Coords.) (2008). Educación para la paz. Actualidad y propuestas. Barcelona: CEAC.

Nadler, A., Malloy, T. E., y Fisher, J. D. (Eds). (2008). The social psychology of intergroup reconciliation. New York, NY: Oxford University Press.

Palomero Pescador, J. E. (2006). Formación inicial de los profesionales de la educación en pedagogía intercultural: una asignatura pendiente. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 20, 207-230.

Varela. N. (2005). Feminismo para principiantes. Barcelona: Ediciones B, S.A.