Miércoles, 03 Abril 2019 11:16

El alumnado infantil de Córdoba aprende sobre genética y océanos

Escrito por UCC+i
Proyecto sobre Sylvia Earle Proyecto sobre Sylvia Earle

El proyecto ‘Infa – Ciencia’ de la UCO trabaja las figuras de las científicas Rosalind Franklin y Sylvia Earle con el alumnado de infantil del CEIP Santos Mártires

Rosalind Franklin tenía 30 años cuando generó la fotografía que sería clave para demostrar cómo debía ser la estructura del ADN. Antes de esta ‘Foto 51’ la estructura del ADN era un misterio. A pesar de su aporte para una de las investigaciones más importantes del siglo XX, nunca recibió el Nobel. Con 35 años, Sylvia Earle encabezó el primer equipo de mujeres ‘aquanautas’ en el Proyecto Tektite, en el que vivieron dos semanas sumergidas cerca de las Islas Vírgenes para estudiar las profundidades de la zona.

Con 5 y 3 años los escolares de infantil del CEIP Santos Mártires de Córdoba han tenido la oportunidad de conocer las vidas y aportaciones científicas de Franklin y Earle. Gracias al proyecto ‘Infa – Ciencia. De las niñas de hoy a las científicas de mañana’ llevado a cabo por el grupo de investigación INCIDE (Infancia, Ciudadanía, Democracia y Educación) de la Universidad de Córdoba, financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y con la colaboración de 8 colegios (algunos de ellos pertenecientes a la Asociación RIECU – Red de Infantil, Escuela – Centro de Profesorado – Universidad); Earle y Franklin se han colado en las aulas cordobesas.

Para que el alumnado de 5 años se familiarizase con la genética, un grupo de estudiantes del Grado de Educación Infantil de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO diseñó varias actividades. En la primera de ellas, niños y niñas tuvieron que dibujarse a sí mismos y describirse física y psicológicamente, reflexionando a la par junto con sus familias sobre los rasgos heredados. Posteriormente, construyeron con plastilina y palillos una cadena de ADN, para terminar extrayendo ADN de frutas y observando a través del microscopio. De esta manera, siguieron el proceso natural para conocer un poco de genética partiendo de cero y llegando a valorar el papel de Rosalind Franklin en su desarrollo.

Sylvia Earle fue la protagonista para la clase de tres años, quienes conocieron diferentes características de los océanos a través de esta bióloga marina. El estudiantado encargado de llevar ‘Infa – Ciencia’ a las aulas relacionó la temática con la contaminación marina para que los más pequeños pudieran conocer la importancia de mantener los océanos limpios y cuáles son los efectos de la contaminación. Para ello crearon un mar en el que el alumnado de 3 años tenía que retirar todo aquello que no pertenecía al hábitat marino (botellas, plásticos, etc.) y depositarlo en los contenedores adecuados. Historia de la ciencia, oceanografía y sostenibilidad medioambiental se unieron en esta actividad. Por último, en el taller de padres y madres se realizó un libro sobre Sylvia Earle.

Visto 485 veces