Viernes, 15 Marzo 2019 13:56

Una Norma Europea estandariza el proceso para determinar la concentración de polen en aire

Escrito por

La catedrática de Botánica de la Universidad de Córdoba Carmen Galán ha participado en la definición de esta norma común para toda la Unión Europea

Una Norma Europea (EN) regulará, a partir de ahora, el procedimiento a seguir para el muestreo y el análisis continuo de la concentración de polen y esporas de hongos en el aire. La Norma, propulsada por Michael Thibaudon, anterior presidente de la Sociedad Europea de Aerobiología (EAS) y apoyada por el organismo de normalización francés AFNOR describe los procedimientos a realizar por todas las redes y centros de investigación relacionados con las alergias respiratorias y establece el uso de un captador volumétrico tipo Hirst (o método equivalente que asegure datos comparables).

Parte del personal que ha trabajado desde los inicios en la creación de la Norma  Ambient air - Sampling and analysisofairbonepollengrains and fungalsporesfornetworksrelatedtoallergy - VolumetricHirstmethodpertenece a la Red Española de Aerobiología (REA) como es el caso de las investigadoras Carmen Galán y Delia Fernández, de las universidades de Córdoba y León respectivamente. 

Durante la reunión de la REA celebrada hoy en Madrid, Galán y Fernández han presentado este mecanismo que homogeneizará la forma de medir la concentración del polen en aire para toda la Unión Europea. Hasta ahora, el uso de diferentes metodologías para el muestreo y análisis de las partículas biológicas impedía comparar y tener una visión general de contexto entre la red de entidades que trabajan este tema.

La información sobre la concentración de polen y en la atmósfera, no solo juega un papel importante en la Aerobiología, sino también en otras disciplinas y campos de aplicación, como la biodiversidad, agricultura, silvicultura, fitopatología, meteorología, climatología, ciencias forenses, bioterrorismo y salud (sensibilización y alergia); además de constituir un foco de interés público para la ciudadanía, teniendo en cuenta de que en Europa casi el 20% de la población sufre alergias respiratorias debidas al polen o esporas de hongos. 

Un equipo europeo en el que se encuentra la REA ha trabajado desde 2013 en la creación de esta Norma, que ha sido revisada por diferentes organismos del campo de la aerobiología. La supervisión de redes, donde se especifican que los datos de todas las estaciones de muestreo serán almacenados permanentemente en una base de datos depositadas en un centro coordinador de la Red Nacional que tendrá que verificar los datos y comunicarlo a las diferentes estaciones y la cooperación con Hospitales y Centros Clínicos especializados han sido determinantes para el establecimiento de esta guía. 

Ahora sólo queda hacer esfuerzos para promover redes de monitorización de polen y esporas fúngicas en todos los países del continente europeo en donde aún no existan, para que la ciudadanía europea al completo pueda beneficiarse de ello. 

 

Visto 898 veces