Viernes, 16 Abril 2021 12:18

La Universidad de Córdoba prorroga los criterios de adaptación de la docencia para el curso 2021-22 como consecuencia de la COVID-19 Destacado

Escrito por
Sesión extraordinaria de Consejo de Gobierno celebrada por vía telemática. Sesión extraordinaria de Consejo de Gobierno celebrada por vía telemática. G.C.

Hoy ha tenido lugar la sesión de constitución del Consejo de Gobierno de la UCO tras las elecciones celebradas para elegir a los representantes de los diferentes sectores representados en este órgano.

Hoy ha tenido lugar en sesión extraordinaria la constitución del Consejo de Gobierno de la Universidad de Córdoba tras las elecciones claustrales para elegir a los representantes de los diferentes sectores representados en este órgano de gobierno celebradas el pasado 25 de marzo. Durante la sesión, celebrada por vía telemática, se han renovado los miembros de las comisiones delegadas de Consejo de Gobierno.

El Consejo ha acordado también la prórroga para el curso 2021-22 de los criterios de adaptación de la docencia, según lo aprobado en julio del pasado año, como consecuencia de las restricciones sanitarias derivadas de la COVID-19. El documento prorrogado establece, como en el presente curso, dos escenarios posibles en los que se pueda desarrollar la actividad docente: Uno, que plantea una menor actividad académica presencial en aula como consecuencia de medidas sanitarias de distanciamiento interpersonal que limiten el aforo permitido (Escenario A); y un segundo escenario (B), que contempla la suspensión de la actividad presencial en las clases. Ambos son adicionales al desarrollo normal de la docencia según la presencialidad del Título definida en su memoria de Verificación.

Entre las consideraciones generales, el acuerdo establece que se mantendrá el calendario académico aprobado por Consejo de Gobierno y el horario de clases elaborado por los Centros para cualquiera de las tipologías de enseñanza en las que se pueda desarrollar la docencia, salvo modificaciones puntuales en los horarios semanales derivados de las restricciones de espacios docentes. Igualmente, queda expresamente prohibida la docencia y evaluación fuera del calendario académico aprobado.

Las adaptaciones de la docencia y evaluación previstas según el plan de contingencia para los dos escenarios posibles se recogerán en las guías docentes y se darán a conocer al estudiantado antes del inicio del periodo de matrícula. Con independencia de la tipología de la docencia recibida en cualquiera de los escenarios, el estudiantado recibirá la atención y supervisión necesaria por parte de su profesorado, que deberá reforzarse especialmente en el escenario de docencia no presencial.

La evolución de la pandemia podría requerir medidas de mayor restricción del aforo inicialmente previsto en las aulas y de distancia física entre personas o incluso pudiera ser necesaria la suspensión de la actividad presencial en toda la Universidad o en determinados centros o grupos docentes. Por todo ello, los planes de contingencia previstos deben ser lo suficientemente flexibles como para permitir un cambio ágil entre los dos escenarios posibles. La docencia impartida por videoconferencia (sesiones síncronas) se considera actividad presencial y así se tendrá en cuenta a efectos de la presencialidad recogida en la memoria de Verificación del título. Todas las adaptaciones que se realicen deberán garantizar la adquisición de las competencias y resultados de aprendizaje previstos en los programas de formación.

En el caso de los másteres interuniversitarios, se tendrá en cuenta el plan de contingencia de la Universidad coordinadora.


En el caso de enseñanzas de grado o máster con un alto porcentaje de estudiantado internacional, el plan de contingencia también podrá activarse si las restricciones a los desplazamientos internacionales por motivos sanitarios impiden o dificultan las actividades presenciales.

Entre las actividades no presenciales en cualquiera de los dos escenarios, se podrán programar actividades formativas asíncronas que en ningún caso podrán sustituir a las presenciales en aula o por videoconferencia. En estas últimas, se mantendrá una supervisión e interacción con el estudiantado suficientes para que éste pueda realizar un seguimiento adecuado de la asignatura.

La Universidad de Córdoba mantendrá la oferta formativa para el profesorado de manera que pueda mejorar o reforzar su conocimiento de las metodologías docentes no presenciales, de las herramientas tecnológicas para la docencia y evaluación online y el diseño de actividades formativas en un entorno digital.

