El premio Galileo a la Transferencia del conocimiento, convocado dentro del VI Plan Propio Galileo de Innovación y Transferencia ha recaído en el catedrático de Derecho Administrativo, Manuel Rebollo Puig, así como en el catedrático de Agronomía, Diego Barranco Navero, en la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales y Jurídicas y en la de Ciencias de la Salud, Experimentales y ramas técnicas del saber respectivamente.

 

Estos premios reconocen la trayectoria del personal investigador en cuanto a la realización de actividades relacionadas con la innovación y con la transferencia de conocimiento a la sociedad debido a su influencia en distintos ámbitos. El jurado estaba constituido por D.ª Mª Jesús Mosquera Díaz, Vicerrectora de Política Científica de la Universidad de Cádiz, D. Pedro Jesús Pérez Higueras, Vicerrector de Transferencia del Conocimiento, Empleabilidad y Emprendimiento de la Universidad de Jaén, y D. Daniel Escacena Ortega, Director de Proyectos de la Agencia Andaluza del Conocimiento.

En este sentido, Manuel Rebollo Puig, comenzó su dilatada carrera en la UCO en 1980. A lo largo de la misma ha participado en numerosos proyectos de investigación relacionados con el mundo jurídico y administrativo (La nueva intervención administrativa en la economía: OCM, UE, Estado y Comunidades Autónomas, La intervención administrativa en el sector agroalimentario …). Igualmente, ha participado (a través de la UCO) en convenios con el Instituto Nacional de Consumo o con la Junta de Andalucía en materias como Urbanismo, Medio Ambiente, Contratación, Consumo o creación de la Agencia Tributaria y con las administraciones locales. Además, comprende la autoría de libros sobre la protección de los consumidores, la potestad sancionadora u ordenación pública del comercio interior, entre otros.

Por su parte, Diego Barranco Navero, lleva más de 40 años trabajando en la caracterización y conservación de los recursos genéticos del olivo, así como en la mejora genética de esta especie. Algunos de los múltiples proyectos que ha dirigido son los desarrollados entre la UCO y numerosas empresas e instituciones privadas para la obtención de nuevas variedades de olivo. Ha sido socio promotor de tres empresas de base tecnológica que han explotado patentes o investigaciones desarrolladas por su grupo y ha puesto en marcha el Banco Mundial de Germoplasma de Olivo en la finca Rabanales. Posee una prolífica carrera en publicaciones sobre olivicultura, como por ejemplo el libro El Cultivo del Olivo que con sus 35.000 ejemplares y sus 7 ediciones en español y una en ingles le convierte, probablemente, en el libro agrícola con mayor difusión en España.

El jurado destacó especialmente los méritos de ambos premiados en las distintas facetas de la actividad de Transferencia del Conocimiento, desde la participación en licitaciones nacionales e internacionales, la investigación al amparo del Artículo 83 de la LOU (tanto como investigador principal, como colaborador), la participación en proyectos colaborativos, en patentes, así como en proyectos europeos, hasta la creación de spin-off y su proyección internacional.

Del mismo modo, se reconoce el esfuerzo y dedicación por mejorar e impulsar el conocimiento científico, además de su labor de transmisión a la sociedad, con el propósito de contribuir a un mundo más preparado, justo y moderno en lo que se refiere a las ramas del Derecho Administrativo y de la mejora genética del olivo.