La Universidad de Córdoba lleva a cabo una política de vigilancia de la salud que tiene como objetivo principal el control y seguimiento del estado de salud de sus trabajadores con el fin de detectar signos de enfermedades derivadas del trabajo y tomar medidas para reducir la probabilidad de daños o alteraciones posteriores de la salud. Esta especialidad actualmente está contratada con la Sociedad de prevención FREMAP.