Adaptación de la docencia en los planes de contingencia

En el escenario A, se adoptará un sistema multimodal o híbrido de enseñanza que combine, en todo lo posible, clases presenciales en aula y las clases presenciales por videoconferencia (sesiones síncronas), así como actividades formativas no presenciales para el aprendizaje autónomo del estudiantado. Además, el plan de contingencia debe prever la transición a un sistema de docencia exclusivamente online para el caso del escenario B, de suspensión de la actividad presencial. En este escenario se procurará el mayor porcentaje posible de actividad presencial en aula para mantener la máxima adecuación al plan de estudios verificado y reconocer el valor añadido que la asistencia a clase tiene en la formación integral del estudiantado. En este contexto, los Centros pondrán especial énfasis en maximizar la presencialidad en el aula del estudiantado de nuevo ingreso. El tamaño de los grupos que desarrollen su actividad presencial en el aula vendrá determinado por el aforo del espacio docente ajustado aplicando las restricciones establecidas por las autoridades sanitarias.

En toda actividad presencial que se desarrolle en los espacios docentes de la Universidad de Córdoba (aulas, seminarios, laboratorios) se continuará con el control de presencia mediante códigos QR para poder hacer un seguimiento de posibles brotes/contactos estrechos. Se mantienen las medidas orientadas a minimizar los riesgos asociados a la actividad presencial. Entre ellas, el inicio escalonado de las clases en distintas franjas horarias para evitar la concentración de personas en los accesos a las aulas; circuitos de entrada y salida de alumnado y profesorado, así como medidas higiénicas, de distancia interpersonal o el uso de la mascarilla en el aula. En casos de suspensión temporal de la actividad presencial en un Centro por indicación de las autoridades sanitarias, la actividad docente se mantendrá mediante videoconferencia según el horario aprobado por el Centro y lo recogido en el plan de contingencia para el escenario B.

En el caso de que sea necesaria la suspensión de la actividad presencial en las aulas (escenario B), toda la docencia se llevará a cabo de forma online. Los planes de contingencia en este caso tendrán que reflejar la adaptación metodológica correspondiente a los distintos grupos definidos en la guía docente. Las actividades alternativas para los grupos reducidos deben garantizar la adquisición de las competencias de esa asignatura. Se recomienda al profesorado el uso de la videoconferencia que se podrá acompañar con material docente preparado específicamente para facilitar el seguimiento de las clases como diapositivas locutadas o cualquier otra herramienta que el profesorado considere adecuada para reforzar la adquisición de las competencias por parte del estudiantado.

El acuerdo recoge también los criterios para la adaptación de la evaluación a ambos escenarios, así como la defensa de los Trabajos Fin de Grado (TFG) y de Máster (TFM) y de tesis doctorales. En relación con las prácticas externas curriculares, el documento establece que se mantendrán en los mismos términos que estén establecidos en la memoria verificada del título y en los convenios existentes con las entidades colaboradoras. Siempre que las circunstancias lo permitan, y las entidades colaboradoras satisfagan las condiciones sanitarias exigidas, las prácticas curriculares se desarrollarán presencialmente en las entidades colaboradoras.

En el escenario A, si hubiera de limitarse el número de horas de presencia en la entidad colaboradora por limitaciones en el aforo, se combinarán las actividades presenciales con un volumen razonable de resultados de aprendizaje que garanticen una adquisición suficiente de competencias, con otro tipo de actividad (proyectos, memorias, programas formativos, etc.) que puedan ser evaluadas. Si no fuera posible la presencia física en la entidad colaboradora, se procurará que los objetivos formativos se mantengan con actividades en línea desarrolladas con la entidad colaboradora, siempre que ésta lo facilite.

En el caso de que las prácticas curriculares se tengan que interrumpir por necesidades de confinamiento temporal, la adquisición de las competencias podrá completarse mediante el desarrollo de actividades formativas alternativas siempre que se den las condiciones adecuadas para ello. Cuando no sea posible la adaptación de las prácticas a una tipología de enseñanza no presencial, se prorrogará su realización de manera intensiva en aquellos periodos donde la situación sanitaria lo permita.

 

Información adicional

Visto 1556 veces Modificado por última vez en Viernes, 16 Abril 2021 12:28