Lunes, 23 de Mayo de 2011 13:31

Martínez Sierra recibe el homenaje de tunos de Córdoba y Granada

G.C. - C.M.
Califica este artículo
(11 votos)
La tuna de Medicina de Córdoba durante su intervención La tuna de Medicina de Córdoba durante su intervención GC
El pasado sábado, ante más de un centenar de personas, la Tuna de la Facultad de Medicina llevó a cabo un acto de homenaje al profesor Rafael Martínez Sierra como primer evento del programa elaborado para celebrar su treinta aniversario ,en colaboración con el Colegio de Médicos, y con el que se cerraba la “XV Semana Cultural Galeno”.

La presentación corrió a cargo de Joaquín Ramírez (Onda Cero Radio Córdoba), primer jefe de la Tuna Galena tras su refundación en el año 1981 quien dedicó unas sentidas palabras al protagonista del acto .Lo propio hizo la Antigua Tuna del Distrito Universitario de Granada por voz de su presidente Miguel Márquez, que tras hacer un presente al profesor, y recibir un obsequio de la Tuna Cordobesa, dio un magnífico recital integrado por el pasodoble “Calle Elvira” (Montes/Lito), la canción “Luna de Abril” (Carlos Cano), el clásico de tuna “¡Oh, Maribel” (Villena/Villellas) y dos temas de ejecución sólo instrumental, el pasodoble torero “Camino de Rosas” (José Franco) y el pasacalle “Aires Andaluces nº 2” (Eduardo Lucena) cumplido que dedicaron a Córdoba y resolvieron con maestría.

Entró en escena a continuación  Medicina de Córdoba , que tras interpretar la tonada chilena “Qué bonita es mi tierra” (Bahamonde) y el aria “Nessum Dorma” de la ópera “Turandot” de Puccini, entregó al profesor Martínez Sierra la “Beca de Oro” de la agrupación (dignidad que concede a todo tuno que, por los méritos contraídos para con la Tuna y reconocidos por ella, se haga acreedor a poseerla), un libro con la compilación de los discursos pronunciados durante la celebración o publicados en la revista “Comcordoba”, y la partitura completa de la canción pasacalle “30 Años de Guardia” con letra y música del miembro de la agrupación Rafael Asencio que cuenta con los arreglos del asimismo tuno de Medicina Ignacio Lozano y que fue estrenada in situ. Tras entregar al profesor un cuadro con la portada de su partitura editada e inscrita con el subtítulo “A Don Rafael Martínez Sierra”. La Tuna Galena cerró su actuación con “Viva el Pasodoble" (Manuel Alejandro).

Puso el broche de oro el discurso pronunciado por  Rafael Martínez Sierra en el que, tras hacer una encendida defensa de la tradición escolar española más antigua y rememorar con humor una serie de anécdotas protagonizadas durante su pertenencia a la Tuna del Distrito Universitario de Granada, dijo que “la Tuna completa la instrucción, no sólo haciendo música, poemas o camino, es formadora de criterios, de comprensión y de conducta”, y es que “la Universidad sigue ignorando que la formación humanística es ineluctable para el conocimiento del ser de la naturaleza humana, no sólo imprescindible para hacer la medicina según dijo Fleming, sino para todas las profesiones que integren un compromiso social, que al fin y al cabo son todas”, así “la Tuna te ofrece poder interaccionar con lo inmenso más que si no sales de tu círculo doméstico, y recibir principios individuales y colectivos que no están en los programas de los grados oficiales”. Concluyó asegurando a la Tuna de Medicina que “hoy, cuando nuestra Universidad persigue la capitalidad cultural, constato con orgullo y pena que sois la única agrupación estudiantil institucionalizada que perdura para aportar la dignidad que para tal denominación se requiere, ¡Enhorabuena!”.

Subieron por último las dos tunas al cabecero para entonar “Clavelitos”, dedicándosela a la recién nacida nieta del homenajeado, KarminKa . Posteriormente se ofreció un almuerzo en la Sociedad de Plateros de María Auxiliadora que superó ampliamente las plazas inicialmente concertadas, disfrutando de la conversación y las canciones hasta bien entrada la noche.


Añadir comentario