El Programa NoViCo, Prevención de la Violencia en el Cortejo e Inicio de las Relaciones de Pareja en Educación Secundaria, coordinado por la Dra. Carmen Viejo Almanzor, profesora del departamento de Psicología y miembro del Laboratorio de Estudios para la Convivencia y Prevención de la Violencia (LAECOVI), enfoca sus acciones a desarrollar la competencia sentimental, a la vez que previene el riesgo de comportamientos violentos en la adolescencia.

Este programa surge motivado por la necesidad de una formación específica que fomente cómo construir relaciones saludables y satisfactorias durante la adolescencia. Durante este período comienzan a aparecer las primeras relaciones sentimentales, importantes experiencias con un fuerte impacto emocional en la vida de chicos y chicas; sin embargo, hasta ahora no han sido consideradas como relevantes en la dinámica del contexto escolar. En el marco de un contrato del art. 83 de la LOU (gestionado a través de la OTRI), algunos centros escolares públicos de la provincia de Córdoba, coordinados y bajo las acciones del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, solicitaron el diseño e implementación de un programa de intervención e investigación destinado a desarrollar la competencia interpersonal en el contexto del cortejo y prevenir el riesgo de aparición y desarrollo de patrones de relación violentos.

Se trata de una investigación de carácter psicoeducativo y diseño cuasi experimental, con condiciones control (los grupos en esta condición no participan en ninguna acción específica) y experimental (reciben la intervención y participan en las sesiones de trabajo), y medidas pretest y postest con las que evaluar el programa en el que participaron, aproximadamente, 500 alumnos/as de segundo ciclo de Educación Secundaria Obligatoria de Centros Educativos de la provincia de Córdoba.

El programa está compuesto por seis sesiones de trabajo en las que se tratan aspectos relacionados con las competencias para iniciar relaciones sentimentales -tales como las habilidades de comunicación o la gestión y resolución de conflictos-, con la capacidad para identificar situaciones de violencia en la pareja y desarrollar estrategias para prevenirlas, así como con la habilidad para finalizar una relación si esta no resulta satisfactoria.

Su implementación en los centros educativos estaba prevista entre los meses de febrero y junio de 2020. Sin embargo, la situación propiciada por la COVID-19 afectó al calendario establecido por los centros, de forma que, solo algunos de ellos pudieron completar las sesiones planteadas en todos los grupos participantes. En los demás casos, el programa ha sido interrumpido a mitad de su desarrollo o en sus inicios. En ningún caso ha sido posible llevar a cabo la evaluación completa del programa. A pesar de ello, Carmen Viejo, asegura que el feedback obtenido, tanto de los estudiantes participantes como del resto de la comunidad educativa, fue muy positivo, denotando que es un tema de gran interés para los centros escolares.

Actualmente, el grupo de investigadoras del programa, la Dra. Rosario Ortega-Ruiz, la Dra. Mercedes Gómez, y Dña. Noemí Toledano, junto con la Dra. Carmen Viejo, se encuentra inmerso en la reformulación del programa, estudiando opciones para poder ofrecer algunas herramientas que avancen en la línea de trabajo que lo hacía el programa en su forma original. Se están valorando otras alternativas formativas, debido a la dificultad de acceso a los centros que aún existe por la situación sanitaria, con las que dar respuesta al objetivo inicial de todos los actores involucrados (investigadoras, estudiantes y resto de la comunidad educativa): el desarrollo de la competencia para formar relaciones sentimentales de calidad.